Vandal

Vandal Game Music

Cada semana, un artículo sobre música de videojuegos.

La 'Rhythmanía' de los juegos musicales

·
Dedicamos un repaso a la trayectoria de los principales creadores sobre juegos de ritmo.

Cuando tratamos la música licenciada le dedicamos algunas palabras a otra vertiente que suele usar también bastantes canciones de artistas externos, pero que por supuesto iba a necesitar su propio apartado. Es el caso de los videojuegos musicales, un género que con el tiempo se ha ido ganando su terreno por centrar las mecánicas de juego en la música.

Hoy hablaremos de algunos de los más importantes, así como de las franquicias que han propiciado, yendo desde los inicios hasta la más reciente fiebre. Aparte de los títulos en sí es importante además hablar de la forma en que cada uno ha abordado ese género, así como del repetorio –original o licenciado– y los creadores que se esconden tras el audio.

La escuela de NanaOn-Sha

Aunque se suele mencionar al famoso Simon de Hasbro como el precursor, y a ese Dance Aerobics de Human Entertainment lanzado en 1987 para NES como una incursión, no hay demasiadas dudas en cuanto a reconocer que el juego de NanaOn-Sha y Sony Computer Entertainment PaRappa The Rapper es el auténtico pilar sobre el que se sustentan todos los videojuegos musicales, el legítimo fundador de un género ahora ya bastante tratado.

Masaya Matsuura no solo fue la mente pensante tras el proyecto, sino también el músico principal junto a Yoshihisa Suzuki, además de ser el fundador del estudio. Puede decirse sabiendo eso y teniendo en cuenta su trayectoria posterior que es el padre de los juegos musicales. La original idea fusiona el arte de Rodney Greenblat con un sistema de juego centrado en el rap y dividido en seis escenarios, con temas tan pegadizos como "Chop Chop Master Onion's", "Instructor Mooselini's" o ese final "I Gotta Believe", todas con la voz del artista Dredd Fox como PaRappa. El álbum fue lanzado por Sony Records en 1996.

El éxito de dicha entrega condujo a otros dos juegos de Masaya Matsuura, que son el genial spin-off para guitarra UmJammer Lammy con su "Fire Fire", y la secuela para PS2 titulada PaRappa the Rapper 2, que incluye más canciones magníficas y originales. Otro de los juegos musicales que nos dejaría Matsuura es Vib-Ribbon, el rompedor título que nos hacía sortear obstáculos con gráficos vectoriales al ritmo de cualquier CD de música.

Konami Games & Music Division

La primera en coger el relevo fue sin duda Konami, que en 1997 con Beatmania inauguraba la que sería su prolífica división de juegos musicales, Bemani. Aquella primera entrega en arcade –posteriormente lanzada en PlayStation– establecería las bases para la fiebre en los salones recreativos japoneses. La idea era la de convertir al jugador en un disc-jockey que debe seguir una serie de combinaciones de ritmo sobre los platos al son de artistas japoneses de electrónica como TOMOSUKE, Hiroshi Watanabe o el interno Naoki Maeda.

El éxito de esta idea condujo a múltiples versiones Mix así como a derivados con la serie Beatmania III o los Beatmania IIDX, que es la que se sigue distribuyendo actualmente. En esencia parten de la misma base que la original pero vienen a ser nuevas generaciones de hardware con añadidos, tanto en la música como en lo referente al concepto de juego.

Bemani continuaría expandiendo su legado con Dance Dance Revolution, la máquina de 1998 que sentó las bases de las cabinas de baile y que sigue siendo un nombre de éxito todavía hoy, a pesar de que su popularidad se ha centrado sobre todo en Japón. Varias de sus revisiones han pasado también por consolas, partiendo desde la original en PSX, y pasando por Dreamcast, PlayStation 3, Xbox 360 o Wii hasta Dance Dance Revolution A. En estos juegos se mezclan composiciones originales de músicos internos como Yuichi Asami o el mencionado Naoki Maeda con licencias de otros juegos de la propia Bemani.

Las series de juegos musicales de Bemani se completarían con la llegada de GuitarFreaks y DrumMania en 1999, que vienen a ser los precursores en lo que a band games se refiere, basando su jugabilidad en llevar la idea de los Beatmania desde los platos hasta los instrumentos. La idea se llevaría a cabo en ambos casos tanto en arcade principalmente, como en algunas incursiones para PS2 que nunca llegarían por estas tierras. El repertorio ha incluido muchos de los temas de Bemani, pero a su vez ha contado con infinidad de músicos del departamento que venían de Konami Kukeiha Club, entre los que se encuentran conocidos como Mutsuhiko Izumi, Kozo Nakamura, Harumi Ueko, Toshio Sakurai, Naoki Maeda o incluso el líder de la in-house band Motoaki Furukawa. Gran parte de esos repertorios se han lanzado en CD gracias al sello de Konami Media Entertainment.

Harmonix y la new wave del ritmo

El fin e inicio de siglo marca el punto en que la ola comienza a ascender, cuando otras compañías se apuntarían con sus propias propuestas viendo el éxito generado. Es el caso de SEGA con Space Channel 5 para Dreamcast y PS2, el título de la reportera futurista que contó con un cameo vocal de Michael Jackson y BSO del veterano Naofumi Hataya junto a Kenichi Tokoi. Ambos repetirían en la secuela, Space Channel 5: Part 2 pero esta vez con la ayuda de Tomoya Ohtani, conocido entre otros trabajos por ChuChu Rocket!

