Vandal
Vandal juegos retro

Juegos Retro

Una mirada semanal al pasado, recordando grandes juegos clásicos y momentos de la historia del videojuego.

Golden Axe: una recreativa bárbara

·
Una máquina inolvidable y repleta de magia. Literalmente.

Vale, el flyer japonés era una castaña. Pero daba igual, esta placa se vendía sola.

Sega acaba de añadir el Golden Axe de Mega Drive al catálogo de Sega Forever, donde podréis disfrutarlo en cualquier smartphone o tablet de manera gratuita (con anuncios) o soltando panoja para no tragar publicidad. Una excusa, como cualquier otra, para hablar de una de nuestras placas favoritas, un auténtico hit tanto en los salones recreativos como en los bares de barrio, con la que Sega aportó un delicioso giro de tuerca al género brawler, los archiconocidos "yo contra el barrio".

Makoto Uchida fue el director y el alma de un proyecto surgido como respuesta a la incontestable popularidad de los Double Dragon de Technos. Tras liderar el desarrollo de Altered Beast, Uchida recibió el encargo de crear un arcade de peleas callejeras, pero este coloso (al que años más tarde firmaría obras del calibre de Alien Storm y Die Hard Arcade), quería alejarse de los callejones y las peleas entre pandilleros. Su amor por la adaptación cinematográfica de Conan el Bárbaro y la creciente popularidad de los RPG en Japón, gracias al fenómeno Dragon Quest, fueron sus principales fuentes de inspiración para crear Golden Axe al frente de Sega AM1, conocidos por entonces como Team Shinobi.

Los bizarrians fueron una de las señas de identidad de 'Golden Axe'. En 'Double Dragon' no podías cabalgar sobre dragones.

La trama de Golden Axe se alejaba de los suburbios habituales de los brawlers para abrazar la fantasía heroica, poniéndonos en el pellejo de tres héroes (Ax Battler, Tyris Flare y Gillius Thunderhead) en busca de venganza. Su objetivo: liquidar a Death Adder, el mastodonte que ha conquistado Yuria y mantiene cautiva a la familia real. El trío tenía cuentas pendientes con esta suerte de Sauron (sí, Tolkien también se cuenta entre las principales influencias de la placa), y para ello recorrerán seis niveles, absolutamente inolvidables, loncheando con sus espadas (y hacha, en el caso del enano Gillius) todo lo que se les ponga por delante.

Jamás fuimos más felices que cuando descubrimos cómo hacer el salto con estocada.

A finales de los 80 Sega no solo se desmarcaba de sus competidores por sus espectaculares muebles recreativos, sino por la creatividad de sus diseñadores. Algunas de las localizaciones de Golden Axe eran sencillamente alucinantes. Turtle Village se erigía sobre el lomo de una tortuga gigante, mientras que Fiend’s Path nos invitaba a combatir sobre el lomo de un águila no menos descomunal, en pleno vuelo.

Los esqueletos vivientes, todo un homenaje al maestro Ray Harryhausen.

Double Dragon nos enamoró con sus codazos, patadas voladores y rodillazos en el rostro, pero Golden Axe no se quedó atrás al incorporar diversas animaciones y movimientos especiales con las armas. No fue el primer arcade en desplegar combates a espada ni mucho menos (por ahí coleaba ya el Rastan de Taito), pero la placa de Sega nos dejó boquiabiertos cuando comprobamos que podíamos acogotar enemigos con el pomo de la espada, realizar ataques de 180º al pulsar ataque y salto a la vez e incluso dar estocadas desde el aire (dándole dos veces a la dirección, al salto y por último al botón de ataque).

Gillius zurraba como nadie, pero su magia era muy pocha, al contrario que la de Tyris. Ax Battler estaba en un término medio.

El elemento RPG se introdujo en forma de magias y pociones. Cada uno de los tres personajes contaba con diferentes hechizos (relacionados con el fuego, la tierra y la electricidad) que podíamos ejecutar, con mayor o menor contundencia, dependiendo del número de pociones reunidas hasta el momento. Esto aportó un toque estratégico nada desdeñable, sobre todo jugando a dobles. Tyris era capaz de desplegar la magia más demoledora (el célebre dragón), aunque para ello requería muchas más pociones. Aquí entraba el fair play entre los jugadores, para ceder las pociones al personaje más fuerte en esas lides. Estas, por cierto, se conseguían al patear a unos pobres enanos. Bueno, en realidad eran unos chorizos.

