Vandal

Vandal Game Music

Cada semana, un artículo sobre música de videojuegos.

Koichi Sugiyama, el oyabun

·
Repasamos la carrera del compositor de Dragon Quest, todo un padrino en la música de este medio.

Cuenta la leyenda que en el olimpo de la composición para videojuegos está sentado un buen hombre, ahora octogenario, que continúa trabajando con el mismo ímpetu que cuando empezó, razón por la que otros grandes de la industria le llaman el "big boss of game music". Y es que si alguien tiene prioridad en estos temas, ese es Koichi Sugiyama, maestro de maestros, contemporáneo de titanes como Ennio Morricone o John Williams.

Koichi Sugiyama

Puede que aun así a muchos no os suene, pero para eso está VGM, para dar importancia a la información musical y no a los juegos, que es lo que ya se hace normalmente. Así que hoy os intentaré hablar –si es eso posible en tan pocas palabras- de aquel músico que se unió a Enix Corporation para orquestar mágicos mundos de castillos, mazmorras repletas de extrañas criaturas y grupos de valientes héroes que viven mil y una aventuras.

Del celuloide al cartucho

Sugiyama nació en el Tokio anterior a la Gran Guerra, fue allí donde realizó sus estudios universitarios y comenzó a desarrollar el interés por la música. Empezó en Fuji Television haciendo labores de dirección, trabajo que usó de puente para introducirse en el medio y continuar ya fuera de la compañía haciendo tareas musicales para anuncios, programas de TV, películas y animación.

De esta etapa son sus obras para Space Ninja Team Gatchaman: The Movie (1978) -una película de lo que aquí se conoció como Commando G-, The Legend of Syrius (1982), las adaptaciones de Cyborg 009 de los 80 o la serie Space Runaway Ideon, del estudio Sunrise. Seguramente su película más recordada llegaría con la genial Godzilla vs. Biollante de 1989; ser uno de los sucesores de Akira Ifukube poniendo música a los monstruos de la Toho fue un privilegio.

La parte que más nos interesa ahora llegaría durante esa misma década, y se inició con una carta que el propio Sugiyama envió a Enix como aficionado a un juego de shogi (ajedrez japonés) que hicieron para ordenadores. Enix, por entonces todavía una humilde compañía muy lejos de fusionarse con Squaresoft, quedó impresionada con la carta del ya conocido compositor de anime y le propusieron hacer música para sus juegos.

Su primer encargo fue un sencillo juego de golf para el PC-88 de NEC, sistema en el que más trabajó durante aquella etapa, con títulos como Wingman 2, J·E·S·U·S, Angelus, J·E·S·U·S II o Wingman Special, aventuras gráficas de estilo anime muy interesantes. Algunas llegaron también a otros ordenadores japoneses de la época: MSX2, PC-98, X68000 y los Fujitsu anteriores a FM Towns. En el campo del rol nos dejó Gandhara, y en 1992 un curioso action-RPG geológico para Super Nintendo titulado E.V.O.: Search for Eden.

Sin embargo, toda esta es la parte menos conocida de su historia. Fue un 27 de mayo de 1986 cuando Yuji Horii, Akira Toriyama y nuestro amigo Koichi publicaron el juego que más tarde le convertiría en leyenda y que formaría la saga más exitosa de Enix: Dragon Quest.

A la caza del dragón

Pocas franquicias de rol pueden medirse con esta veterana que tantas pasiones levanta en Japón, durante muchos años rival directa de Final Fantasy. Va camino de cumplir los 30 años, ha dado diez entregas principales –con Dragon Quest XI ya en desarrollo- y numerosos spin-off (las subsagas Monsters, Mystery Dungeon, Slime…), siendo el más reciente Dragon Quest Heroes: El infortunio del Árbol del mundo y la raíz del mal para PlayStation 4, PlayStation 3 y ahora PC. De todos ellos no hay prácticamente ninguno que no lleve las partituras de Koichi Sugiyama, hay toneladas y toneladas de música, con algunos temas ya inconfundibles como la archiconocida "Overture March" que suele abrir los juegos o el "Intermezzo" que ameniza a la perfección el menú inicial de la partida.

