RSSYoutubeTuentiBúscanos en Google+
Noticias
Vandal juegos retro

Chip 'n Dale Rescue Rangers

Continuamos contando por qué Capcom recupera videojuegos de finales de los ochenta y principios de los noventa. Volvemos a los 8 bits de Nintendo para disfrutar de este gran plataformas.

Emmanuel Castro · 16:34 12/4/2013
Estas dos pequeñas ardillas protagonizaron un videojuego de la mano de Capcom, a principio de los noventa. Disney y Capcom USA nos regalaron -al igual que con Ducktales- un videojuego en el que nos pondríamos en la piel de las ardillas rescatadoras, una popular serie que también se emitía por aquellos entonces.

En España conocidas como "Chip & Chop" y en Latinoamérica más fieles a los nombres originales conocidas como "Chip & Dale", fueron las encargadas de animarnos las tardes con su serie animada. Serie que nos contaba las aventuras y desventuras de dos ardillas tan diferentes como divertidas, donde una ponía el cerebro, y la otra las risas.

Estas dos ardillas son conocidas por aparecer en los cortos que Disney ofrecía desde la década de los cuarenta, donde en su primera aparición ni tan siquiera tenían nombre. Estas dos simpáticas ardillas vivían en el patio de casa de Donald.



Tardaron poco en tener sus propias aventuras, ya que encajaban perfectamente en las hilarantes historias que volvieron a tener irritando a los más famosos personajes de Disney. Décadas más tarde, Disney decidió empezar una serie de animación con ellas en el año 1989 con capítulos de veinte minutos.



Aquí podemos ver la cantidad de idiomas a los que fue traducida la serie, por lo que nos podemos dar cuenta del éxito que tuvo la serie y el acierto de Capcom al comprar la licencia.

Las ardillas con olfato para los problemas


De aquí nace la idea de trasladar las aventuras a un cartucho para NES. Un videojuego basado en esta serie en la que Chip estaba ligeramente vestido como Indiana Jones, y Chop (Dale) vestía con una camiseta Hawaiana, obviando las diferencias que tenía cada ardilla de tomarse la vida.

El videojuego fue lanzado en 1990 y visto por Europa un año después. Era un plataformas de sencillos gráficos con el gran atractivo de poder afrontar las pantallas con un amigo de forma cooperativa.


A pesar de poner en lo alto del cartón Capcom USA, lo cierto es que Tokuro Fujiwara, el productor de Ghost 'n Goblins y varios Mega Man entre otros, fue quien se encargó de afrontar el proyecto junto a su equipo.

El videojuego era la segunda colaboración de Disne y Capcom. Era un videojuego de gráficos algo "simplones" pero con una mecánica y diseño de niveles que nivelaban el conjunto del juego.



Como sabemos, las pequeñas ardillas eran antes que nada eso mismo, pequeñas. Todos los niveles tenían simpáticas referencias a el tamaño respecto a por ejemplo, una cocina y sus utensilios, unas alcantarillas o al ir simplemente por la calle. Los niveles a los que podíamos acceder se nos mostraban en un mapa, al estilo de Super Mario Bros 3 o Super Mario World, y de esta manera podíamos elegir a los niveles que queríamos ir y cuáles queríamos evitar.


La misión que debíamos completar era la de rescatar a un gato por el que su dueña, Mandy, nos pedía ayuda desesperadamente. Pero detrás del secuestro de este gato está el archienemigo de nuestras ardillas, que idea este plan para desviar la atención y hacerse con un valioso aparato.

Pero esta es nuestra misión final, recuperar este aparato y derrotar el "gato Gordo" que está detrás de todo esto. Para ello deberemos completar todos los niveles con su jefe final correspondiente para poder ir acercándonos a la guarida final.

La mecánica era bastante sencilla. Las ardillas no tenían ningún ataque, por lo que debemos recoger todo tipo de objetos para lanzarlos a nuestros enemigos que, si nos atacan por todos los lados, también podremos lanzar los objetos en varias direcciones.

Mientras avanzamos podemos recoger ítems y las valiosas "flores" que nos darán vidas al recolectar las suficientes. Los enemigos nos pondrán las cosas difíciles, aunque sinceramente, no mucho. El juego por aquella época fue tachado de fácil, ya que el nivel de dificultad entonces era más bien elevado, comparándolo con los juegos de hoy día.

Puede ser completado en bastante poco tiempo, ya que hay "speedruns" (pasarse el videojuego en tiempo record) de bastante poco tiempo. Pero aunque fuera un juego fácil, una de sus mejores bazas era jugar con un amigo, ya que aunque se volviera un poco más caótico era tremendamente divertido.



La música era un apartado sobresaliente, donde la mayoría de las melodías eran pegadizas aunque un poco machaconas, y otras directamente, las de la propia serie:





El cartucho obtuvo puntuaciones que iban desde el notable, hasta el notable alto, por lo que nos podemos hacer la idea de porque Capcom apunta hoy que si el remake de Ducktales tiene éxito, este será su próximo juego.

Pero tanto Ducktales como este Chip 'n Dale tuvieron sus secuelas gracias a su éxito de crítica y público, por lo que en otro episodio nostálgico veremos cómo aquellos notables plataformas fueron incluso mejores que sus primeras apariciones para la pequeña y grande NES.