Vandal

Vandal Game Music

Cada semana, un artículo sobre música de videojuegos.

Hitoshi Sakimoto. El camino a Final Fantasy XII

·
Repasamos la extensa trayectoria de Sakimoto hasta sus últimas obras con Basiscape.

De todos los compositores que mueven la industria de los videojuegos, haber sido uno de los más prolíficos hasta la fecha no es una tarea sencilla; más bien es una labor titánica que solo queda al alcance de unos pocos. Y es que trabajar en más de cien proyectos entre tareas de composición y arreglos, te termina labrando un buen nombre a la fuerza.

Si ese nombre es Hitoshi Sakimoto, puede decirse que el currículum es inalcanzable. A su enorme listado de colaboraciones como freelance añadiremos sus encargos para grandes como Square –haciendo hincapié en el más importante, que lo rescatan en Final Fantasy XII The Zodiac Age– y además la fundación de Basiscape con varios de sus compañeros.

Quest y un tal Yasumi Matsuno

La carrera de Hitoshi Sakimoto empezó bien temprano. A su interés por la música y los videojuegos –escribía a la revista Oh!FM y se informaba– se sumó la posibilidad de participar en la creación de algunos de ellos a nivel amateur con 16 años. En 1988 daría el salto al plano profesional al participar en el título de naves para PC-88 Revolter junto al también eternamente prolífico Masaharu Iwata, que se convertiría en su gran amigo de profesión dada la enorme cantidad de juegos en los que han trabajado juntos. Poco después llegaría el primero al que pondría música él solo, el Bubble Ghost de Game Boy.

A su trabajo en estos juegos iniciales se sumó Terpsichorean, un driver sintetizador que desarrolló para mejorar la calidad de sonido y que se utilizaría en muchos videojuegos a principios de los 90 en Japón. Esto le hizo ganar fama y colaborar en numerosos títulos de PC-98 –muchos de ellos sobre Advanced Dungeon & Dragons– y otros tantos de Mega Drive, como Devilish, Verytex o el archiconocido remake Gauntlet IV de M2, compartido con Iwata, que añadía nuevos temas a los clásicos de Hal Canon. Además fue arreglista en Midnight Resistance, Two Crude Dudes –tal como veíamos en el artículo de Gamadelic– o aquel Master of Monsters (SystemSoft) de otro de sus fieles compañeros, Hayato Matsuo. En 1993, Matsuo y Sakimoto coincidirían en Sword Maniac (aka X-Kaliber 2097), que tuvo su propio CD de Toshiba EMI.

Pero el punto de inflexión llegaría al conocer a Yasumi Matsuno y empezar a trabajar para Quest junto a Iwata y Matsuo en Ogre Battle: The March of the Black Queen –de por sí el título del juego es una referencia musical al segundo disco de Queen, Queen II (1974), tomando prestados los nombres de "Ogre Battle" y la monumental "The March of the Black Queen"–. Aquel RPG táctico que no nos llegó a Europa fue la puerta para convertirse en el músico oficial de los juegos de Matsuno, motivo por el que repetiría en Tactics Ogre: Lets Us Cling Together –también en referencia al "Teo Torriatte" de Queen– en octubre de 1995. DATAM Polystar publicaría All Sounds of Ogre Battle y el triple CD de la segunda entrega.

Tras pasar por el Terra Driver de Raizing, en 1997 formaría parte del excelente plantel del primer Bloody Roar junto a Manabu Namiki, Atsuhiro Motoyama, Kenichi Koyano y por supuesto el inseparable Masaharu Iwata. Ese mismo año volvería con Matsuno e Iwata para parir el fastuoso Final Fantasy Tactics, uno de los mejores juegos de la saga, que por supuesto tiene su banda sonora a medida con temas como "Bland Logo~Title Back", "Backborn Story", "Trisection" o "Under the Stars", que fueron lanzados con la Final Fantasy Tactics Original Soundtrack por el sello DigiCube.

La siguiente parada sería la joya shoot’em up de Sega Saturn Radiant Silvergun, en la que trabajaría Sakimoto en solitario, recibiendo un álbum de parte de Futureland. En los años posteriores coincidiría con Manabu Namiki en Armed Police Batrider y de nuevo con Iwata y Matsuo en Ogre Battle 64, que ya no es de Matsuno. Y es que Matsuno se encontraba preparando nada menos que Vagrant Story, otro titán del RPG en el que Sakimoto haría toda la música, 55 piezas recogidas en 2 CDs de DigiCube. El último juego de esta etapa sería el Breath of Fire V: Dragon Quarter para Capcom, que fue editado por su sello Suleputer.

