Vandal
Vandal juegos retro

Juegos Retro

Una mirada semanal al pasado, recordando grandes juegos clásicos y momentos de la historia del videojuego.

Una recreativa en casa (parte 1)

·
Una guía de como montarte tu propio salón recreativo retro.

Largas son las horas que muchos de nosotros hemos pasado en los salones recreativos y muchas son las monedas de 5 duros que hemos gastado en clásicos como Street Fighter II, Snow Bross, Tekka World Cup, etc. La verdad es que los salones recreativos de nuestros barrios o pueblos eran (desgraciadamente ya no existen apenas) un punto para fugarse de la rutina diaria, lugar de encuentro con amigos y una referencia de los juegos punteros del momento. Tener Street Fighter II en Super Nes o Mega Drive no era lo mismo que jugarlo en recreativa, todos queríamos tener una recreativa en casa. Muchos de nosotros a lo largo del tiempo no perdimos la ilusión de tener nuestra propia recreativa en casa, de revivir aquellos momentos de antaño.

Pero sabemos que con los tiempos que corren son pocos los que tienen espacio en casa para semejante armatoste. En este artículo no os vamos a enseñar a construir o restaurar una recreativa, no es ese el objetivo, pero os vamos a contar una experiencia personal a la hora de llevarlo a cabo.

En nuestra mente siempre rondó la idea de tener una recreativa en el salón, pero nunca lo tomamos realmente en serio, hasta que un día recibo la llamada de un amigo diciéndome que van a sacar y tirar las antiguas máquinas del salón recreativo de su hermano. Vamos a una nave y encontramos una docena de máquinas llenas de polvo y en bastante mal estado y ni cortos ni perezosos cogemos la que en mejor estado vemos que está. Al final la máquina que elegimos sólo serviría para aprovechar algunas piezas, monedero y tomar ciertas medidas, sin embargo en el momento en que cargamos la máquina en el carro teníamos claro que íbamos a meternos en un "fregao" más que curioso.

La decisión


La primera decisión que hay que tomar por supuesto, es la de tener tu propia recreativa. Sabiendo que es una máquina que ocupa mucho espacio y que hay que ser muy aficionado a esto para tomarse la molestia de llevar a cabo todo el trabajo que tiene restaurar o crear una máquina recreativa. Creedme si os digo que no es lo mismo crear o restaurar completamente una recreativa que comprar una nueva y colocarla en el salón como si de un florero se tratase. Disfrutamos mucho más del proceso de construcción/restauración que lo que disfruto jugando a la máquina.

Hay que tomar otra decisión y es si vas adquirir una máquina antigua y la vas a restaurar o bien vas a crear una nueva desde cero. Cualquiera de las dos opciones es válida y dependerá del tiempo que tengas o tu suerte a la hora de encontrar un mueble en buenas condiciones. También dependerá del tipo de "maca" que quieras hacerte. En nuestro caso y pesar de tener la opción de usar un mueble antiguo, tomamos la decisión de crear una recreativa desde cero y lo hicimos por la necesidad de demostrarnos a nosotros mismos que éramos capaces de hacer algo semejante.

Lo primero que hay que hacer es elegir el tipo de mueble que vas a construir, hay muchos planos en la web y diseños para todos los gustos. Yo me decidí por un diseño propio inspirado en otros que encontré en la web pero modificando las medidas para adaptarlas a mis gustos. La verdad es que se trata de elegir el diseño que te guste o te recuerde más a las máquinas de tu infancia. Tomar esta decisión no es fácil ya que cuando has empezado a cortar maderas ya no hay vuelta atrás. Nosotros elegimos una maquina tradicional, aunque sigue en mente hacer una cocktail, que es mucho más estética y bonita para nuestro gusto.

Es importante recalcar que sin buenos tutoriales y sin planificar el trabajo correctamente hubiera sido imposible llevar a cabo la creación de la recreativa.

Comenzando el trabajo


A la hora de comenzar a trabajar hay que tener claro que tanto para restaurar un mueble antiguo como para crear uno nuevo hacen falta muchas herramientas y utensilios que no todo el mundo tiene y que alguno son caros. Realizar un trabajo de este tipo es algo que no sale nada barato, ni en tiempo ni en dinero. Madera, pintura, herramientas... poco a poco vas acumulando un buen pellizco.

