Vandal
Vandal juegos retro

Juegos Retro

Una mirada semanal al pasado, recordando grandes juegos clásicos y momentos de la historia del videojuego.

Perico Delgado: Maillot Amarillo

·
La Edad de Oro del software español dejó joyas inolvidables, hoy recordamos una de ellas con un deporte apenas explotado en los videojuegos.

En los ochenta y principios de los noventa, se vivieron los mejores años en la historia del software producido en España. Las producciones ibéricas para microordenadores competían en calidad con los mejores videojuegos del mercado, evidenciando el talento innato en nuestras fronteras, algo que hizo que se reconociese -tanto en crítica como en ventas- las virtudes que nos hicieron salir en el mapa de la industria.

Sabíamos divertir, producir portadas épicas, melodías pegadizas como pocas y tuvimos unos artistas que dejaron su impronta en unos sistemas que hacían alucinar con cada nuevo casete y cada nuevo disquete, en los que se encapsulaban aquellos juegos tan diminutos en tamaño, pero tan grandes en emociones.

Perico Delgado, maillot amarillo (1989) Topo Soft.

La Edad de oro del software español nos dejó decenas y decenas de juegos para el recuerdo, y entre muchas producciones, las llamadas "tres grandes" compañías que fueron saltando de éxito en éxito fueron Dinamic, Opera y Topo Soft. De esta última, cuyo nombre se dice que salió debido a la ubicación de su centro de operaciones (la planta bajo tierra de Erbe), es de la compañía que hablaremos hoy, ya que en el año 1989 fue la que emprendió el viaje de producir un videojuego basado en el ciclismo cuando apenas había precedentes en la industria, aunque más de 25 años después podemos decir que no se han prodigado mucho en nuestras pantallas.

Nacido para Spectrum y portado directamente a otras plataformas, podemos asegurar que fue una de las mejores obras de "los topos" a los que Erbe apadrinó, y sin lugar a duda uno de los más recordados por los que probaron los pedales convertidos en teclas allá en los últimos suspiros de la década de los ochenta.

El juego más duro "que la pata de Perico"

Una de las frases que muchos oímos durante nuestra infancia tenía bien fundada su comparación, Pedro Delgado Robledo, el famoso ciclista segoviano empezó a destacar ya desde los quince años, participando en varias competiciones que hicieron que posteriormente recibiera ofertas para convertirse en profesional, cuando ya empezaba a destacar como un gran escalador.

Desde el año 82, año en el que da el salto al ciclismo profesional, empieza a hacerse un nombre entre el pelotón internacional, sobre todo un año después al debutar en su primer Tour de Francia, en el que llega a ir en segundo puesto a pesar de acabar en una posición más discreta.

El videojuego de hoy quiere recordar sus maillots amarillos, y se une a las compañías que usaron personajes de renombre para crear un videojuego alrededor de ellos, como fueron Fernando Martín, Michel, Butragueño o Carlos Sainz.

Para esto, Topo Soft firmó un contrato con Perico Delgado, quien se sentía atraído por formar parte de un videojuego con su nombre e imagen. En él, Rafael Gómez, con el apoyo de Gabriel Nieto, se dejaron el alma por recrear el ciclismo de una manera fiel, aunque entre sonrisas alguno de ellos asegurase no saber mucho del deporte que tan bien recrearon.

Cuatro partes muy bien diferenciadas y trabajadas separaban y hacían que disfrutásemos de los diferentes tipos de tramos en cada etapa. Empezamos por la parte más fácil: los llanos, donde, desde una perspectiva cenital y bastante alejada, debíamos tratar de dejar al pelotón atrás sin chocarnos con los rivales y de no salirnos en las curvas, pudiendo acelerar, frenar y movernos de un lado a otro, mientras estábamos atentos a los puntos de avituallamiento, ya que de esta manera recargábamos la energía de Perico. Un punto que quizás hable de que Rafael realmente no era un gran aficionado al ciclismo era la parte en la que también debíamos esquivar coches aparcados en la carretera, sin duda una anécdota que además, hacía más divertidos aún los recorridos.

Los puertos es donde debíamos hacer valer paciencia y pericia, ya que la cámara se centraba en nosotros en solitario para dejar que las protuberancias en el ascenso hicieran que tuviéramos que elegir bien las marchas y pedalear mientras teníamos cuidado de no cansar a Pedro y conseguir un buen tiempo.

