Vandal
Vandal juegos retro

Juegos Retro

Una mirada semanal al pasado, recordando grandes juegos clásicos y momentos de la historia del videojuego.

La historia del E3: El gran evento de la industria del videojuego

·
Recordamos la historia de la feria desde su creación en 1995.

Un año más, la feria E3 está a punto de arrancar, precedida, de nuevo, por una serie de conferencias donde los gigantes del sector intentarán sacar pecho. Durante los próximos días veremos todos los juegos que dominarán las listas de ventas en la campaña navideña y muchos de los títulos que llegarán en 2018 y más allá.

La Electronic Entertainment Expo cumple 22 años, aumentando con cada nueva edición en metros cuadrados de exposición y cifras de visitantes. Pero antes de 1995, el año de su creación, las cosas eran muy distintas. La rivalidad entre Sega y Nintendo estaba en pleno apogeo, pero ambos contendientes, y el resto de compañías, necesitaban un campo de batalla mucho más grande de lo que el CES podía ofrecerles…

Hasta la creación del E3, la industria del videojuego había recurrido al CES (Consumer Electronic Show) como escaparate para mostrar sus productos a la prensa y los profesionales del sector. Por aquel entonces la feria disfrutaba de dos ediciones cada año, una en enero (el Winter CES en Las Vegas) y otra en junio (el Summer CES de Chicago). A pesar del enorme crecimiento que había experimentado el sector del videojuego, año tras año, las principales compañías seguían siendo tratadas por la organización del CES como "jugadores de segunda" frente a otras ramas de la electrónica de consumo, como la informática.

El CES había sido escenario de momentos determinantes dentro de la historia de los videojuegos, como la fallida negociación entre Nintendo y Atari, en el Summer CES de 1983, con la que Hiroshi Yamauchi pretendía dejar en manos del gigante norteamericano la distribución de su flamante Advanced Video System (una adaptación de la Famicom con teclado y unidad de cassete). También fue testigo de los primeros enfrentamientos entre Sega y Nintendo, años después, y los más veteranos recordamos con cariño aquellos interminables listados de lanzamientos con los que las revistas inglesas y norteamericanas, tras cada nueva edición del CES, nos ponían los dientes largos en la era previa a Internet.

Por su parte, el mercado europeo contaba con otra feria no menos venerable, el ECTS (European Computer Trade Show), que tenía lugar en Londres dos veces al año (en primavera y otoño). Pero incluso aquellas cuatro ferias no eran suficiente para acoger a un gigante que crecía a un ritmo brutal, por no olvidar el ya mencionado desprecio por parte de la organización del CES.

Salvo en tres ocasiones, el Convention Center de Los Ángeles ha sido el escenario de cada nuevo E3.

Tom Kalinske, por entonces CEO de Sega América, describe bastante bien la situación en este interesantísimo artículo de MCV: "En 1991 el CES nos instaló en una tienda. Tenías que pasar por delante de todos los vendedores de porno para encontrarnos a nosotros, a Nintendo y a los third party". Ese año además llovió de lo lindo, y el agua acabó empapando las flamantes Genesis de Sega, por lo que Kalinske dijo basta y empezó a barajar la idea de crear, junto al resto de compañías, una feria exclusiva para videojuegos.

Por sorprendente que parezca, la génesis de lo que sería el E3 se la debemos nada menos que a la polémica sobre la violencia en los videojuegos (con Mortal Kombat y Night Trap) que provocó una serie de sesiones en el Congreso de EE.UU. y la creación del IDSA (Interactive Digital Software Association), una asociación que agruparía tanto a los fabricantes de hardware como de software. Aunque Kalinske seguía rumiando la idea de crear una feria independiente, fue en realidad Pat Ferrel, el creador de la revista de videojuegos GamePro, quien propuso la creación del E3, aprovechando la experiencia de su editorial, IDG, quien llevaba años organizando la feria MacWorld. A pesar de un desesperado intento del CES (a buenas horas) de congraciarse con el sector del videojuego, el E3 acabaría haciéndose realidad el 11 de mayo de 1995, en el Convention Center de Los Ángeles.

El éxito de la feria acabó sorprendiendo incluso a sus organizadores. Nadie quiso perderse un evento que pasaría a la historia por la demoledora rueda de prensa en la que Sony desveló el precio de su PlayStation, apenas unos días después de que Sega anunciara el lanzamiento inmediato de Saturn. Steve Race, antaño empleado de Sega y ahora al frente de Sony Computer Entertainment América, subió al estrado y solo dijo una cifra: "299". Una intervención tan breve como contundente, que significó el comienzo del declive de Sega (su consola costaba 100 dólares más) y que podéis ver en toda su gloria en el siguiente vídeo:

La feria no pararía de crecer en los años siguientes, y abandonaría Los Ángeles en las ediciones de 1997 y 1998, encontrando un nuevo hogar en el Georgia World Congress de Atlanta. La ciudad había celebrado los Juegos Olímpicos el año anterior y aprovechó la ruptura de las negociaciones entre L.A. y la organización del E3 para convertirse durante dos años en el epicentro de la industria del videojuego.

