Vandal
Vandal juegos retro

Juegos Retro

Una mirada semanal al pasado, recordando grandes juegos clásicos y momentos de la historia del videojuego.

Midnight Resistance: Narcos, engranajes y una cabeza flotante

·
¿Por que hemos olvidado este clasicazo de Data East?

Hace un par de semanas nos la jugamos al rescatar una placa espléndida pero poco recordada, como era Karnov, y vuestros positivos comentarios nos han animado a repetir la jugada con otra recreativa de Data East, aún más olvidada. Este viernes rendimos honores a Midnight Resistance, un run and gun en la línea de los Contra de Konami, aunque Data East se encargó de aportarle algunos toques de su propia cosecha para lograr una experiencia tan correosa como chiflada.

Muñequeras de pinchos y pantalones de camuflaje. Así de maravillosos, y jevorros, eran los ochenta.

Esta vez el flyer no mentía: en la máquina podías disparar sobre cazas y lanzar chorros de fuego en direcciones imposibles.

La principal novedad que aportaba Midnight Resistance sobre los Contra era el sistema de control. Los dos protagonistas se controlaban a través de sendos joysticks rotatorios, un ingenio que SNK había explotado con bastante éxito en Ikari Warriors y la propia Data East con Heavy Barrel. Gracias a este mando, el jugador podía moverse en una dirección mientras dejaba fija la posición de disparo en otra diferente, girando la parte superior del joystick como si fuera un dial.

La idea de moverse en una dirección y disparar en otra ya era bastante vieja cuando Midnight Resistance debutó en los recreativos en 1989. De hecho, Robotron: 2084 ya permitía hacerlo en 1982, a través de dos joysticks. Pero a diferencia de la mítica placa de Eugene Jarvis, el juego de Data East incorporaba el elemento plataformero a la ecuación. Esto obligaba a dejar una mano libre al jugador para que pudiera alternar entre el botón de disparo y el de salto. Sobre el papel parece complicado, pero en los recreativos funcionaba a la perfección. No podemos decir lo mismo con la emulación desde MAME, pero de eso ya hablaremos más adelante.

¿Veis esas llaves? Son esenciales para conseguir armas especiales y rescatar a TODA la familia.

La trama de Midnight Resistance es maravillosamente absurda. En la recreativa solo nos informan de que nuestro objetivo es rescatar a nuestra familia, secuestrada por un malvado capo de la droga llamado King Crimson (sí, como el mítico grupo de rock progresivo).

El joystick rotatorio permitía girar el ángulo de disparo de manera independiente a nuestros movimientos.

El posterior port de Mega Drive expandió la trama bautizando a su protagonista como Johnny Ford, un operativo de la NCA (Narcotics Control Agency). El padre de Johnny, el Doctor Malcolm, desarrolló un suero capaz de neutralizar la adicción a cualquier droga, lo que no sentó muy bien a Crimson y motivó el secuestro de toda la familia. Y cuando decimos toda, es TODA: padre, madre, abuelo, abuela, hermano, hermana… y el gato se libró porque estaba fuera de casa aquella mañana.

Nuestro héroe frente a un escuadrón de cazas, que atacan de uno en uno. Como en un western dirigido por Michael Bay.

Nuestro objetivo: avanzar a lo largo de nueve niveles hasta poder rescatar a toda la familia y darle pasaporte al mismísimo King Crimson. Al frente del diseño de Midnight Resistance estaba Koji Akibayashi, quien había desempeñado ese mismo cargo en 1987 con Heavy Barrel. De aquella placa rescató no solo el joystick rotatorio si no también la recolección de llaves.

Koji Akibayashi, el diseñador de 'Midnight Resistance', rescató los joysticks giratorios y las llaves de su anterior creación para Data East: 'Heavy Barrel'.

En el caso de Midnight Resistance, las llaves sirven para obtener armas especiales entre los diferentes niveles y, aquí viene lo más dramático, para rescatar a nuestra familia. Si, amigos, es posible acabarse la recreativa sin rescatar a nadie, a todos, o solo algunos. Todo depende de las llaves que hayamos logrado conservar hasta entonces. ¿A quién salvar? ¿Dejarías a la abuela colgada como un pata negra?

