RSSYoutubeTuentiBúscanos en Google+
Noticias
Vandal juegos retro

Leisure Suit Larry

Hablamos de la primera entrega volviendo a los años ochenta. El original fue una aventura tan divertida como polémica e irreverente, pero detrás del primer videojuego hay una historia.

Emmanuel Castro · 16:51 5/7/2013
La serie de videojuegos que protagonizó el bueno de Larry, forma parte de una de las sagas más exitosas a finales de los ochenta hasta pasada la mitad de los noventa. El protagonista, Larry Laffer, vio la luz en el año 1987. Su creador, Al Lowe, era un músico y diseñador de videojuegos que con 15 años, decidió aprender programación y ya en 1982 diseñó tres juegos para Apple II.

La compañía Sierra Entertainment compró estos juegos en 1983, y Al, empezó a trabajar para ellos, siendo el programador líder en juegos como King’s Quest III: To Heir is Human y Police Quest I. Además, su parte de compositor musical hizo que también creara la música para otros juegos de Sierra.

Pero su fama llegó al crear a Larry Laffer, un cuarentón de baja estatura, de poco atractivo y un fondo de armario sacado de la película Grease. Este personaje protagonizó una serie de títulos que fueron de menos a más, logrando juegos notables, pero acabando de una manera bastante lamentable para la fama del bueno de Larry.

Las últimas entregas sin Al Lowe implicado, dejaron bastante que desear, y sus seguidores sintieron que Larry estaba acabado. En parte fue así, pero como sabemos, el propio Al inició una colecta en KickStarter para hacer un remake del primer videojuego.

El resultado ya lo conocéis, hace apenas unos días analizado en Vandal, este remake recupera toda la gloria y el encanto que quedó encapsulado en el tiempo, y lo trajo a nuestros días, siendo un juego que con pocos cambios, puede sorprender por su dificultad, y su corta duración, pero regalándonos los geniales diálogos y las esperpénticas situaciones por las que el bueno de Larry debe pasar para, como decía mi compañero Jorge Cano, "mojar el churro".


De remake en remake


El primer juego salió en 1987 para MS-DOS, Amiga, Apple II, Apple IIGS y TRS-80. Todos ellos salieron bajo el motor gráfico AGI (Adventure Game Interpreter), un motor que a todas luces le quedaba pequeño a nuestro amigo Larry, ya que sólo podíamos mover al personaje con las teclas de dirección y ejecutar comandos escribiéndolos.



Pero en 1991, Sierra decidió que su recién exitoso Larry necesitaba una revisión, por lo que en ese año se reprogramó y rediseñó logrando unos geniales gráficos en VGA a 256 colores. Un motor gráfico más acorde con los tiempos que corrían, a la vez que una interfaz que revolucionó el control en las aventuras gráficas al introducir el ratón.


La revisión que también tuvo en 1997 hizo que se confirmase la adoración por este primer título. Por ello no nos extraña que su creador "empiece" por su primera y carismática entrega, algo que muchos agradecen, pero otros ven como un juego con poco público.



Del Lefty’s bar, al cielo


La historia nos habla de Larry Laffer, que a sus 38 años empieza a buscar el amor y nuevas experiencias en la ciudad de Lost Wages. Larry irá conociendo a diversas mujeres, que por una cosa o por otra, tienen la excusa perfecta para mandarle lejos. En el juego hay impresa una historia satírica sobre las mujeres y un hombre venido a menos en busca de algo de cariño.

Y es precisamente ese aire de "pagafantas" del pobre de Larry que nos cautivó a todos, ya que si algo no le falta es determinación. Comenzamos en el famoso bar de Lefty, y pasaremos por un casino, una discoteca, un almacén y hasta una iglesia para bodas rápidas. Hay varias situaciones en las que podremos perder en el juego, pero para evitarlas deberemos andar con cautela y siempre viajando en taxi.

Los gráficos en su versión VGA lucen genial, y la banda sonora fue creada por el propio Al, lo que también hizo que él mismo inventara su propia banda sonora para la serie.



Una música con un aire bastante acorde con el personaje y todas sus situaciones, por lo que no solo acompañarán perfectamente, si no que serán recordadas por todos durante la serie. Esta longeva saga empezó con este primer juego, que trató un tema algo "tabú" en aquellos tiempos, y paradójicamente seguimos en una situación similar en cuanto a juegos con contenido sexual.

Incluso se censuraron algunas partes en la saga por su contenido explícito, aunque no en los textos, donde con maestría había unos tira y afloja con las mujeres bastante cómicos y explícitos. Cierto es que las mujeres nos decían sus preferencias para saber por dónde ir, pero tampoco se libró de las críticas que lo tacharon de machista.

Sea como fuere, la primera entrega de Larry fue el inicio de una gran saga. Saga de la que hace poco volvimos a disfrutar con su versión "reloaded" gracias a su creador y a los que invirtieron en su versión Kickstarter.

No podemos dejar de recordar que el primer Larry fue una aventura gráfica, en la época en la que las aventuras gráficas eran un género que vivía su época dorada, que no se ha vuelto a repetir. Por ello, no es un juego para todos los paladares, ya que no solo es un género que vivió tiempos mejores, si no que le acompañan una dificultad y corta duración que por aquellos entonces estaba bien vista, pero hoy no tanto.

Quien quiera jugar esta aventura si no lo hizo en su tiempo, que sepa que es un juego resucitado de los años ochenta, y que hoy podemos ver y disfrutar desde esa perspectiva.