Otra que hizo bien en apuntarse es Koei, publicando ese maravilloso juego de Keiichi Yano para PS2 titulado Gitaroo Man. El concepto retomaba muchas ideas de los juegos de Matsuura, pero con el arte de Mitsuru Nakamura y banda sonora original del grupo japonés COIL, que sin duda es uno de sus puntos fuertes, más siendo un juego musical.

Pero la llegada que comenzó de manera silenciosa y acabó recibiendo la atención en todo occidente fue la de Harmonix, que empezó en 2001 lanzando Frequency, un juego musical con temas licenciados y composiciones de Kasson Crooker. Su siguiente parada tras sacar una secuela fueron los Karaoke Revolution, pero la idea que daría en el clavo sería la que en 2005 trataría de desembarcar lo iniciado por GuitarFreaks en el mercado de Norte América y Europa: Guitar Hero. Lo cierto es que aunque robaba gran parte de la idea de Bemani, el rotundo éxito lo dieron los temas licenciados y el mayor enfoque doméstico.

A aquella primera entrega le sucedieron Guitar Hero II y Guitar Hero: Rock the 80’s, que no solo perfeccionaban el concepto sino que aumentaban la selección de temas con un buen repertorio enfocado en el hard rock. Aunque la franquicia ha continuado bajo el paraguas de Activision y RedOctane, aquella sería la última entrega de los creadores, puesto que fueron adquiridos por MTV Games. De esa manera se llevaron con ellos la intención de expandir el modo de juego a varios instrumentos, lo que luego acabaría siendo Rock Band.

A las múltiples entregas de Guitar Hero y los derivados potenciados por Activision, habría que añadir el éxito de los karaokes con los SingStar de SCE London Studio, los Just Dance de Ubisoft, así como los Hatsune Miku: Project DIVA o las propias secuelas que ha ido dejando Harmonix. También Nintendo se sumaría con los fantásticos Rhythm Heaven, pero la burbuja acabaría explotando a finales de la década pasada por pura saturación, siendo Rocksmith uno de los últimos en salir. Han tenido que pasar varios años para que se vuelva a apostar de nuevo por este género, salvando quizás Japón que ha seguido con constante como ha venido haciendo desde que rompiera los moldes hace más de 15 años.

Actualmente hemos vuelto a tener cosas como Guitar Hero Live o Rock Band 4, pero no es fácil saber si habrá una continuidad. Si la fiebre ha terminado no lo sabemos, pero lo que es seguro es que de alguna manera ya es un género y de vez en cuando seguiremos recibiendo propuestas, especialmente si son fusionadas con otros estilos existentes.

Ya está a la venta.
Compartir
ANTERIORES
Vandal Game Music
15:08 2/11/2016
Recopilamos algunas bandas sonoras de terror en este nuevo apartado de música temática.
Vandal Game Music
14:24 9/11/2016
Hablamos sobre la carrera de Hip Tanaka, músico clave en NES, Game Boy y Game & Watch.
SIGUIENTE
Vandal Game Music
15:45 23/11/2016
Hablamos de la carrera de este joven compositor y su banda sonora en Shovel Knight.

vxz · hace 9 horas
Otro bueno fue la bust a move o "bust a groove" que se adelanto a su tiempo mi favorito es el rocksmith, pero no a todos les gusta tocar guitarra el Hatsune Miku lo interesante son los vídeos
esperemos que las compañías no olviden el genero

twister · hace 7 horas
Un género que siempre me ha resultado muy divertido y me lo conozco bien, cosa no muy difícil pues no anda muy sobrado de representantes. Teniendo ésto en cuenta habría molado ser un poco más extensos.

Aparte de los mencionados Parappa, Gitaroo Man, Space Channel 5, DDR, Rhythm Paradise, o Project Diva, resulta imposible no acordarse del genial Bust-A-Groove de psx, o Band Brothers y Ouendan de Nintendo DS. Curioso estos últimos, pues llegaron a hacer tanto ruido en occidente aún sin haber sido lanzados aquí (bendita importación) que terminaron realizando adaptaciones a nuestras tierras años después.

Como curiosidad, toda la tropa bemani de Konami tiene la patente de los juegos con instrumentos, y tanto Guitar Hero como Rock Band tuvieron que pagar una comisión a la compañía nipona para poder realizar sus juegos.

No me olvidaría tampoco de Taiko no Tatsujin de namco, el juego mítico de los "tambores", aunque no ha sabido adaptarse a Europa más allá de aquel juego con Donkey Kong, ni de Theatrhythm Final Fantasy, que solo Square podía darle un toque rpg al género de tan buena manera.

Y por último, mención especial a ciertos "experimentos" que juegan con el sonido, como los inolvidables Rez y Lumines de Mizuguchi, o Electroplankton de Toshio Iwai. Aún siendo otros géneros, la música y el ritmo cobra tanta importancia que resulta una fusión digna de admirar.

PD: Tengo la espinita de Vib Ribbon, a ver si un día me hago con él.

Soulhander · hace 52 minutos
Pander.

Juan_Carpintero · hace un momento
Interesante reportaje, e interesantes comentarios. Como dije en otro texto de esta sección, estos artículos sería muy interesante llevarlos al formato videos de youtube como se hace con algunos de los análisis.

Flecha subir