Basiscape Records

En 2002 abandonaría sus compromisos con Square para fundar su propia compañía de producción musical, Basiscape Records. En esta aventura le acompañan muchos de sus compañeros a lo largo de los años: Masaharu Iwata, Manabu Namiki, Noriyuki Kamikura, Kimihiro Abe, Kentarou Nagoshi, así como Azusa Chiba y Yoshimi Kudo. Años más tarde dejarían el equipo Namiki, Abe y Kamikura y se unirían otros nuevos compositores con Mitsuhiro Kaneda, Rikako Watanabe, Masaaki Kaneko, Mai Hamano y Kazuki Higashihara.

Aniplex fue la encargada de lanzar la edición más completa de la BSO en 2012, 4 CD de música presentados en estuche de lujo.

En los primeros años cayeron juegos como Final Fantasy Tactics Advance, Stella Deus, una pieza en el famoso bullet hell Mushihimesama –que fue casi íntegro para Namiki e Iwata– y el mortal Gradius V de Treasure, todos ellos antesala del mayor proyecto de Basiscape.

Ahí entra Final Fantasy XII, el juego más grande en el que han puesto su firma Sakimoto y los suyos. Porque si bien la composición y la producción corrieron a su cargo mayormente, tuvo la ayuda de Hayato Matsuo, Masaharu Iwata, Yuji Toriyama e incluso de Kenichiro Fukui en los arreglos de más de un tema. Ese infalible equipo dio algo muy distinto a lo que acostumbraba la saga –a pesar de que Final Fantasy XI ya lo daba–, pero manteniendo a su vez clásicas piezas de Uematsu como el "Main Theme" o el "Battle on the Big Bridge", entre otros. Destacan temas como "The Dalmasca Estersand", "Battle with an Esper", "The Skycity of Bhujerba", "Giza Plains" o el genialísimo "Symphonic Poem -Hope-" de Taro Hakase. También participaría Nobuo Uematsu con "Kiss Me Good-Bye", el tema vocal a piano cantado por Angela Aki. En la nueva edición Final Fantasy XII The Zodiac Age se incluye la versión original de la banda sonora y además una nueva que ha sido regrabada –era con la Royal Philarmonic Orchestra– y presentada en 7.1 para la ocasión. Square Enix Music la distribuirá en formato Blu-Ray y Blu-ray + CD a partir del 19 de julio.

Muestra de la banda sonora de la remasterización de Final Fantasy XII para PS4.
Compartir

Después empezarían a trabajar para Vanillaware con GrimGrimoire y años más tarde Odin Sphere, lo que les ha llevado a participar también en el resto hasta Dragon’s Crown. El equipo de Basiscape ha sido además el encargado de la BSO de Valkyria Chronicles y el resto de la saga en PSP, así como en Lord of Vermilion y Opoona, entre muchos otros. Actualmente se encuentran trabajando en el próximo juego de Vanillaware para PS4 y Vita, a la vez que Sakimoto prepara el regreso de Matsuno, financiado a través de Kickstarter. Y lo cierto es que ni siquiera hemos llegado a mencionar todo lo que han dejado atrás…

ANTERIORES
Vandal Game Music
14:00 28/6/2017
Recopilamos la música de los MediEvil y otros juegos de Paul Arnold y Andrew Barnabas.
Vandal Game Music
16:04 5/7/2017
Nos adentramos en la banda sonora del exitoso juego de From Software y Japan Studio.
SIGUIENTE
Vandal Game Music
17:44 19/7/2017
Dedicamos un repaso a la banda sonora de Splatoon, el original shooter de Nintendo EAD.

KILLY · 13/07/2017 19:59
Sus mejores trabajos me parecen Vagrant Story y BOF Dragon Quarter, absolutamente memorables.

HiRo85 · 13/07/2017 09:53
Gran compositor, aunque personalmente la OST del FFXII me parece de las más flojas de la saga... Siempre me ha gustado más el estilo fresco de Nobuo Uematsu o las melodías de Masashi Hamauzu.

falinho · 13/07/2017 00:59
A odin sphere le tengo unas ganas tremendas, probe la demo y la musica me parece muy buena en cuanto baje de precio me lo pillo el odin.

Franky__Mishima · 13/07/2017 00:42
Sakaguchi le da sopas con ondas a hitoshi, por esto no deja de ser lo que es, un grandisimo compositor.

Beriol · 12/07/2017 22:50
A mí la BSO de FFXII me parece de las mejores, estoy deseando volver a jugar para escuchar la remasterización de los temas.

Yo sólo conozco los juegos de SE en los que ha trabajado, y el Odin Sphere, cuya música me ha encanta también.

Flecha subir