Vandal juegos retro

Juegos Retro

Una mirada semanal al pasado, recordando grandes juegos clásicos y momentos de la historia del videojuego.

Balloon Fight

Emmanuel Castro · 16:55 18/1/2013
Volvemos a recordar un juego en el que la sencillez es tan grande como su diversión. Volvamos a los ochenta, los años en los que nació este clásico eterno.

Hay juegos que no sabemos de qué idea nacen. Quizás se expusiera la idea en una mesa, como se hace hoy en día, o quizás, en los años ochenta, simplemente uno tenía una idea y la plasmaba en líneas de código y luego lo presentaba a la compañía en la que trabajaba.

Lo cierto es que los métodos de trabajo, hoy día están muy organizados y definidos en las grandes empresas. Ahora hay muchas ideas que no se pueden permitir el lujo de realizar si no las ven "rentables", por lo que vemos tantos y tantos proyectos que salen a la luz y nos extrañamos y entristecemos porque finalmente no salen a la venta.

Pero todo esto, hablando de los años ochenta, es bastante diferente. En la época dorada del software español, vimos cómo muchos proyectos nacieron en las casas, para luego, tras el éxito, fichar por alguna compañía que les diera las herramientas para hacer lo que su imaginación quisiera.

Hay cierto paralelismo con la actualidad, donde grandísimos juegos indie, o juegos nacidos en las casas se han alzado con la popularidad y el éxito. Pero el juego de hoy, es directamente un título que nació en una Nintendo casi en pañales en el mundo de los videojuegos, pero siendo uno de los puntos de inflexión que removió la industria. ¿Cómo hizo esto?

Nintendo, creando clásicos eternos

Así fue, en una época en la que por Estados Unidos los videojuegos estaban en decadencia, Nintendo se sacó de la manga juegos que impulsaron la fe en que los videojuegos no estaban acabados. Para ello, en estos años ya disponía de un departamento en el que grandes genios juntos, crearon -entre muchos otros- el juego de hoy: Balloon Fight.

Muchos de estos juegos, que luego alcanzaron el éxito mundial al ser convertidos al hardware de NES, primero tuvieron su lanzamiento, su "banco de pruebas", en los muebles arcade, donde la serie Versus de muchos de estos títulos, hicieron ver a Nintendo que serían juegos de éxito en un sistema doméstico.

Estos muebles, como vemos, tenían diferentes modalidades y formas de ser jugados. Disponían de dos pantallas y cuatro joysticks, y se podía jugar, al lado de nuestro oponente, o en otra versión del mueble, justamente uno frente al otro, sin verse las caras.

Este tipo de máquinas, junto a las series VS de Nintendo se popularizaron mucho en Japón por aquellos años, mientras en Occidente estábamos bastante en pañales en el tema recreativas.

Pero como decimos, Balloon Fight y su mueble arcade fueron un éxito tremendo. Por eso, rápidamente Nintendo desenfundó el cartucho en formato NES y regaló a todo el mundo la versión para nuestras casas.

El 22 de Enero de 1985 llegó a los hogares nipones, el en verano del año siguiente, el 3 de junio del 86 a Norteamérica, y el 12 de marzo de 1987, por fin y con mucho retraso pudimos disfrutar en Europa del juego que vio la luz en el año 1984 en los arcades.

La mecánica del juego era sencilla a más no poder: nuestro jugador comenzaba con dos globos a sus espaldas, y los enemigos al empezar a inflar los suyos al inicio de cada pantalla. Si lográbamos tocarles antes de que empezasen a volar con su globo, un enemigo menos.

Pero como es de lógica, deberemos aplastar los globos desde arriba, con nuestros pies, a la vez que intentamos que los enemigos no hagan lo mismo con nosotros, nos quedemos sin globos, y perdamos una vida.

Como vemos, la mecánica es bien sencilla, pero se nos va complicando a medida que avanzamos, pero si tenemos la suficiente pericia, acabaremos con los enemigos bastante rápido.

La inercia que cogemos al destruir un globo, al mover nuestras manos para volar más alto es lo que deberemos controlar con destreza para avanzar en el juego, que por cierto, se irá haciendo más y más difícil en cada nueva pantalla.

Además, se nos regaló el modo "Trip", que consistía es esquivar rayos, con la genial inercia de nuestros globos.

Lo cierto es que a pesar de esta sencillez de mecánica, el juego es difícil. Cada vez irán apareciendo nuevos elementos, como nubes que lanzan rayos, peces que nos comen si nos acercamos demasiado al mar, o unas aspas que nos empujan en cuanto las tocamos.

Todo esto, en conjunto, hicieron de Balloon Fight un clásico recordado por muchos, y que tuvo sus "continuaciones" y spin-off, como fueron el juego de Game Boy Balloon Kid, una secuela que fue un plataformas con scroll lateral:

O el juego exclusivo del Club Nintendo nipón: Tingle´s Balloon Fight:

Además de estos juegos, hace aparición en bastantes otros juegos de Nintendo, como Super Smash Bros Melee, en forma de trofeo, minijuegos del Wario Ware, un "tema" inspirado en Balloon Fight en el juego Tetris DS, o más recientemente en Nintendo Land para Wii U.

Además, ha sido lanzado no hace mucho para la Consola Virtual, por lo que, si somos unos nostálgicos, o queremos descubrir un juego adictivo, tenemos la gran oportunidad de descubrir hoy, uno de esos juegos clásicos que quedaron para siempre grabados en el libro de la historia de los mejores videojuegos de todos los tiempos.