Saltar y aporrear el botón de ataque: tan básico como efectivo.

Otro detalle genial de Golden Axe fue la incorporación de los bizarrians, las monturas de las huestes de Death Adder, capaces de ejecutar ataques demoledores. Además de dos clases de dragones (uno que escupía bolas de fuego y otro que expulsaba llamaradas), Uchida rescató a uno de los enemigos de Altered Beast, el pollezno Cockatrice, capaz de hacer morder el polvo a los enemigos más gigantescos de un solo coletazo.

Al final del juego nos esperaba el duelo contra el mastodóntico Death Adder.

Como en todos los brawlers, los enemigos se repetían una y otra vez, aunque el Team Shinobi aportó un comportamiento distinto a cada "raza". Heninger y Longmoan era los más básicos y sencillos de abatir, pero la cosa cambiaba en el caso de las guerreras Storchinaya y Strobaya, letales cuando cargaban con sus hachas. Y ya no hablemos de los esqueletos vivientes, todo un homenaje a Ray Harryhausen y su Jasón y los Argonautas, dotados de una de las IA más diabólicas de finales de los 80. Los puñeteros eran capaces de contraatacar, encadenar combos y hacer el salto con estocada. Juntarte con tres en la pantalla significaba echar una moneda más en la recreativa, salvo que hubieses reservado alguna magia.

Cómo hacer trizas la cuarta pared con mucho estilo. Así era el final del 'Golden Axe' recreativo.

El repertorio de jefazos tampoco iba a la zaga, empezando por los colosales Bad Brothers, el cansino Bitter (y su estoque de dos metros) y, como no, Death Adder, armado con el hacha dorada que daba nombre al juego. Y cómo la meneaba, el muy perro.

Todo este universo de espada y brujería, enanos cleptómanos y espadachines de ultratumba, fue prodigiosamente plasmado sobre la placa System-16, la misma que había alumbrado el primer Shinobi y Altered Beast. Un hardware no demasiado potente (Uchida daría el salto al System-18 con Alien Storm), que les obligó a reducir el tamaño de los personajes lo que, felizmente, ayudó a mejorar la jugabilidad de la placa. A menor tamaño, más espacio para combatir. Algo ideal en un juego en el que hacerse el chulo con la espada era tan gratificante como arrojar a un enemigo por un precipicio.

La portentosa conversión a Mega Drive se convirtió en una de las principales armas de Sega para comerle mercado a Nintendo y su NES.

La guinda del pastel la puso el músico Tohru Nakabayashi, todo un histórico de Sega (Alien Syndrome, Altered Beast, Scramble Spirits), quien compuso una serie de épicas melodías que mucho seguimos tarareando, 28 años después. Si estás entre ellos, no deberías dejar escapar la banda sonora en vinilo que editó Data Discs (https://data-discs.com/products/goldenaxe) hace unos meses.

Golden Axe llegó a los salones recreativos en mayo de 1989 y, como era lógico, reventó los cajetines de recaudación de las máquinas. Esto propicio, por supuesto, la consabida avalancha de adaptaciones para ordenadores y consolas de 8 y 16 bits. Golden Axe visitó desde los sistemas más exóticos de Japón como PC-Engine CD-ROM y WonderSwan (en 2002) hasta las propias consolas de Sega. La conversión a Master System tenía mucho su mérito, pero donde Golden Axe brilló, más que en ninguna otra plataforma doméstica, fue en Mega Drive.

Conscientes del filón que tenían entre las manos, Sega no tardó demasiado en convertir su última joya recreativa a la flamante consola de 16 bits. Golden Axe llegó a las Genesis americanas el 23 de diciembre de 1989, un día antes que el lanzamiento en Japón. Sega America estaba luchando por arrancar mercado a Nintendo y su NES, y su publicidad prometía a los jugadores auténticas experiencias recreativas en sus hogares. Bueno, el Golden Axe de Mega Drive cumplió esa promesa…y hasta ofreció mucho más.