ドラゴンクエスト Doragon Kuesuto.

Además de marchas e interludios encontraremos toda una colección de piezas sinfónicas, auténticas maravillas bañadas por la música clásica y las influencias de Sugiyama, que van desde el barroco –que se ve a la perfección en esa fuga titulada "Château Ladutorm"- hasta los genios austríacos de inicios del XX, como Gustav Mahler y Arnold Schönberg.

Este explosivo cóctel ha ido evolucionando con los años y refleja muy bien los avances en las limitaciones musicales que mencionaba en el primer artículo de VGM, pues Sugiyama empezó a componer para Dragon Quest en Famicom* y MSX, donde apenas podía hacer uso de unos pocos canales (aunque ya veremos algún cartucho de la consola de Nintendo que llegó a meter chips de hasta 6 canales FM), y ha transformado esas melodías en elaboradas orquestaciones, que además de ser su salsa es sin duda alguna lo que quería hacer en 1986 y no podía. De hecho Koichi fue pionero en realizar conciertos de videojuegos con orquesta –al poco de salir Dragon Quest II- como ha hecho numerosas veces con la Tokyo Metropolitan Symphony Orchestra.

Por supuesto se han lanzado múltiples CD recopilando su música y sus conciertos, de entre los que destacan los "Symphonic Suite", pues hay uno de cada entrega principal. Se ha hecho incluso un videojuego musical dedicado a su obra: Theatrhythm Dragon Quest para 3DS, que aún no sabemos si llegará a Occidente al igual que los de Final Fantasy.

Primer vídeo de este nuevo título de la saga musical de Square Enix.
Compartir

Se podrían escribir libros enteros sobre este grandísimo compositor y su influencia en el medio, sus aportes son muchos y variados, podría no acabar nunca. También la música de esta mítica saga de Enix merece mayor atención, pero tranquilos porque habrá más artículos sobre ello, tomaos esto como una introducción. Os dejo con la recomendación de esta semana: coged los auriculares y reclinad el respaldo, nos vamos al auditorio…

Symphonic Suite Dragon Quest V – Tenku No Hanayome, en Blu-Ray por King Records

Y ahora que le conocéis mejor puedo desvelar que aquel que le ascendió a oyabun de la música de videojuegos fue Nobuo Uematsu, su rival de las fantasías finales y en cierto modo su gran discípulo. Pero esa… esa es otra historia. ¡Pasad una buena semana!

SIGUIENTE
Vandal Game Music
14:31 16/12/2015
Nos adentramos en la historia del mítico departamento de sonido de Konami.

-Ramza- · 14/01/2016 19:58
Sugiyama representa el buen gusto en el mundo videojueguil. Da igual cuántas veces repita la fórmula, su buen hacer te va a seguir atrapando como la primera vez. ¿Quedarse con alguna entrega de DQ en particular? Imposible. Poco hace falta rebuscar en cada una para encontrar alguna pieza maestra.

[video:https://www.youtube.com/watch?v=7InjxF-raLo]

Por cierto, la OST de Space Runaway Ideon huele a amor por los cuatro costados. Me va a ser difícil no echarle un ojo a la serie.

Zumm-Plass · 11/12/2015 19:13
La verdad es que al compositor no lo conozco en exceso mas alla del nombre, y es muy interesante conocer su relevancia.

Me gusta tanto la iniciativa como la forma que tiene la columna.

Scarr · 10/12/2015 07:49
Muchas gracias por ilustrarnos, artículo extenso, ameno, y lleno de curiosidades, un gran trabajo.

Gracias de nuevo.

Un saludo

IkeFC · 09/12/2015 23:39
Genial artículo,hay gente pequeña que es muy grande.

Peter Lorre · 09/12/2015 20:06
Dragon Quest tiene temazos para aburrir, muy pegadizos y entrañables. No son las típicas OST pomposas de otros JRPGs pero tienen carisma y personalidad para aburrir y le pegan como un guante a lo que son estos juegos: aventura por la aventura sin más pretensiones.

Boss theme por antonomasia:

[video:https://www.youtube.com/watch?v=1SU6lzXAH8o]

Flecha subir