Vandal
Vandal juegos retro

Juegos Retro

Una mirada semanal al pasado, recordando grandes juegos clásicos y momentos de la historia del videojuego.

The Combatribes

·
Los padres de Renegade y Double Dragon desarrollaron la evolución de estos juegos que finalmente cayó en el olvido. ¿La recordamos?

La semana pasada recordamos los noventa como la época en la que empezó el boom de los beat ‘em ups, y es cierto que Final Fight impactó sobremanera en la industria y marcó el camino, pero en esto de los videojuegos hay historias paralelas, fieles seguidores que seguíamos ciertas corrientes y nos olvidamos del resto.

¿De qué estamos hablando? Pues de la misma manera que antes de llegar a Pro Evolution Soccer y FIFA existió Worldwide Soccer y Sensible Soccer, en los beat ‘em up muchos de nosotros habíamos jugado a Double Dragon (1987) y Renegade (1986) de Technos Japan Corp, con su inconfundible estampa gráfica y jugabilidad, esperando con ganas una nueva entrega de estos.

Pero llegó el año 1990 y con él Final Fight, con todo lo que supuso llevar a otro nivel este tipo de videojuegos. Technos Japan siguieron a lo suyo y lanzaron The Combatribes, un sucesor espiritual de estos dos títulos que muchos jugamos y rejugamos hasta la saciedad. A pesar de alucinar con los nuevos juegos que se presentaban a principios de los 90, todavía reconocíamos el aspecto gráfico y jugable de esta compañía, por lo que este juego supuso el último aliento que este estudio brindó a sus fieles, y nosotros ahora la recordamos.

El arcade del rincón del bar

Como decíamos el aspecto gráfico con personajes cabezones, manos recogidas y animaciones algo escuetas, era algo a lo que estábamos habituados en este tipo de juegos, cuyas limitaciones técnicas no afectaban en ningún caso a su capacidad para divertir.

En este ‘yo contra el barrio’ teníamos para elegir a tres personajes muy diferentes entre sí. La gracia del juego consistía en que cada uno de estos "Combatrides" se les dota de velocidad y fuerza en el caso de Berserker, de una tremenda fuerza y perdiendo un poco de velocidad para Bullova, y Blitz, un hombre de pelo largo y el más ágil de los tres, pero a la vez el más débil.

Tomando el control de uno, dos y hasta los tres personajes a la vez, teníamos que superar las seis etapas o "leyes" de las que se componía el juego. Los personajes contaban con una variedad de técnicas y golpes bastante elogiable, ya que no sólo podíamos disfrutar dando puñetazos y patadas, sino que además podíamos encadenar combos, como pisar a un enemigo, zarandearles cogiéndolos por los tobillos, golpear su cabeza contra el suelo o chocar las cabezas de dos de ellos, sin duda todo un festival de mamporros.

También disponíamos de objetos en los escenarios que podíamos arrojar, así que a este arcade no le faltaba de nada para que disfrutáramos a lo grande. De una manera similar a los juegos de este estilo, con los subordinados de turno que se abalanzan sobre nosotros hasta llegar al jefe final de fase.

Los gráficos muestran un gran colorido, unos personajes con unas características físicas bastante propias y reconocidas marca de la casa, de la misma manera que los cañeros temas que nos acompañan a lo largo de esta fiesta de peleas callejera. Los efectos de sonido son destacables, ya que están realmente conseguidos y son bastante acordes a la ambientación, y los gritos y sonidos de impacto sin duda dignos de recordar, como en las mejores películas de Bud Spencer y Terence Hill.

De manera paralela a los grandes juegos de la industria, muchas compañías siguieron a lo suyo, haciendo lo que mejor sabían hacer, y Technos Japan siguió su propia estela para brindar con su última copa y dejarnos el gran sabor de boca que aún hoy podemos disfrutar con The Combatrides.

ANTERIORES
Retro
17:50 23/10/2015
La veterana portátil de Sega recibió un Sonic que su hermana mayor de sobremesa se perdió, ¿por qué?
Retro
18:54 30/10/2015
En el año que los beat 'em up empezaron a cambiar nos perdimos la obra de Taito que hoy recordamos.
SIGUIENTE
Retro
19:21 13/11/2015
Las arenas del tiempo sepultaron grandes juegos que desaparecieron a los ojos de todos. Last Resort quedó atrapado para que hoy recordemos este tesoro olvidado.

