Vandal

Vandal Game Music

Cada semana, un artículo sobre música de videojuegos.

Koji Kondo, voz de la Gran N

·
Un vistazo a la carrera del principal compositor de Nintendo, encargado de Mario y Zelda.

Si preguntáramos por una pieza musical que ha trascendido varias generaciones, ha calado en el colectivo y todavía hoy sigue portando las notas más famosas de toda la historia de los videojuegos, estoy seguro de que todos diríamos la misma: el "Overworld / Ground Theme" o tema principal de Super Mario Bros., como mejor se conoce.

Y es que llega el turno de Koji Kondo, uno de los compositores clave en esta industria y el de mayor peso en Nintendo junto a Hirokazu Tanaka, otro genio del que también hablaremos más adelante en detalle, pues no se entiende al primero sin el segundo.

Agente al servicio de Nintendo EAD

Kondo nació a principios de los 60 en Nagoya, ligado a la música desde muy temprana edad como prueban sus clases de órgano electrónico, un instrumento que continuó tocando durante su adolescencia y que le llevó a formar parte de un grupo que hacía versiones de Deep Purple y Electric Light Orchestra. Realizó sus estudios en la Osaka University of Arts, que fue donde se dirigió Nintendo a la búsqueda de músicos y programadores de sonido. Allí fue admitido en 1984 sin siquiera enviar una maqueta.

Antes de entrar en la compañía –fue el tercer compositor en unirse, después de Tanaka y Kaneoka, al que mencionamos en el primer artículo- lo que sí hizo fue colaborar en el apartado sonoro de Punch-Out!! , aquel arcade de los primeros años de la Gran N que luego ha tenido otras entregas en NES, Super Nintendo e incluso en Wii hace unos años.

La antaño productora de barajas Hanafuda quería abrir una nueva división, y tras ponerle a trabajar en algunas tareas de efectos de sonido pasó a formar parte de Nintendo EAD (Nintendo Entertainment Analysis & Development) , el grandioso departamento donde pasaría toda su carrera hasta las recientes redistribuciones y cambios de nombre. De aquellos primeros años son sus colaboraciones en los clásicos juegos de deporte de NES, el laberíntico Devil World o las rarezas para Famicom Disk System –el periférico para disquetes de Famicom- The Mysterious Murasame Castle y el díptico Shin Onigashima. En ambos se encuentran algunos de los temas más singulares de toda su trayectoria, bañados por una gran influencia oriental, pero también tristemente de los más olvidados.

Como curiosidad, mencionar que en aquella primera etapa se encargó de escribir un manual de instrucciones en el que indicaba cómo programar música para Famicom usando el periférico Family BASIC, un añadido –diseñado por Nintendo en colaboración con Hudson Soft y Sharp Corporation- formado por un cartucho y un teclado que permitían hacer tareas de programación en lenguaje BASIC con la propia consola. Todo un invento.

Rescatando damiselas en apuros

Ahora bien, si por algo es conocido Koji Kondo es por haber sido el mascarón de los dos grandes buques insignia de Shigeru Miyamoto. Primero el mencionado Super Mario Bros. con su reino de los hongos, y un año más tarde, en 1986, esa epopeya de 8-bits llamada The Legend of Zelda. La trascendencia de ambas franquicias es hoy ya incuestionable.

Resulta curioso porque aunque tienen ligeros elementos en común, como puede ser la búsqueda eterna de la princesa en peligro, musicalmente no tienen mucho que ver. La saga del fontanero se inicia con un popurrí de estilos marcados por el ritmo, desde el swing o el ragtime (te miro a ti, "Mario Madness") hasta otros más exóticos y afrocaribeños. El power-up de la estrella o la gorra alada de Super Mario 64 salen al son de latin jazz, el "Underwater Theme" es un vals clarísimo, y si el tema principal llevase instrumentación real sin duda usaría marimbas y tambores metálicos, los típicos de Trinidad y Tobago.

