Vandal
Vandal juegos retro

Juegos Retro

Una mirada semanal al pasado, recordando grandes juegos clásicos y momentos de la historia del videojuego.

Gauntlet

·
Warner Bros reiniciará el clásico ochentero en verano. Por esto volvemos a las mazmorras originales para recordar el legado del primer Gauntlet y rememorar por qué se convirtió en referente.

A mediados de los ochenta, Gauntlet irrumpió en los salones recreativos para revolucionar y sacudir la industria. Partiendo de la base de juegos ya conocidos, reunió a un guerrero, un elfo, un mago y una valkiria para lograr una aventura épica que sería recordada por todos los que pudieron probarlo.

El juego de Atari Games será "adaptado" a nuestros días por Warner Bros., la compañía que actualmente posee los derechos del juego. Se lanzará en exclusiva para PC a través de Steam y será compatible con el SteamOS, además de funcionar bajo las Steam Machines que esperamos para la segunda mitad de este año.

Será desarrollado por Arrowhead Game Studios después de muchos lavados de cara e intentos por recordar el tremendo éxito que supuso. Muchos miran con recelo un nuevo reinicio de la saga, recordando el devenir de los últimos títulos bajo el nombre de Gauntlet.

Después de la friolera de treinta años, los productores del nuevo Gauntlet (creadores de Helldiver y Magicka) cuentan cómo ellos mismos fueron jugadores del arcade y cómo tienen el deseo de hacerlo lo más fiel al original posible:

"Para nosotros en Arrowhead, Gauntlet es uno de los juegos favoritos de nuestra infancia, y es increíble poder trabajar con Warner Bros Interactive Entertainment en esta nueva versión. Gauntlet es uno de los videojuegos clásicos más conocidos y originales, por eso estamos encantados de crear un multijugador fiel al original."

La saga se reinicia.
Compartir
HD

En el vídeo vemos cómo se parece en algunos aspectos al arcade que hoy recordaremos, ya que retomará a los cuatro héroes originales. Pero hay que recordar que el tiempo pasa, y con él, muchos juegos que se inspiraron en aquella aventura -y que todos conocemos- han ido usando la fórmula con mayor o menor éxito hasta el día de hoy. Para ver qué deparará a esta nueva visión de el primer juego de la saga de Gauntlet habrá que esperar a este verano.

¡Comparte la aventura!

Por ello mientras tanto volvemos a los ochenta y nos ponemos delante de aquel colorido mueble con cuatro joysticks (aunque también había una versión más modesta con sólo dos mandos).

Los multijugadores de hasta cuatro jugadores en los años ochenta no eran comunes. Cierto es que existieron muebles con más jugadores simultáneos, pero no se acercaron ni de lejos al tremendo éxito que gozó Gauntlet.

Además de apostar por reunir a cuatro jugadores en un mismo mueble, lo hicieron con una temática sorprendentemente poco trillada por aquellos entonces: todos los héroes tenían diferentes habilidades y se adentrarán en mazmorras hasta dar con el gran mago, culpable de todos nuestros problemas, claro.

En aquellos años, los juegos de rol gozaban de bastante popularidad, y Gauntlet aprovechó esto para reunir a los mencionados personajes tan diferentes cómo útiles: Thor el guerrero, Questor el elfo, Thyra la valkiria y Merlín el mago demostraban que todos tenían sus características bien diferenciadas y claras, además de demostrar gran originalidad con los nombres.

Detrás del diseño gráfico había nombres como el del veterano Ed Logg, diseñador de videojuegos que estuvo implicado en títulos como Asteroids, Centipede y Super Break Out. Se usó una perspectiva cenital, muy usada en juegos de rol, y muy apropiada para un juego en el que hasta cuatro jugadores se debían encontrar en la pantalla con cientos de enemigos que nos esperaban tras una puerta o una sala contigua.

Los grupos de enemigos nos perseguirán hasta su muerte, y en ocasiones veremos cómo el número de ellos puede llegar a asustar, pero para ello estaban nuestros amigos, que podían echarnos una mano al echar una moneda y elegir el mando con su personaje favorito.

Aquí estaba la clave del juego: los personajes tenían sus virtudes y defectos claros, ya que la fuerza bruta del guerrero no sería la misma que la de la valkiria al luchar cuerpo a cuerpo, y mientras el mago haría el mejor uso de las pócimas y de la magia, el elfo sería el más prudente al atacar desde la distancia.

Lo cierto es que las sensaciones que desprendía el juego eran nuevas para muchos, ya que cada uno tendría su rol bien definido, y las hordas de enemigos se nos harían pocas, incluso al descubrir que las mazmorras se creaban de manera aleatoria. Esto, unido al hecho de que nada más empezar "empezaremos a morir sin remedio" nos hacían buscar todos los objetos, potenciadores y llaves con cada vez más ahínco.

