Vandal

Vandal Game Music

Cada semana, un artículo sobre música de videojuegos.

Joe Hisaishi's Ni no Kuni

·
Un vistazo a la BSO de Ni no Kuni compuesta por Joe Hisaishi, famoso músico de Ghibli.

Al igual que hemos hecho en otras ocasiones, es importante tener en cuenta tanto a los compositores dedicados a los videojuegos como a los artistas del gremio que vienen del cine o de cualquier otro ámbito y hacen unas pocas incursiones. Entre ellos hay uno que debíamos tratar más pronto que tarde por la gran importancia para la música de su país.

Me refiero a Joe Hisaishi, el que es fácilmente la estrella principal de la composición para cine en Japón, genio con una carrera envidiable que pisó el terreno de las videoconsolas tan solo hace unos años con Ni no Kuni: La ira de la Bruja Blanca para PlayStation 3 –y la versión de Nintendo DS– para dejar huella con una banda sonora que será muy recordada.

Fantasía animada y yakuza

Mamoru Fujisawa, que es el verdadero nombre de Joe Hisaishi (un alias que utiliza desde sus inicios y que es una transcripción de Quincy Jones), inició su carrera musical cuando entró en contacto con un proyecto de animación tras graduarse en la Kunitachi College of Music y lanzar algunos álbumes en solitario que desarrollaron sus influencias y su estilo minimalista al piano. Fue a través de Tokuma Japan, quienes habían publicado su disco Information, y aquel encargo no era otro que Nausicaä del Valle del Viento, la adaptación del manga de Hayao Miyazaki que sirvió como semilla para formar el gran Studio Ghibli.

El impresionante libreto orquestal resultante en la película no solo es todavía hoy una de sus mejores obras, sino que fue la puerta que le condujo a formar una estrecha relación de amistad con Miyazaki –en muchos casos comparada con la de Spielberg y Williams– y convertirse en el músico oficial de sus películas. De ese modo llegarían más grandes creaciones con El castillo en el cielo, Mi vecino Totoro o Porco Rosso, geniales películas que a su vez iría compaginando con otras BSO para animes clásicos fuera de Ghibli, tales como la episódica Robot Carnival, Arion o los temas rockeros para Venus Wars.

En 1991 iniciaría una nueva vía tras colaborar en la película Escenas en el mar de Takeshi Kitano. A partir de ahí Joe Hisaishi retomaría el minimalismo para continuar ligado a varias de las películas sobre mafia yakuza por las que es conocido el autor de "Humor Amarillo". Sonatine fue la primera de ellas, pero pasaría por Kids Return, Hana-Bi, Brother, Dolls y por supuesto Kikujiro, que con piezas como "Summer" o "The Rain" es una de sus bandas sonoras más exitosas. En este tiempo hizo también otras sin Kitano, como Parasite Eve, la adaptación de la novela de Hideaki Sena que llegaría también hasta los videojuegos.

Durante y después de esta etapa todavía llegarían los mejores films de su carrera, el regreso a los encargos de Studio Ghibli con La princesa Mononoke, El viaje de Chihiro, El castillo ambulante, Ponyo en el acantilado, El viento se levanta –todas de Miyazaki- y la última película animada de Isao Takahata, El cuento de la princesa Kaguya. Entre sus muchos premios está el haber ganado 7 Japanese Academy Awards for Best Music.

La unión con Level-5

Y sería precisamente Studio Ghibli el enlace que le llevaría hasta los videojuegos cuando Akihiro Hino, director de Level-5, les propuso colaborar en un juego de rol. Fue el estudio de animación el que contactó con Hisaishi para presentarle la idea. El compositor quedó encantado con la pasión del proyecto y accedió a prestar su música, una tarea que según sus propias palabras fue sencilla, ya que la inspiración le vino bien pronto. Realizó hasta 21 bocetos de piano en tan solo 7 días, lo que le ayudó a desarrollar los distintos motivos. La orquestación, grabada con la Tokyo Philarmonic Orchestra, sí llevó algo más de tiempo.

Joe Hisaishi nos habla de su música para el juego.
Compartir
HD

Toda la partitura de Hisaishi para Ni no Kuni: La ira de la Bruja Blanca iría destinada directamente a las escenas y cinemáticas, mientras que las partes musicales que van cortadas y ensambladas de manera dinámica en el videojuego, fueron adaptadas en base al trabajo original por Rei Kondoh, músico del que hablamos en el artículo de Bayonetta. La música tiene algunas diferencias entre la versión de PS3 y la de DS, puesto que en el caso de la primera añadieron otros temas que se recogen en el segundo CD de la BSO.

