Vandal
Vandal juegos retro

Juegos Retro

Una mirada semanal al pasado, recordando grandes juegos clásicos y momentos de la historia del videojuego.

Yo contra el barrio

·
Grandes juegos en los que somos los reyes del reparto de guantazos.

Sin duda alguna uno de los géneros más recordados por los aficionados a las casi extintas recreativas, era el conocido como "Yo contra el barrio". Si nos paramos un momento y echamos la vista unos cuantos de años atrás, podremos ver como hubo una época en la que los salones recreativos estaban plagados de estos juegos. Un tío que recorre las calles soltando mamporros a diestro y siniestro y enfrentándose a un jefe al final de cada fase, está claro ¿verdad? Hablamos de juegos como Double Dragon, Cadillac & Dinosaurs o Streets of Rage, hablamos de hamburguesas y trozos de pizza en el suelo, de barriles, de punkys a los que golpear, de estética de los ochenta, hablamos de déjame que yo me coja a Mustapha que tu sabes jugar mejor. El nombre técnico del género sería beat'em up, auque estos nombre técnicos vinieron después de gastar muchas monedas de cinco duros.

¿Pero que tenían estos juegos que enganchaban tanto? Pues en primer lugar casi todo el mundo podía pasar la primera fase, es decir que siendo la mayoría de ellos juegos para arcade eran casi siempre más asequibles que la mayoría de sus parientes lúdicos. Esto ocurría así al menos al principio. Otro punto a favor era que casi siempre estaba la posibilidad de jugar con uno o varios compañeros y el juego cooperativo siempre ha sido un buen reclamo porque sin duda ayudaba alargar esos cinco duros que costaba tanto conseguir. Siempre había una rutina en los jefes y eso ayudaba bastante pues eran de esos juegos que gustaba mirar y aprender del más duro del lugar. Terminar un juego de este tipo daba cierto prestigio entre los jugadores del barrio, tanto era así que a veces se dejaba al experto de turno que acabará con algún jefe duro para que no perdiéramos una vida.

Sin duda el origen de estos juegos está en películas como The Warriors donde la gente se enfrenta en las calles con sus puños, navajas, tubos, etc. También en las películas de artes marciales pero llega un momento en que el género evoluciona de forma sistemática a la pelea sucia, a la lucha en las calles. Veamos ahora algunos de esos juegos que hicieron grande este maravilloso género de los videojuegos. Algunos juegos que hacen honor especial al término "Yo contra el barrio".
Kung-Fu Master

Es posible que se trate del primer juego de este tipo y aunque no se parece claramente a otros claros exponentes del género como Streets of Rage, a buen seguro que se puede considerar el origen o detonante de esta corriente de juegos que vino después. En Kung-Fu Master encarnamos a Keiji que debe rescatar a su novia Sylvia (un nombre muy recurrente dentro de los videojuegos) de las manos de Mr X. A lo largo del juego debemos superar cinco pisos plagados de enemigos que nos atacarán por ambos lados. El juego ocurre en un sólo plano y no podemos movernos hacia adentro como en otros juegos del género. Para hacer frente a los enemigos podemos dar puñetazos y patadas, estas últimas más lentas pero de mayor rango y daño y podemos saltar y agacharnos, porque hay enemigos que nos lanzarán cuchillos y tendremos que esquivarlos.

El juego fue desarrollado y lanzado en Japón por Irem en el año 1994, aunque más tarde sería lanzado por Data East en USA. Se trata de un juego complicado en algunos puntos y con rutinas que tiene que conocer perfectamente o estás perdido. Lo cierto es que a pesar de los años es un juego que se sigue dejando jugar muy bien y fue portado a plataforma domésticas de forma bastante decente.

Double Dragon


Nos saltamos juegos como Renegade y pasamos directamente a este clásico imperecedero de los años 80. Desarrollado en 1987 por Thecnos y distribuido por Taito en Double Dragon encarnábamos a Billy y Jimmy Lee (por fin podemos jugar de modo cooperativo) en una lucha encarnizada contra una organización criminal, Black Warriors. El argumento del juego nos sitúa en un futuro destrozado por una guerra nuclear en cuyas calles impera la violencia. Las calles de América están controladas por los Black Warriors, pero hay dos hermanos expertos en artes marciales que se enfrentan a este control.

Lo hacen enseñando en su dojo Soutsetsken a los habitantes de la ciudad para que puedan defenderse de la amenaza criminal. En represalia los Black Warriors secuestran a Marian, la novia de Billy, que junto con su hermano Jimmy se echará a la calle para buscar a su amada y vengarse de la banda criminal. El juego cuenta con cuatro escenarios en los que debemos enfrentarnos a los miembros de la banda criminal. El primer escenario es la ciudad, a la que siguen la fábrica, el bosque y por último la base de los Black Warriors. El juego contaba con las acciones de puñetazo, patada y salto y combinando esto y las direcciones del stick podíamos ejecutar otros movimientos que daban mucha variedad a los enfrentamientos. Además de nombrado modo cooperativo, también se añadió la posibilidad de coger objetos que soltaban los enemigos como cuchillos o látigos.