Sega añadió un nivel extra en la conversión de Mega Drive, en el que nos enfrentábamos a Death Bringer.

Aunque la conversión difería de la recreativa en algunos aspectos (colorido, el tamaño de los sprites, el sonido era algo peor), Sega se sacó de la manga un nivel extra, con el que los jugadores podían ir más allá de las enormes puertas del salón del trono (la pantalla final de la recreativa). Tras ellas nos esperaba, además de algunos saltos sobre el vacío bastante puñeteros, el duelo contra una versión hipervitaminada de Death Adder, bautizada como Death Bringer. Un bigardo aún más fiero que, además de blandir el hacha con mucho garbo, tenía una especial fijación por arrojarnos las mismas magias que utilizaba el trío protagonista.

El 'Golden Axe II' de MD era divertido, aunque los escenarios y los enemigos eran mucho más sosos. Eso sí, menuda musicaza tenía.

Mega Drive recibiría una secuela exclusiva de Golden Axe a finales de 1991 (1992 en Europa), sin Uchida a bordo. Este estaba bastante ocupado creando la auténtica continuación de la saga en los recreativos, el monumental Golden Axe: The Revenge of Death Adder, una bestia parda para cuatro jugadores que por desgracia jamás fue adaptada a ningún sistema doméstico, y que merecería por si sola otro post en el futuro. Luego llegaría el mediocre Golden Axe III para Mega Drive (tan flojo que se quedó en Japón), Golden Axe: The Duel (una recreativa de lucha a lo Street Fighter, adaptada posteriormente a Saturn), y el horrendo Beast Rider para PS3 y Xbox 360.

Que 'The Revenge of Death Adder' no haya sido adaptado a ningún sistema doméstico es un auténtico drama.

¿Cuál era vuestro personaje favorito de Golden Axe? ¿Llegasteis a probar el simpático Golden Axe Warrior de Master System? ¿Habrías dado una pierna por disfrutar de The Revenge of Death Adder en Saturn? Compartir con nosotros vuestros comentarios y anécdotas, por favor.

ANTERIORES
Retro
18:17 20/8/2017
Recordamos cómo se creó el juego que catapultó a Mega Drive en Occidente.
Retro
16:45 25/8/2017
Rendimos tributo al hombre que ilustró la Edad de Oro del Videojuego Español.
SIGUIENTE
Retro
16:46 8/9/2017
Recordamos cómo se creó la entrañable mascota de Ubisoft.

diego.dey · 04/09/2017 20:45
Mi anécdota con este juego es que jugué en arcade el 1 y el revenge, cuando tuve el génesis/md estaba niño y no podía pagarme el golden axe, pues aunque trabajaba para tener mis juegos, éste o era muy caro o no se encontraba por ninguna parte, en el 95-96 cuando a nueva generación de aquel entonces entraba por la puerta ancha a Sega se le ocurrió vender un pack 6 en 1 con juegos de buenas ventas al inicio de la generación y venía el golden axe. Fue una infancia feliz  :)

Ya en casa con el susodicho pack me di cuenta que tenía detalles respecto a la versión de DOS, por ejemplo, en el segundo nivel cuando sale el primer dragón una casa tenía escrito en la fachada SEGA (yo asumía que era la casa de sonic lol) en consola era evidente que había realizado la mudanza

Eché en falta un análisis más detallado a la saga por ejemplo los cambios en el uso de las magias o los ataques combinados del revenge. En ps2 la conversión Sega Ages estaba muy muy buena, ya con la ps3 me compré el ultimate collection donde viene la trilogía de génesis y que aburridos eran el 2 y el 3 sólo porque estaba jugándolos con mi mujer hicimos el maratón pasando de corrido los 3, porque en solitario no la hago

Respecto a los personajes mi favorito y el de mi mujer es Tyris Flare aunque Dora también mola mucho, como coincidimos en casa, al final terminaba usando a Gillius y Trix es una pena que estropearan tanto las cosas con el Beast Rider y mira que le pusimos empeño a que nos gustara, no hubo caso, mejor hacer de cuenta que no existe y ya