La épica orquestal, que guarda mucha relación con el folk irlandés y el Koichi Sugiyama de los Dragon Quest, se abre con una pieza central de nombre "Ni no Kuni: Dominion of the Dark Djinn", que presenta algunos de los motivos recurrentes en el juego. Le siguen esos dos tranquilos "One Fire Morning" y "Motorville", que están reservados para los inocentes primeros pasos en la pequeña ciudad en la que comienza la aventura. "The Accident" e "In Loving Memory of Allie" son las mágicas composiciones que marcan los importantes sucesos en los que desemboca la primera parte del juego, siendo la segunda una que escucharemos en varias ocasiones. Por supuesto no debe faltar el genial tema de "Drippy", que se usará también al explorar algunas aldeas, y el "World Map", uno de los mejores y más escuchados a lo largo del juego dada su naturaleza de overworld theme.

El otro que escucharemos bastante es "Battle", como no podía ser de otra manera, y un curioso "A Battle With Creatures" para el Coliseo y las criaturas del juego. Aparte de los que van acompañando a las ciudades está "Imperial March", que tiene un intencionado aire John Williams, sin olvidar ese fantástico "Miracle ~ Reunion" de los últimos compases. La nota final la pone "Kokoro no Kakera", el tema vocal de los créditos grabado por Mai Fujisawa, hija de Hisaishi. Para la versión occidental del juego se regrabó en inglés con la voz de Archie Buchanan, una decisión que resultó complicada.

Algunas de las piezas que se incorporaron a la versión de PS3 son "Ni no Kuni: Wrath of the White Witch", que hace de tema del menú, otra para la zona "The Fairyground", "Mummy’s Tummy", "Battle II" o "Sorrow", muchas de ellas variaciones de composiciones ya existentes en el juego de DS.

El CD de la banda sonora fue lanzado por FRAME en su edición japonesa de 21 pistas en 2011, mientras que la occidental, que incluye el segundo CD con la música añadida en PS3, fue publicado por Wayo Records en 2013. A la plantilla de la orquesta se añadieron Fabian Reza Pane (Piano), Hiroshi Kaneko (Laúd), Masahiro Itami (Sitar), Hideyo Takakuka (Whistle) e Ikuo Kakehashi (Tabla Bayan). Fue grabado en el Yokohama Minato Mirai Hall.

Tenemos que recordar, a pesar de que llevamos meses sin saber nada sobre él, que el pasado mes de diciembre se anunció Ni No Kuni II: Revenant Kingdom, la secuela de este JRPG que volverá a estar desarrollado por Level-5, y que contará de nuevo con el maestro Joe Hisaishi a cargo de la banda sonora. Esperamos que pronto tengamos nuevas noticias de este juego, muy esperado para los que disfrutaron del primer Ni No Kuni.

Se anuncia una nueva entrega de este JRPG desarrollado por Level-5.
Compartir
ANTERIORES
Vandal Game Music
19:35 27/7/2016
Recopilamos algunas bandas sonoras indies destacables en esta nueva mini sección.
Vandal Game Music
18:40 3/8/2016
Vemos la BSO de las dos grandes aventuras gráficas de Kojima, obras de Konami Kukeiha.
SIGUIENTE
Vandal Game Music
15:39 24/8/2016
Desmenuzamos la BSO del primer Deus Ex, un clásico de culto hasta en su música.

MakoZanarkand · 10/08/2016 19:47
Que delicia para los oídos, tengo éstas composiciones grabadas en la memoria, que pedazo de compositor.
Ni no Kuni fue una de las mejores experiencias que tuve delante de PS3, ya no era sólo la música, también la animación, el arte, sus personajes, me encantó todo.
Tenía sus cosillas, que a no todo el mundo gustaron, pero como todos los juegos.
Tengo unas ganas enormes de la segunda parte y más sabiendo que repite este gran artista.

-ICO- · 10/08/2016 22:59
Maravillosa banda sonora, después de varios años de haberlo acabado y sin tocar el juego -y lo compré de salida, vamos que ya hace años- aún sigue resonando en mis oidos, eso solo ocurre con las grandes bandas sonoras.

Bellísima la melodía principal.

EmeraldGolvellius · 10/08/2016 23:03
Impresionante,con personas como esta en el mundo del Videojuego da igual si consideran que es o no Arte,por que esta claro que contiene un Arte impresionante.

Enpitsu · 11/08/2016 03:41
Lo que toca ghibli, es arte puro. Lástima que en Nuño kuni 2 ya no está ghibli. Esperemos que puedan superar el talón del primer juego.

Ishimuranacho · 11/08/2016 09:42
Que maravilla que habléis del Maestro Joe Hisaishi, es el amo, bandas sonoras inolvidables. Que ganas de Ni no Kuni 2 ya!

Flecha subir