El drama invade los salones recreativos. ¿A quién salvamos? ¿Quién debe quedarse colgado como un jamón?

Las llaves, y el arma especial, son como los anillos de Sonic. Al morir estos saldrán despedidos de nuestro cadáver, de tal manera que es posible recogerlos con la siguiente vida… salvo si han caído en el vacío. Y es algo que pasará muy a menudo, porque el diseño de los niveles está cortado a medida del ángulo de disparo de 360º de nuestro personaje. Hay niveles de desarrollo horizontal, de corte vertical, jefazos demenciales (en el juego llegas a enfrentarte a un escuadrón de cazas, uno a uno) y sobre todo muchos engranajes.

Multitud de sierras circulares y engranajes, diseñados para crujirnos la osamenta.

Si los Contra pueden presumir de todo tipo de fauna alienígena, Midnight Resistance nos presenta una amplia variedad de ruedas dentadas y engranajes diseñados para molernos los huesos. Entre tanta ingeniería el toque surrealista lo pone el enfrentamiento contra King Crimson, una cabeza gigante que escupe cerebros por la boca. Sin duda, algo que jamás veremos en la serie Narcos.

King Crimson, en toda su gloria. El líder del principal cártel de la droga era una cabeza flotante.

Aunque en los salones recreativos no alcanzó la popularidad de otras placas de Data East (posiblemente por su peculiar sistema de control, que exigía un mueble especial que pocos bares adquirieron), Ocean supo ver el gran potencial de Midnight Resistance y en 1990 encargó el port Spectrum a los genios de Special FX (los mismos que habían parido maravillas del calibre de Cabal e Hysteria).

En aquellos tiempos solo necesitabas ver el logo de Ocean y un arte chulo para comprarte un juego. Por fortuna, este además era bueno.

Con una estética superdeformed y un colorido sorprendente, firmaron una de las mejores adaptaciones de recreativa a Spectrum de la historia. Special FX también produjo la versión Amstrad, aunque les quedó bastante más pocha. El típico port directo de Spectrum a cuatro colores, aunque a eones de distancia de las morrallas Made in Tiertex,

Ocean también adaptó Midnight Resistance a Commodore 64 (otro port excelente), Atari ST y Amiga. Y ahí acabó la trayectoria doméstica de la placa hasta que en 1991, la propia Data East (con los servicios de Opera House como programadores) lanzó una conversión directa de su recreativa para Mega Drive, tanto en su Japón natal, como en Estados Unidos.

La carátula del port Genesis (la Mega Drive americana) era terrible. Aun así, nos habría encantado llegar a verla en las tiendas europeas.

El port Mega Drive, inédito en Europa, no les quedó nada mal. Se perdió el juego cooperativo, pero Data East logró sortear la ausencia del joystick giratorio con cuatro configuraciones distintas de disparo, a gusto del consumidor, que permitían rotar el ángulo de disparo.

Por desgracia, Midnight Resistance no se contaba entre los 15 títulos que ofrecía el recopilatorio Data East Arcade Classics de Wii, así que la única alternativa para disfrutar de la recreativa pasa por nuestro amigo el MAME, aunque configurar los mandos es el dolor. Existe una ROM bootleg que permite apuntar directamente con el joystick, pero si buscas recrear la experiencia original, prepárate para pasarte un buen rato visitando los menús de configuración. Lo que daríamos por el mueble original, el mismo que hacen trizas en esta escena de RoboCop 2

¿Llegasteis a jugar con la recreativa de Midnight Resistance o conocisteis el juego por las adaptaciones domésticas? ¿Realmente es tan difícil de configurar en el MAME o servidor es un zote? ¿Qué recreativa con joystick giratorio era vuestra favorita? Esperamos vuestros comentarios y anécdotas…

ANTERIORES
Retro
17:03 22/9/2017
Data East nos regaló una de las recreativas más locas de la historia.
Retro
18:00 29/9/2017
Así se creó la mítica consola de 16 bits.
SIGUIENTE
Retro
17:00 13/10/2017
¿Qué versión era mejor? Recordamos una discusión clásica de los recreos.