Siguiendo con el caso que nos ocupa, se eligieron tableros DM de 19 mm para realizar el trabajo y además se hizo un armazón de listones para darle consistencia a la estructura. Dependiendo del caso en concreto puede no ser necesario crear una estructura interna que refuerce el mueble, pero queríamos algo robusto que resistirá los envites de tardes juego y gracias a las recomendaciones de un compañero (Boeza) tomamos la decisión de hacerlo así.

Si no tenéis maña con la sierra de calar lo mejor es que deis las medidas en una carpintería y que os corten los laterales al menos o bien diseccionéis el mueble por completo (hay planos en la red completísimos) y lo entreguéis a los profesionales para luego recoger los cortes y ensamblarlos vosotros.

En nuestro caso decidimos hacerlo por nuestra cuenta, sierra de calar en mano y planos dibujados sobre el tablero y adelante. Aquí hay que tener en cuenta que las medidas deben ser exactas porque cualquier pequeño descuadre en un lado supone un gran descuadre al final en todo el conjunto. Una vez cortados los laterales y las partes trasera y delantera procedemos al ensamblaje de las partes en el armazón. Nosotros pintamos las maderas con imprimación blanca antes de colocarlas, les dimos un total de 3 manos de imprimación porque el DM absorbe mucha pintura. Poco a poco vamos atornillando las maderas sobre el esqueleto y la cosa va cogiendo forma. Para la puerta de atrás elegimos colocar unas pequeñas L que compramos en la ferretería y colocamos una cerradura a la parte de arriba de la puerta, de este modo cuando encajamos la puerta y echamos el cerrojo queda perfectamente sellada.

Otra de las decisiones que tomamos fue la de poner unas buenas ruedas con freno a la recreativa, de modo que mover por el salón donde iba a estar fuera sumamente sencillo y nada aparatoso.

Imagen 201072203517_1
Es importante decidir también de que color será nuestra máquina. Se pueden comprar tableros con melamina de color, pero en nuestro caso decidimos pintarla de negro para que fuese lo más parecida a las recreativas que jugábamos de pequeños, aunque lo cierto es que usando Photoshop jugamos mucho con el color a ver cual nos convencía más.

En este punto además de pintar vienen muchos cálculos para ajustar la marquesina. Tenemos que tener en cuenta que debemos colocar un fluorescente al fondo de la misma y que esta debe abrir y cerrar desde arriba. También se fueron muchos cálculos y pruebas para cortar la madera tendida de la parte de arriba y que quedase ajustada con la inclinación correcta. De modo que llegados a este punto tenemos un mueble más o menos con forma de recreativa y con un esqueleto interior que lo hace bastante estable.

Vas haciendo medidas, calculando distancias y antes de que repares en ello dedicas todo el tiempo libre que puedes a construir tu recreativa y se convierte en algo realmente importante, te das cuenta de que poco a poco vas cumpliendo aquel sueño de niño y cada vez que ves cierto avance es como si volvieses por un momento a aquellos tiempos de partidas a 5 duros.

Imagen 201072203517_2

Aprovechamos el monedero que pudimos rescatar de la máquina vieja para colocarlo en la nuestra. Al final decidimos no darle más uso al monedero que de acceso al interior y de adorno, anulamos la electrónica que traía, aunque conservamos toda su mecánica por su en un futuro decidimos darle uso. Todas las piezas que podamos rescatar son bienvenidas, bien sea porque nos ahorran dinero o bien porque van a dar un toque mucho más retro a nuestro trabajo.

Imagen 201072203517_3

Panel de Control, mas madera


El panel de control es una de las cosas que más nos costó decidir, en principio parecía claro que elegiríamos cuatro botones por jugador, pero después pensamos que sería mucho mejor poner 6 botones y poder jugar a nuestro querido Street Fighter II como mandan los cánones. Había que hacer un panel que no fuera fijo así que creamos una estructura con un ángulo de 90º aprovechan los restos que nos habían quedado. Hay que tener en cuenta también el espacio que queremos dejar en caso de hacer la recreativa de dos jugadores, de modo que se pueda jugar con cierta comodidad. El panel de control quedaría sujeto en la parte de abajo con una bisagra de librillo y cerraría desde dentro con unos pestillos.

