Vandal

Vandal Game Music

Cada semana, un artículo sobre música de videojuegos.

Garry Schyman. La rockola en los BioShock

·
Repasamos la música licenciada y la BSO de la saga BioShock, de Garry Schyman.

Resulta sorprendente ver que la saga BioShock va a cumplir diez años este 2017. Bien es cierto que ostenta la condición de clásico casi desde el instante en que salió, pero parece que fue ayer cuando su distópica propuesta de época nos cautivaba al ritmo de oldies, y lo cierto es que iba haciendo falta ya un repaso a la que es una de sus mejores cartas.

Garry Schyman ha sido el encargado de dar vida a las partituras de los descendientes de aquel mítico System Shock 2 de Irrational Games, una tarea por la que ha recibido varios premios, en especial en la Game Audio Network Guild y los Spike Video Game Awards de 2007. Hoy repasaremos esas composiciones originales junto con los temas licenciados.

La obra maestra de Cohen

No importa lo mucho que pase el tiempo ni en qué momento lo descubramos, el primer contacto con BioShock es difícil de olvidar. A su favor juegan la misteriosa obertura y todo el conjunto artístico, pero tan importante es el papel de ese art decó en el descenso a Rapture como lo es el de la música y la voz de Andrew Ryan. Y es que Garry Schyman es un compositor formado en la escuela de California, en el cine y la TV, y eso se nota. Claro que su paso a los videojuegos lo dio ya hace lustros con la saga FMV Voyeur, en 1993.

El menú de juego nos da la bienvenida con un detalle –el sonido de las teclas de piano al movernos por las opciones– que nos adelanta lo crucial que es este elemento para hacer que nos sintamos absorbidos por la atmósfera que plantea el juego. Sin embargo, es la combinación entre la pesadumbre del tema principal "The Ocean on his Shoulders" y la subida a la batisfera lo que se lleva el gato al agua. Una vez allí nos espera ese inmortal "La Mer" (aka Beyond the Sea) en su versión de Django Reinhardt para sumergirnos en las profundidades. Es entonces cuando las palabras de Ryan dan paso a los intensos violines de "Welcome to Rapture" en el que sin duda es un momento para la historia del medio.

Lo que nos espera a partir de ahí es básicamente una banda sonora de terror, y además con un estilo muy Bernard Hermann. "Dr. Steinman", "Step into my Gardens", "The Docks", "The Engine City" o "This is Where They Sleep" dan buena muestra de ello. La excepción a esto la encontramos en dos brillantes piezas, que son "Dancers on a String" y el scherzo "Cohen's Masterpiece", la que es la mejor composición de todo el juego con diferencia, a pesar de que su protagonismo es más bien breve en la escena de Sander Cohen.

La música restante son las canciones licenciadas de los años 30, 40 y 50 –que suenan sobre todo a través de los fonógrafos y rockolas– entre las que escucharemos otras de Reinhardt, Billie Holiday o Bing Crosby, así como el "Vals de las flores" de Tchaikovsky o el "Beyond the Sea" de Bobby Darin, que es quizás la versión más conocida del tema. La BioShock Orchestral Score fue liberada de forma gratuita en formato digital por 2K Games, y las ediciones limitadas incluyeron el CD The BioShock EP con remixes de tres temas licenciados a cargo de Moby –el famoso DJ familiar de Herman Melville– y Oscar the Punk.

Sonidos desde el faro

BioShock 2 no ha resultado un juego tan importante por la ausencia de Irrational Games y Ken Levine en el desarrollo, que pasó a 2K Marin. Sin embargo Garry Schyman continuaría en el equipo aportando más piezas a la saga, entre las que descatan sobre todo el tema principal, titulado "Pairbond", el "How She Sees the World" o la "Eleanor’s Lullaby" final. Del mismo modo que el anterior, el juego utiliza gran cantidad de canciones licenciadas.

Pero el mayor aporte que hizo esta entrega a la colección musical de la serie fue con la edición especial que recibió, donde tuvimos por primera vez la BSO de BioShock editada en un vinilo de 12" bajo el nombre I Am Rapture, Rapture is Me junto con la del propio BioShock 2 en vinyl CD, que llevaría por título Sounds from the Lighthouse.

Un despliegue de la BioShock 2 Special Edition con el vinilo del primer juego y el CD con la música del segundo.

El pájaro cantor

Sería en 2012 con BioShock Infinite cuando se produciría la clausura de esta trilogía, una entrega que recupera todo el esplendor al volver a manos de los de Levine. Aquí Garry Schyman recibiría algo de ayuda, principalmente del músico Jim Bonney, para dejarnos otra gran banda sonora. "Welcome to Columbia" o los leitmotivs "Lutece", "Elizabeth", "Solace" –el rag-time que acompaña a las proyecciones de películas– y "The Songbird" son quizás los primeros que saltan a la vista. Este último de hecho es el que acompaña a la temida criatura alada, que es controlada por notas musicales. Pero las que más brillan terminan siendo "Baptism" y por supuesto la adaptación de "Will The Circle Be Unbroken" –el popular himno cristiano americano– en todas sus formas: la coral, la instrumental y la acústica completa con las voces de Courtnee Draper y Troy Baker, los actores de doblaje.

Por supuesto no puede faltar una larga lista de licenciadas. También entre la música no original hay versiones anacrónicas de Cindy Lauper, Creedence Clearwater Revival, R.E.M. o Tears for Fears, pero sin duda lo más llamativo es el doo-wop del "God Only Knows" de The Beach Boys a cargo de The Barbershop Quartet. La banda sonora ha salido solo en formato digital, ya que se daba como descarga con las ediciones Ultimate y Songbird. Al igual que la primera parte, la BSO de BioShock Infinite fue muy premiada por la crítica.

ANTERIORES
Vandal Game Music
14:05 5/4/2017
Hablamos de la música de Persona y otros juegos de Atlus con Shoji Meguro.
Vandal Game Music
14:12 12/4/2017
Repasamos algunos interesantes e icónicos complementos de audio para consolas y ordenadores.
SIGUIENTE
Vandal Game Music
16:09 26/4/2017
Desmenuzamos las partes musicales de esta exitosa saga de ninjas de Commodore 64.

atparrot · hace 18 horas
No se si a alguien mas de los aquí habituales le pasará, que cada vez que Andrew.Ryan, el forero, escribe, me lo imagino con la voz de Andrew Ryan, el personaje. Solo le falta la coletilla Quieres?
Desde luego, la inmersión  de este juego es enorme, y su sonido es quizás el factor clave para ello

-ICO- · hace un minuto
Me ha gustado mucho el artículo.

Flecha subir