El juego fue portado a muchos sistemas domésticos y se hicieron varias secuelas continuistas del mismo. También se hizo un juego de lucha para Neo Geo que fue bastante aceptable, con personajes grande y bien definidos, e incluso se lanzo también para Neo Geo el juego Rage of the Dragons, un juego claramente inspirado en la saga pero sin la licencia de la misma. En resumen si bien se puede considerar a Kung-Fu Master como el creador del género, sin duda alguna fue Double Dragon el juego que sentó las bases que serían repetidas durante muchos años.

Streets of Rage


Quede claro que se trata sin duda de uno de los juegos con el nombre más atractivo de la historia, a pesar de que en Japón se llamase Bare Knuckle. Buque insignia de Megadrive durante mucho tiempo en aquel paquete de tres juegos junto con Golden Axe y Shinobi, este juego es otro gran exponente de este género de pelas callejeras. La historia nos sitúa en un futuro postapocalíptico en el que debemos luchar contra el rey del crimen organizado, Mr X. Los protagonistas son Axel, Balze y Adam, tres policías que deben liberar a la ciudad de los criminales en los que como será habitual en el género, nos encontramos con el fuerte y lento, el equilibrado y la rápida y más débil.

Atacábamos a base de puñetazos y patadas, pudiendo agarrar a los enemigos y golpearlos para después saltar por detrás y hacer un suplex al estilo Guile. También había objetos y bonificaciones clásicas de los juegos como comida para recuperar nuestra barra de vida. El juego contó con dos secuelas que mejoraron técnicamente al original, añadiendo más variedad de enemigos, personajes y golpes, pudiendo realizar incluso magias. En la tercera parte podíamos desbloquear a personajes seleccionables a lo largo del juego. Otro de los puntos a favor del juego era sin duda la maravillosa banda sonora de Yuzo Koshiro que se convirtió en todo un emblema de la época. Streets of Rage, pese a imitar muchos elementos de otros juegos era sin duda una de las mejores opciones domésticas para disfrutar de la lucha en las calles. Tardes y tardes jugando a dobles, era nuestro Cadillac casero, nuestra recreativa en casa de aquella época.

La mano de Capcom, Final Fight

Capcom no podía dejar pasar esta oportunidad y lanza un juego que se convirtió en uno de los favoritos de los salones recreativos. Situémonos en Metro City, donde el alcalde Mike Haggar es un exluchador profesional, una ciudad con un alto índice de delincuencia que el alcalde intenta erradicar. La banda Mad Gear, secuestra a la hija de Haggar para obligarlo a hacer lo que ellos digan. Por supuesto esto nos lleva a las calles y Haggar junto con Cody y Guy deberán poner freno a esta banda de criminales. Así vamos recorriendo Metro City hasta rescatar a Jessica.

Cada personaje tiene sus características de velocidad y fuerza de manera que no es lo mismo jugar con Guy que con Haggar. Los personajes cuentan con muchos movimientos y variedad de combos para acabar con los enemigos y además eran bastante más grandes y más definidos que el resto de juegos del momento. En el juego también podemos romper ciertos objetos, coger armas y por supuesto recoger los clásicos bonificadores para recuperar vida. Debemos completar los seis niveles del juego para poder enfrentarnos y vencer al malvado Belger. Los enemigos son bastante variados y van desde punkys a pandilleros pasando por ¿travestís? como Poison. Lo cierto es que hay teorías sobre la orientación sexual de Poison, que últimamente era la manager de Hugo. Se dice que como Poison y Foxy eran mujeres, desde Capcom decidieron difundir que eran travestís por aquello de que pegar a las mujeres, estaría mal visto. También encontramos a enemigos conocidos como Sodom o Rolento como jefes de fase.

El juego fue convertido de manera desastrosa a SNES resultando un juego capado, en el que no se podía jugar a dobles ni elegir a Guy. Lo solucionaron un poco con Final Fight Guy, pero resulta que el juego no salió de Japón.

Capcom aprendió bien con este juego y posteriormente sacó muchos juegos del estilo y la mayoría muy buenos. Juegos como Captain Commando o Cadillac & Dinosaurs son clásico por los que no pasa el tiempo y siempre apetece echarse unas partidas. Estos juegos siguen con la mecánica de personajes diferenciados y añaden novedades como pilotar vehículos o coger robots, metralletas, etc. Destacar como no, joyas como Alien vs Predator, The Punisher o Knights of the Round que seguían la estela marcada anteriormente pero con personalidad propia.