Una vez creada la estructura tenemos que hacer los agujeros para los botones y las palancas de control y aquí es donde por primera vez teníamos que tocar el metacrilato. Este material es complicado de trabajar y tuvimos el problema de que cuando lo cortábamos con la sierra de calar (con sumo cuidado porque sino se parte) acaba soldándose de nuevo debido al calor que produce la fricción de la sierra. En resumidas cuentas, fue uno de los momentos más duros, el trabajar con este material. Bueno, una vez cortado el metacrilato lo debemos presentar sobre el armazón del panel de control y darle calor con la decapadora para adaptarlo a la forma de 90º. Una vez adaptado a la forma, (debemos dejarlo código con pinzas o gatos un rato) procedemos a poner la plantilla con los botones marcado para poder hacer los agujeros donde irán colocados los pulsadores y las palancas.

Nosotros hicimos un agujero en el centro con uns broca mediana para luego poder insertar ahí el pico de la broca de pala y hacer los mencionados agujeros.

Imagen 201072203517_4

Cuando hemos hecho los agujeros podemos retirar las pinzas y la plantilla para usar la broca de pala por separado en madera y metacrilato, donde hay que tener de nuevo sumo cuidado.

Imagen 201072203517_5

El momento en el que colocamos el panel de control con sus mandos y botones sobre el mueble es otro de los momentos álgidos del proceso. Es como colocar el volante en un coche, es dotar de manos a la máquina.

Imagen 201072203517_6

Desde el primer momento teníamos claro que la solución al panel de control pasaría bien por desmontar un mando soldar los cables a su placa o por comprar un solución hecha como Ipac. Esta solución es buena y si no te quieres complicar la vida con soldaduras es lo mejor que puede encontrar. Dicho y hecho, nos llega nuestro Ipac y nos ponemos manos a la obra a cablear el panel de control sobre la interfaz predefinida. Al final nos quedan muchos cables por medio pero el esfuerzo merece la pena y por fin podemos decir que el primer escollo está superado.

Imagen 201072203517_7

Ha sido un duro trabajo para llegar hasta aquí pero vale la pena. La recreativa coge forma y en el horizonte se ve que puede salir algo bueno de aquí. Se comienzan a ver los resultados globales y la cosa coge forma a la vez que cogemos ánimos de seguir. La verdad es que es muy gratificante ver como le vas dando forma a un sueño de juventud.

En la siguiente parte del artículo veremos cómo las decisiones a la hora de cablear, elegir y diseñar las artes y elegir la máquina que meteremos a la recreativa.

ANTERIORES
Retro
4/6/2010
Recordamos la saga de mánagers futbolísticos con sabor español.
Retro
11/6/2010
Unos cuantos de juegos clásicos con temática Western. El oeste en los videojuegos.
SIGUIENTE
Retro
9/7/2010
Culminamos nuestra guía para montar nuestra propia recreativa.

[^RONIN^] · 19/07/2010 18:31
Se notan la cantidad de horas que le habéis hechado. Muy buen trabajo!

Dasnielow · 07/07/2010 16:33
Yo tengo una Video-Sonic de Sega del año 1990 por suerte la conseguí en bastante buen estado, aunque la estuve retocando y consiguiéndole piezas, el trabajo que mas esfuerzo me llevo fue ponerle un control para 4 jugadores y 8 botones por jugador... Si queréis os pongo fotos. :D

Suppaiku · 05/07/2010 16:27
Yo tenía una hace tiempo, muy vieja. Pero se acabó jodiendo con el tiempo :( Me encantaría fabricarme otra puesto que aún guardo muchas piezas y todas sus placas (entre ellas Snow Bros.) xD

segatasanshiro · 04/07/2010 23:10
Yo creo que es el sueño de todos los viejos aficionados a los videojuegos el tener una recreativa en casa y revivir los buenisimos momentos vividos con ellas.

gutix_psx · 03/07/2010 16:31
Pudiendo tener el MAME o recopilatorios para consola lo veo demasiado trabajoso. Ya sé que no es lo mismo, pero bueno, que no lo haría.

Flecha subir