Vandal
Vandal juegos retro

Juegos Retro

Una mirada semanal al pasado, recordando grandes juegos clásicos y momentos de la historia del videojuego.

Shantae de Game Boy Color

·
La consola portátil Nintendo recibió en 2002 uno de sus últimos y mejores juegos, ¿por qué era tan bueno?

La historia del cartucho de hoy es bastante peculiar. Algunos pueden conocer esta saga por sus últimas entregas que se han lanzado en distintas consolas y PC, pero la protagonista medio maga Shantae se convirtió en un clásico primero en Nintendo DS y Game Boy Advance, y antes de todo esto en Game Boy Color, con el primer título de la saga en 2002.

Un juego lanzado sobre un hardware casi inalterado desde 1989, y cuando su sucesora, Game Boy Advance, ya estaba en el mercado, algo que era aprovechado para ofrecer contenido exclusivo si era jugado en la nueva portátil de Nintendo. El desarrollo de Shantae se prolongó demasiado, justo cuando Game Boy Advance empezaba con unas ventas bastante buenas, haciendo que Game Boy Color cayera en el olvido relativamente pronto.

Los chicos de WayForward empezaron en la industria de los videojuegos en 1990, una compañía poco prolífica en número de juegos, y que no tenía un nombre destacado en la industria. Un estudio con un videojuego en las manos que no sabía si iba a ser publicado, por lo que mientras buscaban editor para su creación, añadieron el contenido exclusivo por si el cartucho era jugado en la nueva portátil de Nintendo.

Llegó el año 2002 y los rumores de cancelación hacían presagiar que todo el trabajo hecho nunca vería la luz, pero entonces llegó Capcom que, tras ver la calidad de este típico plataformas en 2D, decidieron publicarlo, obteniendo notas bastante altas por parte de la prensa.

Un plataformas hecho con mimo

Nintendo ha dominado el mercado portátil durante muchos años, ya que desde Game Boy hasta Nintendo 3DS, nadie pudo arrebatarle ser el liderato en las ventas, aun con portátiles de hardware superior. Sin querer entrar a valorar el incierto futuro de las consolas portátiles, podemos decir que el pequeño cartucho de hoy se movió entre ese limbo que significa el ocaso de un sistema y el furor por el nuevo y su hardware superior.

Hoy rescatamos de ese olvido a un plataformas de los de antes, con unas mecánicas muy trilladas pero que llegó a destacar por sus increíbles gráficos y todo un elenco de efectos, totalmente impropios de Game Boy color.

El juego es un plataformas 2D en el que manejamos a Shantae, la semi genio que tiene el poder de convertirse en diferentes animales, lo que le permite avanzar en su aventura, además de su largo pelo, que utiliza como látigo para acabar con sus enemigos.

Tanto el personaje principal como los enemigos y los escenarios parecían de otra consola, ya que se notaba que los chicos de WayForward habían conseguido exprimir al máximo un hardware que ya se estaba despidiendo del mundo de los videojuegos.

Scroll parallax, transparencias, unas animaciones fluidas y cuidadas, y un efecto en el que va cambiando la iluminación a lo largo de la primera fase, totalmente sorprendente conociendo el hardware sobre el que se mueve. Eligieron sacar este juego en Game Boy Color para aprovechar precisamente esa paleta de colores, y simular unos efectos que elevaron su calidad a niveles de sobresaliente.

Las fases que visitamos nos llevan a un sinfín de parajes, recreados con unos gráficos increíbles, gracias al genial trabajo de pixel art por parte de WayForward, y todo esto bajo un scroll tan suave como práctico. La parte jugable se lleva otro sobresaliente, ya que el salto y todos los ataques y formas animales se controlan de acuerdo al animal en el que nos transformamos, todos ellos con unas habilidades en las que se nota el mimo por calibrar todos y cada uno de los movimientos, con una respuesta perfecta.

Los efectos sonoros suenan bien, pero la banda sonora destaca por tener melodías chiptune realmente buenas, oír para creer:

Shantae fue y es un juego sobresaliente, ya que ha envejecido estupendamente, y de hecho podría pasar por un videojuego indie de hoy en día. Un gran trabajo detrás de cada animación y cada pixel, y el comienzo de una saga de aventuras de plataformas que os animamos a que descubráis en cualquiera de sus entregas.

ANTERIORES
Retro
18:58 6/5/2016
Rememoramos uno de los juegos importantes de Sonic: ¿Qué nos preparará Sega para el 25 aniversario de su mascota?
Retro
20:10 13/5/2016
Recordamos uno de los juegos que no suele aparecer entre los mejores de Neo Geo, y que mereció más reconocimiento.
SIGUIENTE
Retro
18:20 27/5/2016
Recordamos el inicio de una de las sagas más divertidas e hilarantes de minijuegos nacida en los noventa.

memexican · 22/05/2016 04:38
[respuesta:15]Yo alguna vez experimente con un juego... ah recuerdo the longest journey, tampoco me gustaban los píxeles y vi como hacer para forzarle filtros 2xsai o algo asi(los que traen los emus), pero agregaban basurillas, no recuerdo que tanto le moví y al final lo jugué asi con pixelotes  :P , y ahora ya no me molestan los juegos así[/respuesta]

Dissident · 21/05/2016 20:14
[para DarkCoolEdge]Es verdad, parece que me dejé el "3".[/para]

[para memexican]El juego en DS no se pixela, pero en PC si, porque el port que han hecho deja mucho que desear a nivel de imagen. Y no existe fix alguno, raro..[/para]

DarkCoolEdge · 21/05/2016 19:56
[respuesta:11]De hecho el Risky's Revenge es el de DS. El The Pirate's Curse es de 3DS.[/respuesta]

memexican · 21/05/2016 17:33
[respuesta:11]Así es el estilo de estos juegos,  pixeles,  a mi me gustan bastante,  compre los dos shantae para pc hace algunas semanas por menos de 5 euros aprox.,  sino te gustan los pixel pues ni modo,  aunque tal vez si pudieron meterle algun filtro como al binding of isaac para personas como tú.[/respuesta]

RaycoStohelit · 21/05/2016 16:26
Me encanta como luce la primera entrega, la verdad es que el mundo de Shantae desprende carisma por los cuatros costados, las sensaciones que me transmite jugar con la señorita peliazul son las mismas que me dio Wario tiempo atrás. Aprecio mucho que se sigan haciendo juegos como este.

Flecha subir