También SNK se apuntó al carro de la lucha callejera con juegos que van desde el descarado clon Burning Fight, que copiaba a Final Fight, hasta juegos originales como Mutation Nation. Sin duda alguna SNK puso su granito de arena con juegos como Sengoku o Eightman, que contribuyeron en gran medida a hacer grande este género.

Hay otros juegos que sin duda serán recordados durante mucho tiempo como Los Simpson o Turtles in Time, juegos que sin duda fueron grandes en su momento y hoy día no han perdido un ápice de diversión. Muchos de los juegos que hemos mencionado se pueden encontrar en las plataformas de descarga de las consolas actuales y en recopilatorios de juegos arcade.
Lo que está claro es que en estos juegos se veían patrones comunes, como en la mayoría de géneros.

El pollo asado, la hamburguesa o el batido para recuperar vida eran elementos muy recurrentes. Tampoco dejamos atrás los personajes siguiendo el patrón clásico donde encontrábamos el fuerte, intermedio y rápido que siempre estaban presentes. Otros elementos clásicos eran sin duda las armas con el cuchillo o la tubería como principales exponentes y los barriles o las cajas que estaban pidiendo a voces que los destruyeras para descubrir un preciado objeto oculto, las joyas que daban puntos, etc. Mencionar también los enemigos estereotipados como moteros, pandilleros y gordos que pululaban las calles por las que deambulamos más de mil veces.

Se trata sin duda de uno de los géneros las compañías peor han adaptado a las 3D, con honrosas excepciones como God Hand o Viewtiful Joe. Las compañías de videojuegos no dejan pasar la oportunidad de sacar recopilatorios en los que casi siempre encontramos uno o varios de estos juegos y es que en su momento fue el género más jugado en los salones. Con el tiempo supimos que su nombre era beat'em up pero para nosotros siempre serán juegos de peleas callejeras o de "Yo contra el barrio".

ANTERIORES
Retro
27/8/2010
Repasamos algunas portadas míticas, buenas y malas de la historia de los videojuegos.
Retro
3/9/2010
Repasamos algunos famosos juegos que se han servido de los zombis como uno de sus principales atractivos.
SIGUIENTE
Retro
17/9/2010
Repaso a la horda de videojuegos protagonizados por los Simpson.

Dekte · 11/09/2010 15:49
Artículo flojo, bastante flojo, por estilo y por referencias. El tema se merece mucho más . Por cierto que el Kung Fu Master es del 84, y no del 94.

[para OSCARina Of Time]Desaparecer, no han desaparecido en absoluto. Para los bazares de PSN y Live siguen saliendo cosas así. Joer, ¡Castle Crashers!...y dos que han salido hace nada, Shank y el glorioso Scott Pilgrim, tan deliciosamente retro que no tiene ni coop online. por nombrarte sólo tres cosillas. :D

Y anda que no queda nada todavía... :rolleyes: [/para]

Tony Stark · 11/09/2010 13:04
Yo a veces sigo echándome alguna partidilla gracias a los recopilatorios, y tengo que decir que una de las mejores cosas de estos juegos es su ambientación ochentera tanto en los escenarios como en los personajes que  pululan por el mismo. Esa mezcla de artes marciales y "suciedad ochentera" le dan un toque irresistible y recuerdan a las películas de artes marciales de la época.

Siragon · 11/09/2010 07:04
Dios, que época tan maravillosa, a veces extraño los salones recreativos entre tanto 3D.

Siragon · 11/09/2010 07:03
No mencionaron al Colosal X-men de Konami, cuya máquina de doble pantalla, para cuatro jugadores era lo maximo, todos se peleaban por ser Wolverine.
Tampoco mencionan a Vendetta, un juego genial que tenía guiños de humor adulto para esa época (como los enemigos homosexuales que en vez de pegarte, agarraban a tu personaje por detras y le hacían el perrito).
Uno que pasó con mas pena que gloria fue el Avengers, no era mal juego y tenía el efecto molón de los cartelitos de comics en los combos (Paf! Bif! Sock! Bam!) pero los personajes eran muy pequeños y los gráficos poco vistosos (y era muy dificil).

garou_den · 11/09/2010 01:54
os ha faltado mencionar de pasada el increible "aliens vs predator" de capcom.
halabemos al mame...yo juego con mis sobrinos y mi dual x-arcade jajaja
juanfePS3 totalmente deacuerdo.estos jeugos tienen "algo" especial.ademas despues de tanto 3d y texturas de esta generacion ver diseños pixel a pixel es como ver una pintura antigua...yo al menos ahora lo valoro mas.
por cierto supongo que es por la estetica de barrio pero no habeis mencionado el increible golden axe 1 ni su pasada de secuela el 3 en recreativa...flipantes.

Flecha subir