Vandal
Vandal juegos retro

Juegos Retro

Una mirada semanal al pasado, recordando grandes juegos clásicos y momentos de la historia del videojuego.

Tekken: el origen del puño de hierro

·
Nació para hacer la competencia a Virtua Fighter… ¡y ya lleva 16 entregas!

El flyer europeo no era muy espectacular, pero describía a la perfección los puntos fuertes de Tekken.

Nadie hubiera imaginado, en aquel remoto diciembre de 1994, que Tekken acabaría dando origen a una de las saga más longevas, y rentables de Namco. De hecho, hoy llega a las tiendas Tekken 7, la última entrega de una saga que a lo largo de estos casi 23 años ha inspirado también juegos para móviles, un spin-off (¿Quién se acuerda de Death By Degrees?) e incluso un crossover con sus mayores rivales: Street Fighter X Tekken. Y eso que todo arrancó como una simple demo técnica, nacida al calor del revolucionario Virtua Fighter de Sega…

En octubre de 1993 Sega puso patas arriba los salones recreativos con el lanzamiento de Virtua Fighter, el primer juego de lucha con gráficos poligonales. La revolucionaria creación de Yu Suzuki y Sega AM2 puso muy nerviosa a Namco, que ese mismo mes había empezado a distribuir los primeros muebles de su espectacular Ridge Racer (la respuesta a otra creación de Sega, Virtua Racing). No tardaron demasiado en intentar aplicar esa misma tecnología (polígonos con mapeado de texturas) al género de lucha, para lo cual reclutaron a parte del equipo de la recreativa de Sega, empezando por Seiichi Ishii (diseñador en Virtua Fighter) que desempeñaría el cargo de director de la nueva placa, originalmente bautizada como Rave War, aunque no tardaría en adoptar su nombre definitivo: Tekken (puño de hierro, en japonés).

La revista Electronic Gaming Monthly se hacía eco de la próxima recreativa de Namco, por entonces conocida como Rave War.

Además de Ishii y algunos animadores y programadores procedentes de Sega, el equipo se completó con el equipo responsable de Knuckle Heads (una recreativa de lucha 2D lanzada por Namco en 1992) y otros miembros de la casa, entre los que se encontraba el hombre que acabaría uniendo su destino a la saga Tekken: Katsuhiro Harada.

Los gráficos de este primer Tekken no han envejecido muy bien. Ojo al jeto de Paul.

Harada no solo ejerció de productor en la placa, sino que puso voz a tres de los personajes del rooster de este Tekken primigenio: Yoshimitsu, Marshall Law y Kunimitsu. Con el objetivo de desbancar a Sega en su propio terreno, Namco recurrió al mismo hardware que Ridge Racer (la placa System 11), con la intención de no solo aplicar texturas a los luchadores sino desplegar además unos gráficos con el doble de framerate que su rival.

Como devela el propio Harada en esta estupenda entrevista de la revista Edge, el gran hándicap al que se tuvo que enfrentar el equipo fue recrear en un entorno poligonal toda una serie de movimientos basados en artes marciales reales. Cada uno de los ocho luchadores seleccionables de la placa (Kazuya Mishima, Jack, King, Michelle Chang, Nina Williams, Paul Phoenix y Yoshimitsu) desplegaba un sistema de lucha distinto que, al igual que sucedía con Virtua Fighter, incluía llaves cuerpo a cuerpo.

El flyer americano incluía un guiño hacia el primer nombre de la placa: 'Tekken, Lord of the Rave War'.

Namco trabajaba contrarreloj (ya que Sega estaba enfrascada, a su vez en la secuela de Virtua Fighter), por lo que decidieron asignar un equipo distinto a cada luchador. Como desvela Harada en Edge, esto provocó que el equipo inicial de 20 personas acabara engordando hasta llegar al medio centenar. Para desmarcarse aún más del trabajo de AM2, el repertorio de luchadores de Tekken fue cuanto menos "peculiar" en lo referente al diseño: Yoshimitsu era un ninja con un brazo mecánico, Jack un androide y King un luchador de wresling con una máscara de tigre.

El diseño de algunos personajes era “peculiar”. Nunca entendimos cómo Jack lograba mantenerse en pie con semejantes brazos y torso.

Pero sin duda uno de los elementos que aportó más personalidad a Tekken y sus posteriores secuelas fue la relación entre Kazuya y su padre, Heihachi Mishima. Este último, al frente del conglomerado Mishima Zaibatsu, era el promotor del torneo King of The Iron Fist que servía de excusa argumental al juego. Cuando apenas contaba con cinco años de edad, Kazuya fue arrojado desde lo alto de una montaña por Heihachi, quien quería comprobar "la pasta" de la que estaba hecho su retoño. El chaval sobrevivió, pero albergó un odio infinito hacia su progenitor, lo que le empujó a participar en el torneo de marras, 21 años más tarde.

Heihachi desempeñaba el papel de jefazo final en este primer Tekken, aunque antes de llegar a él debíamos enfrentarnos a un subjefe que iba variando dependiendo del personaje que habíamos seleccionado. Armor King I, Anna Williams, Devil Kazuya, el oso Kuma, Lee Chaolan…) ejercían de "reverso tenebroso" de nuestro personaje, y sinceramente, nos hicieron sudar sangre en una placa que, no vamos a negarlo, no estaba muy bien equilibrada en cuanto a jugabilidad.

Acercarse al rival para ejecutar una llave implicaba un gran riesgo, pero eran tan letales como espectaculares.