En cambio Zelda tiene una concepción más propia de la música clásica y el folk: épica, viva y orquestada –al igual que Dragon Quest, el "Opening / Overworld" original ya pedía la orquesta a gritos- pero a su vez con un fuerte peso dramático, mística y llena de dinámica. Algunas pistas nos las daban aquellas piezas para la ocarina bautizadas cada una con el nombre de una forma musical clásica: "Minuet of Woods", "Bolero of Fire", "Requiem of Spirit", "Nocturne of Shadow" y "Prelude of Light" . Por supuesto hay múltiples variaciones, pero siempre tocando palos notablemente cercanos, como sucede con el flamenco en el caso de "Gerudo Valley" para The Legend of Zelda: Ocarina of Time, uno de los temas más recordados de la saga. También en el caso de Super Mario hay excepciones, los últimos han tirado por una vertiente más sinfónica, en especial las entregas en tres dimensiones.

Aunque Koji lleve desde los inicios metido en dichas series es necesario apuntar que no siempre ha sido el compositor principal ni ha participado en todas las entregas. Desde la época de Game Cube sus labores suelen ser dar soporte y apoyo en distintos juegos.

Sus juegos en estas sagas son:

- Super Mario Bros

- Super Mario The Lost Levels

- Super Mario Bros. 2

- Super Mario Bros. 3

- Super Mario World

- Super Mario World 2: Yoshi’s Island

- Super Mario 64

- Super Mario Sunshinecon Shinobu Tanaka

- Super Mario Galaxycon Mahito Yokota

- Super Mario Galaxy 2con Mahito Yokota y Ryo Nagamatsu

- Super Mario 3D Worldcon Mahito Yokota, Toru Minegishi y Yasuaki Iwata

- Super Mario Makercon Naoto Kubo y Asuka Hayazaki


- The Legend of Zelda

- The Legend of Zelda: A Link to the Past

- The Legend of Zelda: Ocarina of Time

- The Legend of Zelda: Majora’s Maskcon Toru Minegishi

- The Legend of Zelda: The Wind Wakercon Toru Minegishi, Hajime Nakai y Kenta Nagata

- The Legend of Zelda: Four Swords Adventures – con Asuka Ohta

Como podéis ver su última colaboración ha sido en Super Mario Maker, que además de ser todo un homenaje a la saga incluye la posibilidad de ponernos en la piel del señor Kondo y añadir nuestra propia música o efectos de sonido a los niveles que creamos.

Un repaso a todo lo que podremos hacer en este juego.
Compartir
HD 60fps

También hizo parte de la música de Starfox 64 junto a Hajime Wakai y programó el audio e hizo un tema en Pilotwings, pero desde que trabaja de jefe del departamento de sonido no ha tenido muchas oportunidades en las que hacer bandas sonoras, su labor ha sido la de supervisar el apartado sonoro en decenas de títulos. De hecho debemos dejar claro que aunque son suyas algunas grandes piezas como "Egg Planet" o "Starship Mario", el verdadero artífice de los Super Mario Galaxy es Mahito Yokota, que hizo la mayor parte de las composiciones.

A pesar de todo, el legado que nos dejó al terminar la década de los 90 sirve para llenar toda una hemeroteca del audio en videojuegos. Su importancia en Nintendo está fuera de toda duda, ya no solo como compositor sino realizando tareas como las que comentamos. La pila de material en forma de CDs, versiones y conciertos es tan extensa como podéis imaginar, entre los que destacan eventos como el del 25 aniversario de Zelda, grabado en The Legend of Zelda 25th Anniversary Special Orchestra [2011] o el concierto que se hizo para celebrar el 30 cumpleaños del primer Super Mario Bros. el pasado 2015 en Osaka.

A modo de recomendación, una buena forma de acercarse a su música puede ser con Mario & Zelda Big Band Live, un cruce en directo que salió en CD y DVD. Y para acabar, dejo una interesante entrevista que le hicieron para el Canal Nintendo hace unos años.

¡Pasad una buena semana!

ANTERIORES
Vandal Game Music
10:54 30/12/2015
Hablamos del compositor principal de Final Fantasy, aquel que no necesita presentación.
Vandal Game Music
16:36 6/1/2016
Un repaso al legendario departamento de sonido de SEGA y su grupo S.S.T. Band.
SIGUIENTE
Vandal Game Music
16:11 20/1/2016
Hacemos un recorrido por el apartado musical de Resident Evil hasta la entrega Zero.