A partir de 1999 el E3 regresaría a Los Ángeles, y no abandonaría más el Convention Center, con la excepción de la edición de 2007. La progresiva masificación del evento empezaba a ser un problema, y la organización decidió reducir su tamaño, distribuyendo la feria (rebautizada como E3 Media and Business Summit) en diversos hoteles de Santa Mónica y el Hangar Barker del aeropuerto.

Aquello resultó ser un desastre (servidor da fe de ello). La idea era buena, pero a medida que el arranque de la feria se aproximaba, más y más compañías se apuntaron, ocupando más hoteles, ante el desconcierto de la prensa y el resto de profesionales, que descubrieron (en plena feria) cómo sus citas estaban repartidas a lo largo y ancho de Santa Mónica, en ocasiones a kilómetros de distancia. La organización se dejó de experimentos, y al año siguiente el E3 regresó al Convention Center, donde sigue celebrándose en la actualidad (y eso que Nueva York ha intentado varias veces "robarle la cartera" a Los Ángeles, sin éxito).

En 2007 la organización del E3 decidió trasladar la feria a Santa Mónica…y aquello fue un desastre.

A lo largo de estos 22 años el E3 ha evolucionado notablemente, al igual que la industria del videojuego. Lo que antaño era un punto de encuentro entre prensa y profesionales se ha convertido en un evento global, gracias a Internet, y más concretamente a las retransmisiones por streaming. Las conferencias previas se han convertido en auténticos espectáculos y, salvo contados casos (como presentaciones a puerta cerrada), todo lo que se muestra en la feria se puede ver desde casa.

Atrás quedaron los tiempos en los que Shigeru Miyamoto presentaba el nuevo Zelda ante un puñado de periodistas y podías descubrir el primer Assassin's Creed de la mano de una, por entonces desconocida, Jade Raymond. Cada juego se presenta ante audiencias millonarias y la oportunidad de probar, in situ, los próximos bombazos de Sony, Nintendo o Microsoft implica soportar colas kilométricas, si no has logrado cerrar una cita antes de viajar.

Shigeru Miyamoto ha pasado de blandir la espada de Zelda en los E3, ante los periodistas, a hacerlo frente a una audiencia global, a través de los Nintendo Direct.

El E3 es una bestia que no para de engordar año tras año y que ha dejado tras de sí unos cuantos cadáveres. Primero acabó con el ECTS europeo (aunque el Viejo Continente contraatacó años después con la Gamescom) y redujo el Tokyo Game Show a una única edición por año (desde su creación en 1996 hasta 2002 ofrecía dos entregas, en primavera y en otoño). La industria del videojuego lo ha elegido como el evento del año, un puñado de días en los que tienen la oportunidad de ganarse el amor, o el odio, de millones de jugadores de todo el planeta. Veremos quién sale triunfante en esta nueva edición.

Por cierto, si queréis saber más sobre los piques entre Sega y Nintendo (tanto en el CES como el E3), así como los divertidos "sabotajes" que se hacían unos y otros durante la feria (Sony no les iba a la zaga, llegaron a pinchar un globo gigante de Sonic), no os perdáis Console Wars, el magistral libro que acaba de editar Héroes de Papel.

¿Qué edición del E3 se os ha grabado a fuego en vuestros corazones? ¿Estaríais dispuestos a daros la paliza e ir a la feria o creéis que se disfruta mejor desde casa? Esperamos vuestros comentarios.

ANTERIORES
Retro
17:06 26/5/2017
La saga que sentó los cimientos de la lucha cumple 30 años.
Retro
15:56 2/6/2017
Nació para hacer la competencia a Virtua Fighter… ¡y ya lleva 16 entregas!
SIGUIENTE
Retro
17:13 23/6/2017
Murió hace 8 años, pero Michael Jackson bailará para siempre en este clásico Sega.

abp · 10/06/2017 18:34
Ahora viendo las presentaciones que hacía miyamoto hace años,no sé,hecho de menos ver a periodistas y público aullar totalmente histéricos al verle con la espada y el escudo moviendose,el libro console wars tiene que ser una delicia,en cuanto pueda me haré con él,por cierto bruno,tus anécdotas y aventuras y desventuras en los e3 que te tocó cubrir deben ser de òrdago,un saludo

share · 09/06/2017 16:45
Memorable el momento del anuncio del precio de psone y la cara de boobos de los segueros.

gutix_psx · 09/06/2017 16:04
Espero que se hable de todo lo que se presente, y no quien ha ganado a quien.

Noticias Vandal · 09/06/2017 16:00
Recordamos la historia de la feria desde su creación en 1995.

[link]http://www.vandal.net/retro/la-historia-del-e3-el-gran-evento-de-la-industria-del-videojuego[/link]

Flecha subir