Aunque este primer Tekken era menos técnico que Virtua Fighter (cualquier jugador no tardaba demasiado en memorizar las técnicas de su luchador favorito), la IA era bastante "sucia" y no dudaba en ejecutar combos prácticamente imposibles de anular, hasta el punto de hacernos un "perfect" en apenas unos segundos. El propio Harada reconoce en la entrevista de Edge que pincharon en ese aspecto, aunque acabarían mejorando la experiencia de juego en el posterior Tekken 2.

La placa de Tekken debutó en diciembre de 1994, cuando Virtua Fighter 2 (que había dado un enorme salto gráfico gracias al hardware Model 2) llevaba un mes recaudando una millonada. Namco perdió aquella batalla en los recreativos, pero acabaría ganando una guerra mucho más importante, la del mercado doméstico, gracias a PlayStation.

Sony necesitaba un buen arcade de lucha para potenciar el catálogo de su flamante consola y volvió a encontrar en Namco (quien había convertido Ridge Racer en la primera Killer App para la bestia gris de 32 bits) a su mejor aliado. La placa System 11 estaba basada, de hecho, en la consola de Sony, por lo que la conversión doméstica no tardó demasiado en llegar a las tiendas japonesas (concretamente en marzo de 1995). La PlayStation occidental no disfrutaría de ese honor hasta noviembre de aquel mismo año.

La vieja y efectiva patada en el rostro. No era muy técnica, pero servía para mantener las distancias.

Los gráficos del Tekken de PlayStation (al igual que los de la recreativa) no han envejecido demasiado bien, pero en su día esta conversión se consideró un prodigio técnico. Los 2 MB de RAM de la consola de Sony obligaron a Namco a comprimir los datos del juego (en especial las animaciones) a niveles hasta entonces impensables, y a pesar de lo cual las cargas desde CD eran sorprendentemente breves, dejando a la altura del betún a muchos otros lanzamientos de la época.

Namco vendió más de 3 millones de unidades del port de PlayStation, casi la mitad en Europa.

Para rematar la faena, la versión doméstica de Tekken permitía desbloquear, y controlar, a los jefes de la recreativa. Como era de esperar, el juego se convirtió en una nueva Killer App para PlayStation. Según los datos que arroja la web VGChartz, Namco despachó más de tres millones de unidades del juego. Curiosamente, casi la mitad de las ventas procedieron del mercado europeo.

El tórrido romance entre Tekken y PlayStation continuaría en los años posteriores. Tekken 2 debutó en los salones en agosto de 1995 y su adaptación doméstica lo haría en marzo de 1996 en Japón (en Europa llegaría en octubre). Pero esa es otra historia. Por cierto, si queréis enfrentaros al primer Tekken y no queréis tirar de MAME, las tres primeras recreativas de la saga se incluyeron, a modo de extra, en el Tekken 5 de PlayStation 2.

¿Recordáis vuestra primera partida con el Tekken de PlayStation? ¿En los salones recreativos erais más de Tekken o de Virtua Fighter? Como siempre, estamos deseando leer vuestros comentarios y anécdotas…

ANTERIORES
Retro
14:00 19/5/2017
La fantasía medieval de George Lucas inspiró una recreativa inolvidable.
Retro
17:06 26/5/2017
La saga que sentó los cimientos de la lucha cumple 30 años.
SIGUIENTE
Retro
16:00 9/6/2017
Recordamos la historia de la feria desde su creación en 1995.

abp · 04/06/2017 08:03
en recreativa en un salón en 1996,las jugué por igual,en aquel momento las dos me parecian fantásticas,lo que acabó por desequilibrar la balanza hacia tekken,fue que saliera en playstation,ese fue el punto de inflexión,pero seguía gustándome virtua fighter,son dos viejas sagas que se complementaban bien

INCONFORMISTA · 03/06/2017 12:28
Qué viciadas en la recreativa mientras esperaba la comida del bar XD

Richipanu · 03/06/2017 10:45
Tekken 1,2 y 3 y el Soul Blade.....bufff....vaya vicios con la gris.

twister · 03/06/2017 10:22
Como usuario de Saturn siempre fui más de Virtua Fighter que de Tekken (y aun hoy lo prefiero), pero cuando cayó una psx con Tekken 2, y más tarde el gran Tekken 3, la verdad es que me dieron muy buenos momentos tanto a 1p como sobretodo a multi con los amigos.

Lo que más me sorprendía era la cantidad de personajes (gracias a los clones, eso sí) y los endings CG, que eran un puntazo para la época, y junto a los extras le daban bastante vidilla al juego. Sega en esos tiempos siempre se quedaba corta en ese sentido, y durante esos años de sequía hasta casi VF4, la franquicia de namco estaba en mi top personal.

Al primer Tekken nunca llegué a jugarlo en su día, solo lo conozco de echar unas partidas como curiosidad a la versión arcade que venía en Tekken 5, pero después de sus secuelas se hace difícil ponérselo, al contrario que pasa con estas que todavía pueden brillar por sí mismas.

De todos modos siempre hace falta un inicio, y con Tekken lo hicieron bastante bien.
Además que los acuerdos de namco y sony me siguen pareciendo una de las mejores estrategias que pudo haber en su momento, fue un combo perfecto para ambas.

JANTUA · 03/06/2017 06:07
NUNCA OLVIDO LA PRIMERA VEZ QUE VI LA RECREATIVA PERO DEL 2..UFF LO MEJOR LOS MOVIMIENTOS INCLUSO LOS GRAFICOS ERA LO MEJOR..NUNCA ME GUSTO VIRTUAL FIGHTER,CUANDO SALIO EN EL PLAY 2 ME LLAMO LA TENSIÓN PERO LA JUGABILIDAD NUNCA LA VI BUENA.BUENO A TODAS ESTAS TODAVIA DISFRUTO EL TEKKEN TAG .

Flecha subir