Dos botones que se diferenciaban por el ataque de nuestro personaje y el uso de la magia disponible hacían bastante fáciles las cosas a la hora de repasar nuestro arsenal, pero los personajes se movían con bastante soltura y precisión, haciendo que buena parte de nuestro acierto o error dependiera de nuestra habilidad.

La combinación de posibilidades era tremenda: no sólo no jugaríamos nunca una partida igual, sino que la variedad de situaciones nos haría saber perfectamente que el elfo podría cubrirnos mientras nosotros nos acercábamos, a golpes, al nido del que no dejaban de salir enemigos, por ejemplo. Y todo ello con nuestro compañero, literalmente a nuestro lado, al que podíamos pedirle que nos cubriera o gritásemos ¡que las pócimas eran para el mago!.

El ir subiendo de nivel nos hacía ser más ambiciosos también, pero el problema del arcade era precisamente ése, que necesitaba más y más monedas -que nosotros buscábamos a veces nerviosos- a pesar de saber y ser conscientes de que aquel juego no tenía más final que el de la desaparición de nuestras monedas.

¡No dispares a la comida!

Aunque desde el año 1980 se habían usado voces digitalizadas para sorprender a los jugadores, Gauntlet sobrecoge por el número, la calidad y lo acertado de la voz en off que nos acompañará en nuestra aventura, y dejará frases -en inglés- recordadas por una legión de seguidores aún en la actualidad y que antaño se sorprendieron por la ambientación que logró.

Esto se convirtió en un sello personal con el que miles de jugadores se acercaron a curiosear -por encima de algún hombro- aquel espectáculo sonoro. Los sobresalientes efectos sonoros y las voces en off dejaron poco espacio para dotar a la recreativa de una gran banda sonora en los niveles, y por ello se optó por que se quedara la pantalla del título y en pequeñas apariciones que ambientaban con apenas unos acordes la recogida de ciertos objetos clave.

El juego se convirtió en un éxito mundial, y por ello no tardaron en llegar las conversiones, que se sirvieron en un buen número de plataformas de la época: Zx Spectrum, Commodore 64, Amiga, Atari ST, Atari Lynx, Apple II, Master System, entre muchas otras plataformas recibieron la conversión de el arcade original, y de su secuela, lanzada un año después y mejorando muchos de sus aspectos. Aquí una comparación de los chicos de Let´s Retro:

El éxito ganado a pulso hizo que muchos recuerden este juego, casi treinta años después, como aquel videojuego que les hizo olvidarse del tiempo, ya que si en la recreativa debíamos meter monedas sin fin, en las versiones domésticas -al existir continuaciones infinitas- podíamos tirarnos fácilmente más de lo saludable con nuestros amigos pegados al televisor.

Sin duda, sea cual fuera la versión a la que jugamos, muchos recordamos este juego como uno de los primeros juegos que nos hizo reunir a nuestros amigos en un mueble arcade, nos hizo subir todas las tardes a casa de nuestro primo o conocido, o recordar un teclado compartido en ocasiones, por demasiadas manos. ¿Y tu? ¿A qué versión jugaste?

ANTERIORES
Retro
17:31 7/3/2014
Volvemos a los noventa para recordar el juego de Kemco caído en el injusto olvido. Una de las portadas más desconcertantes de todos los tiempos acompañaron a un juego notable que muchos nos perdimos. ¿Nos acompañas?
Retro
18:49 14/3/2014
Recordamos uno de los mejores plataformas de todos los tiempos. Una delicia plataformera tan profunda como grande que se esconde tras una estética tan rompedora como tierna. ¿Volvemos la isla de Yoshi en los noventa?
SIGUIENTE
Retro
17:42 28/3/2014
Tres vikingos abducidos por una nave alienígena y tú, la única ayuda en esta alocada aventura llena de humor que nos llevará a los parajes más dispares mientras nos rompemos la cabeza en cada nivel. ¿Hasta dónde llegaron estos simpáticos barbudos?

EmeraldGolvellius · 23/03/2014 22:56
El primer Arcade de Gauntlet es uno de los juegos mas viciantes que he jugado,

yo lo jugaba en Spectrum,que no tenia nada que hacer al lado del Arcade pero era divertido,

en aquellos tiempos los que gozaban eran los que tenian un Commodore Amiga.

spectrum3 · 22/03/2014 11:44
Me vicie mucho en Zx Spectrum y tambien en pc en mi 8086 con su pedazo de CGA y monitor color, que tiempos.

kgoku · 22/03/2014 11:22
Me lo pasé en mi Amstrad CPC (bueno, hasta que se acabó la cinta, después te pedía rebobinar y empezar otra vez).

DarkCoolEdge · 22/03/2014 01:10
A mi me encanta el Legends. Juegazo.

Akuma · 21/03/2014 22:28
La verdad es que siempre lo vi como un juego soso, pero años después me dió por probarlo, casi por casualidad, y aunque parezca contradictorio el hecho de que se formen las mazmorras aleatoriamente y el "no habrá partida igual" tiene un extraño tirón...

Flecha subir