Vandal juegos retro

Juegos Retro

Una mirada semanal al pasado, recordando grandes juegos clásicos y momentos de la historia del videojuego.

Burning Rangers

Emmanuel Castro · 18:50 1/3/2013
A finales de los noventa Sega Saturn agonizaba, pero Sega nos regaló un juego inolvidable. Pocos fueron los que lo jugaron en Occidente, por eso hoy lo recordamos.

La semana pasada recordamos la manera, casi casual, en la que Sony inició su historia en el mundo de los videojuegos. Como sabemos, aunque a muchos no les agrade, la forma en la que irrumpió Sony entre Sega y Nintendo hizo que la industria cambiara, con sus pros y contras.

Unos de los aspectos negativos que se nos ocurren, como personas dedicadas a jugar a los videojuegos, es que mucha gente que empezó en este "mundillo" por aquellos años, se perdió joyas del calibre de Burning Rangers.

Sé que podríamos haber empezado por analizar algún otro juego, pero Burning Rangers es, todavía más si cabe, un título que gozó de poco éxito debido al reducido número de consolas que aún quedaban por aquí (en Japón Saturn tuvo una vida que nada tuvo que ver con lo que paso en otros continentes).

Es por esta razón por la que hoy recordamos la merecida gloria que en su día no tuvo. Y empezamos a hacerlo diciendo que detrás de este juego, está el mismísimo Sonic Team. Las mismas mentes y manos que idearon y programaron Nights, juego del que también hablamos en su día y que de la misma manera que este título, aunque en menor medida, muchos se perdieron por el empuje de Sony con su PlayStation.

Pero dejemos de hablar ya de por qué el juego no fue un éxito mundial, y empecemos a contar porqué fue un grandísimo juego del que hoy intentaremos hacerte sentir remordimientos por no probarlo.

Sonic Team se caracteriza por haber hecho juegos -aparte de todos los Sonics- de temáticas tan dispares como meter ratones en un cohete, en forma de juego de puzle, volar en nuestros propios sueños o rescatar de las llamas a personas atrapadas entre el fuego con las mayores de las tecnologías.

Y este es, precisamente, ese juego. Yuji Naka y Naoto Ohsima (diseñó a Sonic, siendo director de arte de la mayoría de producciones del Sonic Team) se volvieron a reunir para formar equipo, e idearon un juego en el que no hubiera que "matar a nadie", sino simplemente salvarles de la muerte en el fuego.

¿Un juego de bomberos puede ser divertido?

Y vaya si lo fue. Lo que a priori puede parecer una temática algo aburrida, se convierte aquí en una genialidad poco tratada en el mundo de los videojuegos.

Los bomberos del futuro han evolucionado de manera asombrosa. No hay zona en la que nuestros valientes protagonistas no puedan acceder ya que tienen todo tipo de equipamiento preparado para llegar hasta los supervivientes.

Chris Parton será la encargada de avisarnos por radio en todo momento de la situación, de los peligros inminentes o de orientarnos en situaciones de riesgo. Y aquí es donde empieza la diversión. El fuego siempre irá a más, y las cosas se irán poniendo peor en pocos segundos, así que básicamente es una lucha contra el reloj, para dar con los supervivientes y rescatarlos.

La genial introducción anime, en la que le acompaña una estupenda banda sonora marca de la casa nos hace augurar algo diferente. Así fue.

Elegiremos entre la chica Tillis o el chico Shou Amabane. Cada uno irá equipado con un arma capaz de apagar fuegos (esto es el futuro, se acabaron las mangueras y el agua) y de unos trajes en los que en sus pies tendrán jet packs, y así seremos capaces de saltar e impulsarnos hasta zonas bastante altas.

Salva la vida de los demás ¡Y la tuya!

Mientras saltamos entre pisos medio en ruinas y eliminamos escombros veremos una barra que nos dirá cómo de extendido está el fuego. Aunque podemos ponernos a sofocar el fuego para que esta barra disminuya, nuestra misión es encontrar a los supervivientes en un entramado laberíntico por el que pulularemos y por el que, de no ser por la radio, podremos no completar la fase con éxito.

Pero no solo deberemos apagar el fuego y rescatar a la gente, ya que en el final de cada misión nos encontraremos con un jefe final al que deberemos derrotar para salir de allí con vida. El sistema de vida viene heredado de Sonic, ya que recolectaremos unas cristales, que al ser agredidos por el fuego o los enemigos se desperdigarán de la misma manera, y deberemos recogerlos de nuevo si queremos tener algo de esperanzas de salir de allí con vida.

La palabra que mejor puede definir a Burning Rangers es tensión. Estaremos en vilo durante todas las fases y miraremos con atención al color de las paredes para evitar una inminente explosión o para buscar otro camino.

Además de esta también podemos hablar de la sensación de estar ante algo tan grande que nos puede superar en algunos momentos. Los bomberos arriesgan sus vidas por salvar la de los demás, y en este videojuego del que podremos jugar desde el sofá de casa, imprimía la sensación de agobio ante algo que no controlamos, como es el fuego.

Las cuatro fases iniciales desbloquearán el modo aleatorio, modo que alargará el juego enormemente. Fue concebido para tener una cantidad muy grande de secretos a descubrir y por mencionar alguno de ellos, podemos decir que al rescatar a cada persona, su nombre se irá a un libro de "rescatados" donde nos darán una contraseña.

Durante el juego, algunos de esos personajes en apuros serán Claris Sinclair y Elliot Edwars, los chicos soñadores de Nights, el los propios componentes del Sonic Team, incluyendo al propio Yuji Naka.

El anuncio nipón nos deleitó con Segata Shansiro -¿rescatando?- a una mujer en apuros:

Gráficamente luce como uno de los mejores exponentes de Saturn, ya que unas casi inéditas transparencias dan vida al fuego, y cantidad de efectos de iluminación que parecían imposibles otorgaron a Burning Rangers de una vistosidad nunca vista.

Pero si gráficamente destacaba, al ser el motor de Nights mejorado, Sonic Team no iba a dejar que uno de sus títulos no fuera arropado por una banda sonora a la altura, por ello tanto los efectos de sonido como la banda sonora rozan el sobresaliente.

Los temas rockeros y vocales le quedan al juego como anillo al dedo, y completaron un juego tan genial como desconocido para muchos.

Llegó a Saturn cuando PlayStation gozaba de una salud envidiable, por ello este juego y muchos otros cayeron en el olvido injustamente. En el reciente Sonic & All Star Racing Transformed vuelven a hacer aparición, ¿un guiño a una posible versión HD o nuevo juego? Aún no lo sabemos, pero sin duda que nos gustaría rescatar a este juego del fuego por el que pasó.

Por esa misma razón seguiremos en nuestra cruzada personal de seguir hablando de grandes juegos de la historia en el pasado, y de juegos que como Burning Rangers, no recibieron la gloria que sin duda mereció.