EmeraldGolvellius · 06/11/2015 18:41
Vaya risa de juego,como disfrutaba con este,me acuerdo que me partia cuando te sentabas sobre el tipo y le estampabas la cabeza contra el suelo.
molaba aquello de que al echar a correr arrasabas a los enemigos como si fueran monigotes...,
me molaba cantidad lo de los remates en el suelo en plan Vendetta,otro que me encantaba,

me lo compre en Super version U.S.A y bueno...le faltaban muchas cosas...una lastima,
le quitaron mucha alegria ,Sub niveles...,

y el rico liquido rojo que dejaban los enemigos tras romperles los dientes,aunque graficamente estaba muy bien,
el Arcade es una pasada.

RaKKa · 07/11/2015 11:38
Juegazo, siempre me encantó, pero era un comemonedas injusto (igual porque en los recres lo tenían a tope de dificultad).

EmeraldGolvellius · 07/11/2015 14:21
Rakka eran juegos muy enfocados al 2 o 3 players...,
pasa con muchos de aquella epoca,por ejemplo Ikari Warriors 3 o POW pasa algo similar,te dan tortas por todos lados,pero a dobles la cosa cambia xD,
de todos modos estoy deacuerdo,eran traga monedas magicos xD.

RaKKa · 07/11/2015 14:49
[respuesta:4]Siempre he pensado que un juego de acción retro bien hecho era aquél que te podías pasar con una moneda una vez dominadas sus mecánicas y memorizadas las secuencias ensayo-error (de haberlas, deberían estar contadas con los dedos de una mano). Y luego, a mejorar el score y/o bajar tiempos.

Sin embargo, había muchos juegos que me encantaban, pero que me parecían injustos (este "The Combatribes" o "Ghosts & Goblins" y su Red Arreemer podrían ser ejemplos claros), así que o bien los niveles de dificultad no estaban bien testeados, o los hacían comemonedas deliberadamente al diseñarlos.

En este caso concreto, si te ves el longplay del reportaje, al jugador ni le tocan y juega él solo (en las tres primeras fases creo que ni le rozan), por lo que igual había juegos de mecánicas poco intuitivas a las que no podías sacar provecho sin un leve tuto o pegatina con move list (opción A), o cientos de horas de ensayo (opción B: dueño de recreativo/bar o familiar del mismo). Yo nunca he sido manco jugando y este juego me parecía frustrante en su época, así que estaría en hard fijo en el recre donde jugaba.[/respuesta]

EmeraldGolvellius · 07/11/2015 15:35
Pues seguramente tendrian la Placa en HARD...,
en los Salones que solia frecuentar las Placas estaban puestan siempre en LVL Chungo,recuerdo que cuando jugaba al Outzone o Lighning Fighters y demas juegos me parecian dificilisimos,

pero que muy muy dificiles,por ejemplo recuerdo jugar al Street Smart y el juego ser MUY pero que MUY perro,
cuando ese juego hoy dia veo que en LVL Normal no es tan dificil.

muchos años despues al poder meter mano a eso y descubrir lo de los Dips para configurar la dificultad fui entendiendo lo cabroncetes que eran los de los salones xD,

supongo que les molaba tener los juegos en dificil para sacarnos mas moneditas.

OSCARina Of Time · 07/11/2015 20:26
Vaya pasada de movimientos, que gozada.
Me ha recordado mucho al Double Dragon de la Super y parece q salio en SNES pero seguro q aqui no llegaria.
Menuda epoca los primeros 90.

EmeraldGolvellius · 08/11/2015 01:53
[respuesta:7]El Super Double Dragon es buenisimo,muy muy superior como juego al Combatribes de la Super,
que salio solo en U.S.A y JAPON,

el Super Double Dragon si que salio PAL,aunque no debieron hacer una tirada muy grande por que es un juego que no se veia demasiado,

pero es verdad que era muy muy bueno,con aquello que tenia de bloquear el golpe agarrando la extremidad del rival...

y pudiendo castigarle con patadas o puñetazos,o combinado ambas cosas y a la vez pudiendo mientras tenias preso al Rival golpear con una coz al contrario si se te acercaba por detras...,

una gozada de Beat em up.[/respuesta]

Akuma · 08/11/2015 19:35
¿Alguien sabe bajo que placa corre? Viendo los vídeos tiene que se flipante :)

diego.dey · 20/11/2015 20:08
Bullova y Blitz se prestan la ropa para la carátula

Flecha subir