La bajada de los puertos era la zona en la que con una acertada perspectiva isométrica debíamos seguir esquivando ciclistas y frenar a tiempo, mientras recargamos energías con las bolsas que nos dan en los puntos de avituallamiento.

La cuarta y última parte es la llegada a meta, en la cual debemos aporrear la barra espaciadora como si nunca fuera a partirse, mientras esquivamos las motos de prensa y nos abrimos pasos entre los últimos corredores antes de llegar a la meta de la etapa.

Los gráficos son unos de los más coloridos que se recuerdan en el catálogo de Spectrum, y los escenarios, en especial en la subida y bajada de los puertos, muestran un gran trabajo y atención por el detalle, algo que la melodía del mítico Gominolas termina por engalanar.

Un videojuego de ciclismo realmente divertido, que consiguió hacer que Topo Soft siguiera engrosando su leyenda, y que puso a muchos a los teclados de sus respectivos ordenadores para disfrutar de un título que demostró que los juegos de este deporte podían ser realmente divertidos, adictivos y a la altura de las mejores producciones de la industria.

ANTERIORES
Retro
18:06 6/11/2015
Los padres de Renegade y Double Dragon desarrollaron la evolución de estos juegos que finalmente cayó en el olvido. ¿La recordamos?
Retro
19:21 13/11/2015
Las arenas del tiempo sepultaron grandes juegos que desaparecieron a los ojos de todos. Last Resort quedó atrapado para que hoy recordemos este tesoro olvidado.
SIGUIENTE
Retro
19:55 27/11/2015
En la época en la que los clones de Street Fighter II saturaban el mercado, Namco sorprendió con un uno contra uno tan atípico como olvidado.

Yakumo_Fujii · 20/11/2015 19:10
Buuuf! la de vicios que le di de pequeño a este juego en mi primer pc, el 286 con pantalla monocromo naranja....que reventada de teclas para subir las cuestas xDDD

EmeraldGolvellius · 20/11/2015 20:58
La de veces que vi esa portada,pero nunca jugue a este juego,que buen trabajo grafico,
Topo trabajo muy bien.

veintidue · 20/11/2015 22:59
Juegos que ocupaban 45kb y divertian mas que otros que a día de hoy pesan 45gb

Rig · 20/11/2015 23:20
Lo bueno que tenía el juego es que jugabas las cuatro pantallas sin que hubiera una posición o tiempo límite que pudiera acabar con tu partida. Lo malo, que las pantallas dos y cuatro ( la montaña y el sprint ) eran revienta teclas y joystick. Especialmente horrorosa la montaña, donde no sólo había que machacar izquierda y derecha a lo Track&Field sino también tenías que vigilar la energía de Perico y subir o bajar piñones para engranar la marcha más adecuada. Al final lo que yo hacía era dejarlo ir solo y volver a los 20 minutos cuando había subido la cuesta

sutalu · 20/11/2015 23:33
La leche.... le doy al "play" del vídeo del reportaje....

Y me encuentro con que la música que suena es la de  :eek:  :eek:  :eek:

Menudo plagio  :eek:  :jaja: (o eso, o pagaron licencia)

[video:https://www.youtube.com/watch?v=kh3wcEFOG2E]

RojoRedRouge · 21/11/2015 00:49
Pues primero, no tenia ni idea que había un juego del enorme Perico, y ni mucho menos sabía que la expresión "más duro que la pata de Perico" venía de él. :jaja:

Xaine · 21/11/2015 01:00
Un juegazo al igual que el Tour 91, que gran época del videojuego español.

energy52 · 21/11/2015 09:39
Yo tb vi la portada, pero no llegué a jugarlo. Yo jugué al de Michel, que lo tenía mi vecino.
Que tiempos aquellos en los que iba al kiosko a comprar la micromania :_)

Kazeo · 21/11/2015 11:53
Me gustaba sobre todo la etapa de escalada. Vaya vicios!

daniel78 · 21/11/2015 16:02
Yo lo tenía para mi Amstrad CPC. Que recuerdos..

Oterbius · 21/11/2015 18:00
Sobre el juego no opino, pero qué grima da la portada :malito: .

Flecha subir