Bio Fruit · hace 3 minutos
No me acordaba de Tumble Pop, el clon de Snow Bros de Toaplan, made un Data East, ni del Karnov Revenge de Neo Geo. Que fue de los componentes de Data East en la actualidad, y de los de Technics (Doble Dragón, Gowkaizer Voltage)? Los de Data East, eran antiguos empleados de Techos.

También le perdí la pista a los de Nazca Corp (Metal Slug). Uno de ellos salio de SNK, al no dejarle desarrollar, otras ideas para arcades. Y el que hacia Disaster Repport, y Stromboy Chronicles, salio de Írem, cuando cerraron la división de videojuegos, para crear Granzella Estudio. Ahora, no están haciendo nada de juegos arca de, según parece.

Bio Fruit · hace 31 minutos
A mi, salvo el simpático Joe&Mac, no me gustaban mucho los videojuegos de la casa Data East, hasta que jugué al N'Slasher (Una leshe), y a Metamórficas Forcé, de esta casa, en el emulador MAME.

elsergio · 08/10/2017 19:19
Muy buen juego, recuerdo con especial cariño la conversión a Spectrum (la que jugué en la época), de una calidad cojonuda...

[video:https://www.youtube.com/watch?v=viTEeB3aaB0]

Ace64K · 08/10/2017 05:44
Antes que nada Bruno, felicitarte por el curro de tus articulos, se agradece tenerte por aquí.

En cuanto al juego, recuerdo jugarlo basante en las recreativas y siempre me llamo la atencion su particular joystick, que hasta el momento solo habia visto en el genial "Downtown" de Romstar.
Al emularlos, suelo configurar la rotacion a los "L1,R1" de mi mando USB. No es lo mas comodo, pero uno hace lo que sea para rejugar estas viejas glorias.

Y ese jefazo final...la misma cara se me quedo cuando lo vi por primera vez.

Saludos!

Zumm-Plass · 07/10/2017 14:52
Controlar hoy en dia eso es muy complicado, yo apenas paso del tercer boss (el que esta en el arbol ese) y con el arma "spread"... configurar con raton es poco intuitivo y con mando impreciso... es lo que tiene aquella diferenciacion bestial de muchos de Arcade que sin el mueble se pierde jugablemente, y no solo el contexto temporal.

Yo consegui "mas o menos" (comillas) configurar este puñetero juego para jugarlo con raton para apuntar disparo y salto, y los cursores para mover el personaje.
Se tiene que contruir y retocar un archivo especifico y tambien de manera adicional hay que alterar varias configuraciones para hacer menos sensible el control y asi poder apuntar con el raton sin dar mil vueltas. Es algo impreciso, a veces poco intuitivo y muy lento como para "disfrutar" sin cagarse en algo, y muy complicado pasar la maquina pero...

Nunca llegue a jugar este juego en su dia, ni en su forma original ni ports a otros sistemas, era un total desconocido hasta que me pico la curiosidad, y es que Data East llama la atencion para todo aquel que haya vivido los Arcade, pero a cualquiera con curiosidad le pegara lo mismo actualmente.

En Data East estaban un punto de locos... en un terreno como el Arcade habia que destacar de mil maneras y estos benditos sacaban cosas tan estrafalarias como de normales a memorables y hasta normaluchas, pero con su toque de locura siempre.
Se nota que en Data East querian tocar todos los palos, pero siempre con su estilo propio. Por eso tiene juegos como Night Slashers, Cliffhanger, Thunder Zone, BackFire... etcetera, pero entre tanto sacaban cosas extravagantes como Nitro Ball, o Boogie Wings. Y sea como sea miticos les salian de cuando en cuando, Joe & Mac, Tumble Pop, Street Hoop... y tantos otros incluso mas conocidos.

Estos tios eran un diamante en bruto y a veces algo brutos. Solo en Sega estaban mas locos.

Flecha subir