Mi curiosidad favorita de la Saga es Gillius en el 1, por sus proporciones parece un enano, pero su estatura al lado de los otros players, enemigos, aldeanos y kikis es muy alta, si no fuera porque en el intro dice que es un enano hubiera pensado que es un vikingo, a final es más curioso que eso pues al pasarse el  te dice que Gillius mide 1,60mts o sea que es el enano más alto de mundo  :eek:

Mis enemigos más temibes eran los esqueletos acompañantes de Death Bringer no mueren los jodíos y molestan todo el rato. Disculpad el tocho, es que me he emocionado
[img]https://image.prntscr.com/image/ABOz83cqTdasHN172hfksA.png[/img]
[secreto][img]http://www.hardcoregaming101.net/segaages/goldenaxe.jpg[/img] [video:https://www.youtube.com/watch?v=EWTtYs14XFk] [/secreto]

diego.dey · 04/09/2017 20:17
[respuesta:16]Si mal no recuerdo según la historia que sale en el mismo juego entre niveles se supone que evitas al ejército la idea de subirse al águila para saltarse al grueso de la armada

En el 1 claro.
Saludos[/respuesta]

Hyliano_Forever · 04/09/2017 15:38
"Golden Axe: The Revenge of Death Adder"... Dios que juegazo era ese en las recreativas... Las fichas que me gasté en el cuando era un muchachito.... Recuerdo que me encantaba Bora, la Centauro con el arma de los "Gladiadores Americanos"

gutix_psx · 03/09/2017 23:16
Mi experiencia con este juego comenzó en 2006-2007 cuando me pillé el recopilatoria para PS2 de la Megadrive... Poco pisé los recreativos de joven.

Bio Fruit · 03/09/2017 23:11
Una pena que ya no se hagan nuevos beat'em up/brawler y hatch'n Slash, a nivel profesional, tan buenos como los que se hacían a finales de la década de 1980, y durante la primera mitad de la siguiente, la de 1990; con los de Capcom, Konami, y algunos desarrolladores mas, en menor numero (Irem -Undercover Corp-, Banpresto -Pretty Sailor Moon- Data East -Slasher-, Noise Factory -Gaia Cruzader, Sengoku 3- Sengoku 3, fue el ultimo beat en up japones, que salio para arcade , en la consola Neo Geo, en el año 2000.

Ya despues, los de mecánica 3D, tienen un ritmo mas lento de juego; y son mas bien, aventuras de acción y exploración. Como ocurre con los de plataformas (Rayman 3D, Ninja Gaiden), y run'n gun 3D, como Metal Slug 3D, o Contra 3D. Incluso los shoot'em up de mecánica 3D, mas cercanos a los simuladores de combate aéreos, pero mas simplificados ( After Burned, en 3° persona, Wind Commander, en 1°). O la lucha Vs.

Los Acción-RPGs, como Scott Pilgrim Vs The World (Ubisoft), Muramasa, Odin Sphere o Dragon's Crown, no son ya lo mismo. (Otros beat'em up, como Dungeon&Dragon: Shadow Over Mystara, Golde Axe, The revenge of Death Ader, o N'Slasher; introducian ligeros toques de rol, con la posibilidad de elegir rutas, pocimas o magias a utilizar o alimentos a consumir. -Igual que Shock Trooper, el run'n gun de Saurus para SNK-. Pero no iban mas alla) Al igual que Metal Slug Revolución, un Shoot-RPG, que mezcla un run'n gun con un RPG. Absolver, el videojuego de la francesa Devolver, mezcla un juego de lucha Vs, con un RPG.

Ahora, solo los videojuegos de plataformas y los de lucha Vs, se hacen con regularidad. Los shoot'em up, llegan con cuenta gotas, de cuando en cuando. Los que ya no se hacen, a nivel profesional, por parte de compañías japonesas, son nuevos beat'em up o brawlers (Gala Crusader y Battle Circuit, de 1997, fueron los últimos nuevos), y nuevos run'n gun (Metal Slug y Shoock Trooper, fueron los últimos nuevos).

Flecha subir