Vandal
Vandal juegos retro

Juegos Retro

Una mirada semanal al pasado, recordando grandes juegos clásicos y momentos de la historia del videojuego.

Sabre Wulf

·
Seguimos recordando el pasado a golpe de clásicos con Sabre Wulf. ¿Quieres saber cómo se las gastaba RARE en los ochenta?

Antes de trabajar codo a codo como second party de Nintendo, Rare tuvo un pasado bastante glorioso y digno de ser recordado. Ultimate Play The Game, como se la conocía entonces, fue fundada por los hermanos Tim y Chris Stamper, llegando a ser una de las más prestigiosas empresas de entretenimiento de los años ochenta.

Desde 1982, la empresa se caracterizó por demostrar que estos dos británicos tenían en sus mentes y sus manos una capacidad al alcance de pocos, ya que lo que primero enseñaron con Atic Atac, fue potenciado en el juego de hoy, el primero de una famosa trilogía en la que Sabre Man sería el personaje principal empezando por este Sabre Wulf, continuando con Underwurlde y terminando con el fantástico Knight Lore.

Creando nuevos géneros

Cuenta la leyenda, que la tercera parte de esta trilogía, Knight Lore, estaba ya lista cuando se lanzó Sabre Wulf, pero retrasaron el lanzamiento al considerarlo demasiado adelantado a su época, algo que podría haber perjudicado a este primer juego, de corte gráfico más clásico y menos avanzado.

Cierto o no, lo que sí que fue real es que Sabre Wulf puede ser considerada la primera "videoaventura", por lo que también hablamos de que el concepto de este título, a pesar de ciertas similitudes con otros juegos, fue un gran paso hacia adelante en su desarrollo y es por lo que la leyenda de la antigua Rare empezó a ser forjada con letras doradas. ¿Cómo era Sabre Wulf?

El juego fue lanzado en julio del año 1984 para ZX Spectrum, y posteriormente para BBC Micro, Amstrad CPC y Commodore 64. En España fue distribuido por la legendaria Erbe.

En este, el aventurero Sabre Man se encuentra con un laberíntico escenario por el cual estaban segregadas cuatro partes de un amuleto que debíamos encontrar y recolectar ataviados con una pequeña espada con la que hacer frente a los enemigos.

Lo hacíamos a lo largo y ancho de nada menos que 256 pantallas en las que nos acechaban todo tipo de enemigos tropicales que conformaban este colosal mapa, que partida tras partida nos teníamos que aprender irremediablemente, y precisamente esa, era una de las grandes bazas de este juego.

Algunos de estos podían ser eliminados con ella, pero otros, como los enemigos más grandes y peligrosos (rinocerontes, hipopótamos y los nativos) sólo les afectaba nuestro espadazo para que cambiarán de dirección, lo que hacía aumentar la dificultad de la pantalla por la que debíamos actuar con rapidez, ya que si no lo hacíamos, una mortal llama hacía arder el lugar recordándonos que debíamos salir de allí y resolver la situación pensando rápido.

Esto también hacía que de manera inteligente las pantallas no pudieran ser superadas quedándonos en un lugar fijo y siendo timoratos, ya que de esta manera debíamos ser valientes, suponiendo un genial reto en el que sabíamos lo que pasaba si no hacíamos frente a los enemigos.

Los diversos ítems que encontrábamos por el camino nos ponían las cosas sólo un poco más fáciles, a veces lo justo para usarlos con cabeza y resolver situaciones que de ningún otro modo eran posibles.

Los coloridos gráficos, a pesar de que puedan parecer una ensalada de píxeles, fueron bastante buenos para la época, sobre todo por los geniales enemigos que nos acechaban y por las maneras de emerger y ser destruidos.

¿Dónde están las piezas?

Después de haber recogido las cuatro partes del amuleto que debíamos buscar por el extenso mapeado, teníamos que adentrarnos en una cueva para terminar el juego. Pero aquí entra una de las mejores bazas de este juego: su rejugablidad, ya que en cada partida aparecían los cuatro fragmentos del amuleto a recoger en partes aleatorias de este escenario, por lo que "nunca habrá una partida igual", en este juego, cobró un gran sentido, allá por 1984.

El tempo del juego es bastante frenético y adictivo, sobre todo si nos sabemos al dedillo la selva que lo conforma, donde podíamos ver pasillos paralelos donde está una pieza del amuleto y sabemos por dónde y cómo podemos acceder a ellos. El genial trabajo de los hermanos Stamper se tradujo en un éxito de ventas estratosférico que hizo que sus secuelas engrandeciesen aún más el camino que con Sabre Man empezaron.

¿Jugaste a él? Si lo hiciste y recuerdas uno de los sprites más míticos de la época de los microordenadores estás de enhorabuena, si no, como siempre, estás a tiempo de hacerlo, ya que, a pesar de que los gráficos puedan echar para atrás a más de uno en su sofá, Sabre Man sabe aún hoy día cómo entretenernos con la sencilla premisa de buscar cuatro trozos de un amuleto, mientras esquivamos un ejército de enemigos de todo tipo, ¿te animas?

ANTERIORES
Retro
19:51 6/6/2014
Recordamos el beat em up de Data East tan diferente, original y divertido cómo obligado para todos los amantes del retro.
Retro
17:49 20/6/2014
Volvemos veinte años atrás para recordar el Mundial celebrado en USA y la versión que US Gold nos regaló a los amantes del fútbol ¿Fue la mejor?
SIGUIENTE
Retro
19:41 4/7/2014
Una Capcom inspirada nos regaló un gran juego a finales de los ochenta: Forgotten Worlds. Volvamos a recordar aquellos mundos olvidados.

Psychosocial · 30/06/2014 09:17
Grandes los juegos de Ultimate... A mi me gustaba el Gunfright, pero no me terminé ninguno de ellos.

crokus · 29/06/2014 09:26
Gran juego, creo que me lo llegué a terminar, eso sí, con un Poke, jeje.

Akuma · 29/06/2014 08:20
Me recuerda mucho al grandioso Aztec Adventure de Master System!! Jajaja

Javi.79 · 27/06/2014 22:47
[respuesta:4]También los míos. En aquella época los juegos con técnica Filmation (perspectiva isométrica) me parecían alucinantes, me daban una inmersión enorme y podían dar lugar a muchos caminos distintos por medio de las míticas puertas aquellas.[/respuesta]

EmeraldGolvellius · 27/06/2014 22:39
Buenisimos recuerdos del Sabre wulf,

y coincido en que Knightlore es una maravilla,el remake para MSX2 es guapisimo

Flecha subir