Vandal
Vandal juegos retro

Juegos Retro

Una mirada semanal al pasado, recordando grandes juegos clásicos y momentos de la historia del videojuego.

Chameleon Twist

·
Recordamos el plataformas de Nintendo 64 que nos dejó con ganas de más, a pesar de su particular jugabilidad.

En el año 97, PlayStation ya dominaba el mercado con soltura, Saturn evidenciaba que la apuesta de Sega se estaba sumiendo en una espiral de negatividad que le marcó para siempre, y Nintendo seguía a los suyo: creando videojuegos en cartucho, desoyendo a la industria, que encumbró al CD-ROM como el sistema perfecto para encapsular videojuegos.

Nintendo 64 construyó su fuerte con el cartucho como seña de identidad, y a pesar de ser un sistema con sus conocidas ventajas como sus inexistentes pantallas de carga, lastró el problema de su escasa capacidad hasta el final de sus días.

Pero Nintendo compensaba cada textura en baja resolución cuidando y mimando los otros apartados en los cuales sí podía destacar, gracias a un hardware bestial y su propio baremo de calidad. El juego de hoy fue programado por Sunsoft, una compañía que empezó en la industria de los videojuegos en el año 1978 con dos juegos para recreativas: Block Challenger y Block Perfect, juegos que hicieron plantearse a esta compañía que su futuro estaba realmente ligado a el mundo de los videojuegos gracias a sus éxitos Arabian, Ikki y Kangaroo.

Después de probar las mieles de la industria, se decidieron -ya en la segunda mitad de los ochenta- a probar en los videojuegos para consolas domésticas, y fue NES la que recibió sus primeras obras en este mercado, creando títulos como los dos geniales Batman, Gremlins 2: The New Batch o Spy Hunter.

Sunsoft vivía publicando, creando y conversionando grandes videojuegos -versionaron Lemmings entre otros- y saltaron la generación de los 16 bits surtiendo de videojuegos para casi todas las plataformas antes del primer susto de la compañía y su dubitativo futuro, antes de llegar a publicar Chameleon Twist y su demandada secuela, donde decidieron dejar la producción a una compañía externa.

Su difícil control, la clave

El cartucho de hoy fue un juego licenciado por Nintendo, publicado por SunSoft, pero creado por la casi desconocida Japan System Supply. ¿Quién era esta compañía? Pues bien, esta desarrolladora nipona fue la compañía elegida por SunSoft, la cual no estaba pasando por sus mejores momentos, para realizar este peculiar plataformas. Una empresa la cual cuenta en su haber con menos de diez videojuegos, los cuales podremos contar con los dedos de la mano y alguno de ellos fueron lanzados en sistemas tan peculiares como Virtual Boy.

Esta compañía se centró en las consolas de Nintendo, y después de ver incluso cómo algunos de sus videojuegos fueran cancelados, siguió prestando servicios y lanzó en 1997 Chameleon Twist, un plataformas de corte clásico con un aspecto infantil, de aquellos de los que tanto se le echaban en cara a Nintendo 64, pero con una dificultad no apta para ese público, lo cual desconcertó bastante a todos aquellos que se acercaron a él.

El juego nos cuenta la historia de unos camaleones, de diferentes colores, los cuales ven cómo un conejo aparece con prisa, para entrar en un mundo de fantasía al más puro estilo de Alicia en el país de las maravillas. Davy, como ser curioso que es, le sigue y se lanza a la vasija en la que ha desaparecido este extraño personaje.

Una vez dentro de él, Davy, nuestro protagonista azul, observa con asombro cómo su aspecto ha cambiado: de ser un simple camaleón ha pasado a tener brazos y piernas, y además puede usar la lengua de una manera asombrosa para acabar con los enemigos que encontrará en este extraño mundo.

El primer Chameleon Twist es una aventura en la que tenemos que buscar la salida hacia el mundo real, y en el que nos vemos envueltos juntos a nuestros amigos camaleones. La salida nos las marca el conejo que nos ayuda a lo largo de los seis mundos de los que se compone esta primera entrega.

La lengua retráctil la usamos para atraer a los enemigos que después lanzamos contra otros rivales, o que nos sirven para crear plataformas y seguir hacia la puerta de salida de cada nivel. Al lanzar la lengua, podemos controlar a nuestro personaje con el stick hacia donde tengamos sujeta esta, lo que no sirve además para recoger en el trayecto a cuantos enemigos encontremos a nuestro paso.

El aspecto gráfico nos deja bastante tibios, ya que a pesar de mostrar grandes habitaciones en muchos casos, lo hace con un diseño bastante desangelado, desaprovechando a todas luces el potencial de la 64 bits de Nintendo. La música sin embargo nos regala los oídos con unas simpaticonas melodías que acompañan a la perfección en un cartucho que se hace difícil, sobre todo por el particular control, y la manera en la que debemos acabar con los enemigos y sus jefes finales.

Segundas partes si fueron buenas

La segunda entrega es la que despliega todo el potencial de Japan System Supply, ya que el aspecto gráfico mejora exponencialmente y nos muestra -esta vez sí- un juego digno de Nintendo 64, con unas muy mejoradas texturas en todos sus niveles, y llevando más allá el particular control que hizo gala la primera entrega.

Ahora podemos manejar la lengua para realizar más acciones, como llegar a plataformas a diferentes niveles, y se controla de manera más precisa, haciendo que los que disfrutaron de este particular control se lo pasaran pipa con Chameleon Twist 2.

La cámara había evolucionado y se situaba sobre raíles para solventar los momentos más plataformeros, donde ya no sufríamos en cada salto, y donde pudimos encontrar una amplia variedad de situaciones que hicieron de esta segunda entrega un juego mucho más entretenido.

Chameleon Twist fue una apuesta de una desconocida compañía que dio sus últimos coletazos con estos juegos, y que a pesar de parecer uno más de los cientos de plataformas tridimensionales de la época, nunca lo fue, ya que su particular control lo diferenció lo suficiente como para que esta saga fuera única, y tampoco lo copiase ninguna otra compañía.

ANTERIORES
Retro
18:39 17/7/2015
La incombustible Irem de los noventa se embarca en su primer beat 'em up, ¿qué resultados consiguió?
Retro
18:06 24/7/2015
Una mezcla Gaunlet y Alien Syndrome. De esta manera insulsa e injusta podríamos resumir el juego de Team 17, pero detrás de esta premisa había mucho más.
SIGUIENTE
Retro
19:06 14/8/2015
Tras anunciarse su remake volvemos a Racoon City, para recordar por qué esta aventura de terror fue tan grande.

Force_AJ · 04/08/2015 01:21
Edit:   Post Repe.

Force_AJ · 04/08/2015 01:21
Yo jugué el Chameleon Twist 2, y al menos ése era bastante entretenido, de hecho hasta me ha dado un poco de nostalgia volverlo a ver, no me atrevo a decir que era mejor que "X" juego, pero si que era muy diferente, y en ocasiones basta eso para trascender.

Sir_Kamelot · 03/08/2015 23:19
No puedo dejar de pensar en looka laylee cuando veo este juego....

dandorf · 02/08/2015 02:32
A mi me pareció muy original y me gustó mucho jugarlo y pasármelo. Eso si, bastante corto y creo recordar que con un control un poco tosco.

Spxion79 · 01/08/2015 21:07
XD desconozco este juego como la mayoría de juegos de N64 en el sentido de "no atraerme" no por ignorancia... pero me parece curioso el curro del reportaje y los comentarios que lo ponen fino XDDDD.

Flecha subir