Khodex · 13/01/2016 11:39
Este hombre tiene que estar en la gloria,  ha creado el tema más conocido de la historia de los videojuegos un icono cultural y no solo eso, además ha participado en la creación de grandes obras maestras atemporales.

dungeon keeper · 13/01/2016 12:00
Aaprte de lo dicho por Khodex, añadir que los temas de este hombre son de los que ponen de buen humor y  transmiten un buenrollitismo increíble, haciéndote creer que la idea de un mundo mejor es posible.

AlvanBrood · 13/01/2016 12:11
Para mí, sencillamente el mejor.
Hyrule Field sigue siendo mi música favorita de todos los tiempos.

Los temas de los Galaxy son simplemente mágicos.

Juan_Carpintero · 13/01/2016 14:48
Esta serie de reportajes se agradecen mucho, por el escaso valor que se le suele dar a la música en los videojuegos. El sonido es, junto a los gráficos y la jugabilidad, uno de los tres pilares de todo videojuego. Sin embargo, es el aspecto en el que menos se suele reparar, quizá por desconocimiento. Es decir, en un típico análisis de un videojuego nos encontraremos una explicación de las mecánicas del juego, de su diseño, de los aspectos positivos y negativos de su control... en definitiva, de la jugabilidad, así como también suele ser habitual extenderse en aspectos técnicos de los gráficos y en el diseño visual, es decir, en su apartado gráfico. Sin embargo, el apartado sonoro (música y efectos de sonido) es desapachado rápidamente. "La música es muy buena" o "la música no funciona, llega a cansar", por poner dos ejemplos contrapuestos, suelen ser los comentarios a los que queda reducida la música en un análisis musical. Nada de hablar de los géneros e influencias musicales, del estilo, de los instrumentos que se utilizan... leyendo un análisis, yo nunca suelo saber el tipo de música que tiene un videojuego. Así que, lo dicho, se agradecen estos pequeños reportajes que ayudan a "culturizar" musicalmente, y es que es necesario que la gente sepa quiénes están detrás de estas melodías. La verdad, puedo imaginarme un gran juego sin buenos gráficos pero no sin buena música.

He querido decir esto en esta entrada de Koji Kondo, ya que he crecido con las consolas de Nintendo y cualquiera como yo sabe lo que le han marcado las melodías de Kondo. Kondo nunca ha pretendido hacer una imitación de la música clásica (salvo cuando la cosa lo requería como en Zelda) ni meramente melodías electrónicas o, lo que hoy llamamos chiptune, ya que sus temas tenían mucha influencia de la música latinoamericana o tropical. Por supuesto, sus temas, especialmente de la época de 8 bits, son puro chiptune, y tienen su encanto por ello. Pero hay que señalar el "color" de su música. En los 80 pocas músicas del estilo escuchábamos en videojuegos. Con ello, Kondo dotó de gran personalidad la música de los juegos de Mario, en donde se reunen sus principales influencias; música latina y tropical, jazz y ragtime, música clásica, etc. Un compositor, sobre todo un compositor por encargo como son los de videojuegos, debe ser versátil y Kondo lo era, así que como bien dice el artículo la banda sonora de Zelda es muy diferente a la de Mario, pero comparte su variedad estilística y sus melodías en muchos casos brillantes y alegres. Lo interesante es que, teniendo una base de música clásica, apuesta también por las músicas étnicas y tradicionales, como la música celta. Hasta con flamenco con Gerudo Valley, sí, lo que puede recordar un poco a Manuel de Falla. Es una pena que tras la época de Nintendo 64 Kondo dejara de dedicarse principalmente a las bandas sonoras, y por tanto desde entonces contribuyendo con algún tema pero no siendo el compositor principal, por dedicarse más a esas laboras de supervisión de sonido y apoyo a otros compositores, lo cuál es algo que ha sido positivo en los juegos de Nintendo asegurando un alto nivel de calidad musical, pero claro, es una pena que la época de gran actividad de Kondo ya haya pasado, y quede reducida a tres consolas (NES, Super Nintendo y Nintendo 64), y diría que viene a ser algo muy paralelo a la propia época de gran actividad de Miyamoto, que desde la época de Game Cube ha quedado, como Kondo, más en labores de supervisión asegurando la continuidad en la calidad de los productos de la compañía.

valken03 · 13/01/2016 20:29
Que pedazo de tema el del Shin Onigashima, me ha transportado a la añorada saga Goemon de Konami.

Flecha subir