Vandal
Vandal juegos retro

Juegos Retro

Una mirada semanal al pasado, recordando grandes juegos clásicos y momentos de la historia del videojuego.

Adiós a Azpiri: el maestro que hizo del casete una obra de arte

·
Rendimos tributo al hombre que ilustró la Edad de Oro del Videojuego Español.

Por una vez, vamos a romper con la tónica de recordar algún juego icónico de antaño para rendir homenaje al Maestro que ilustró las carátulas de muchos de ellos. El gran Alfonso Azpiri falleció el pasado 18 de agosto, y con él desaparece una parte esencial de la historia del software español. Esta es una web dedicada a los videojuegos, y por ello vamos a centrarnos en esa faceta, pero Azpiri fue ante todo uno de los mejores ilustradores que ha dado la industria española del cómic.

Gonzo Suárez, el creador de 'Commandos' y 'Goody', retrató así al Maestro Azpiri.

A lo largo de más de 40 años de profesión, Azpiri creó personajes tan emblemáticos como Lorna y Mot, y publicó sus obras no solo en España, sino también en el extranjero, colaborando en cabeceras tan prestigiosas como Heavy Metal, la cual no ha dudado en rendirle su propio homenaje.

El nombre de Azpiri, junto al de otro genio del cómic, Milo Manara, como reclamo de la prestigiosa 'Heavy Metal'.

Tras varias décadas dedicado al cómic, Azpiri se convirtió en el primer fichaje de lujo de la mítica Dinamic. Corría el año 1985, y los Hermanos Ruiz, fervientes seguidores de su obra a través de revistas como Cimoc, le encargaron la carátula de Rocky, un juego de boxeo para ordenadores de 8 bits "inspirado" en el Punch-Out!! de Nintendo.

El nombre de Dinamic siempre quedará ligado al de Alfonso Azpiri.

Jaume Esteve, autor del imprescindible Ocho Quilates: Una Historia de la Edad de Oro del software español, rememora aquel primer encuentro en este precioso artículo que publicó El Confidencial, con motivo del fallecimiento del ilustrador.

Azpiri creó la portada del libro de Esteve: 'sólo tuve que decirle los personajes que quería en portada y él hizo el resto'.

Gracias a Azpiri, Dinamic pudo dejar atrás las carátulas de aspecto amateur de sus anteriores obras (Yenght, Saimazoom, Babaliba) para deslumbrar a los potenciales compradores con unas portadas sencillamente alucinantes. Solo en 1985 (y además del mencionado Rocky), Azpiri creó para Dinamic las carátulas de Abu Simbel Profanation, Sgrizam y West Bank. Y en 1986 llegarían las de Camelot Warriors, Nonamed, Army Moves o las dos entregas de Phantomas.

Una de las carátulas más hermosas que se han facturado en España.

En una época en la que buena parte del gancho comercial de un juego residía en su carátula, Dinamic nos coló títulos muy mediocres gracias a las impresionantes ilustraciones de Azpiri. Por supuesto, había ocasiones en las que la calidad de la ilustración y la del juego iban a la par, pero seamos sinceros, si hoy en día recordamos títulos como Nonamed o Sgrizam es por sus portadas, más que por los propios juegos.

Pocos recuerdan de qué iba 'Nonamed', pero nadie ha olvidado su carátula.

El talento de Azpiri para convertir cada carátula en una obra de arte no pasó desapercibido a un tipo tan listo como Paco Pastor (uno de los fundadores de ERBE y más adelante capo supremo de Sega España), quien no tardaría en reclutarle para que ilustrara las portadas de diversos juegos de Topo Soft (el brazo desarrollador de ERBE). Azpiri dejaría patente su magia en las carátulas de títulos tan inolvidables como Desperado, Mad Mix Game (y su secuela), Viaje al Centro de la Tierra o Lorna (adaptación a videojuego del cómic del propio Azpiri).

'Mad Mix Game', el comecocos bajo el prisma de Azpiri.

Ópera Soft, otro de los grandes sellos de la llamada Edad de Oro del software español, también engalanó sus juegos con las carátulas creadas por Azpiri: Corsarios, Gonzzaleezz, Ulises, Sirwood, Jai Alai… Incluso crearon un videojuego basado en las aventuras de Mot y llevaron el arte de Azpiri más allá de los confines de la portada en el caso de La Colmena, un juego de mesa dirigido al público adulto, en el que los jugadores debían afrontar una serie de pruebas "picantonas", ilustradas por Azpiri.

Ópera censuró la ilustración de Azpiri, y acabaron colocándole unas alitas a la señora para que no revelara tanto.

La llegada de los 16 bits acabó con la gran mayoría de los estudios españoles, y Azpiri volvió a centrarse en su labor como ilustrador de cómics (una faceta que había seguido compaginando junto al diseño de carátulas de videojuegos), pero el legado de aquellas cintas de casete seguía muy presente en sucesivas generaciones de chavales que no dudaban en asaltar al Maestro, pidiéndole fotos o una firma, cada vez que aparecía por alguna feria. Ahí muchos pudimos comprobar que la calidad como ser humano de Alfonso Azpiri era aún más grande que su talento como ilustrador. Lo que ya es decir.

El póster de 'Phantis' que regaló el Nº29 de 'Micromanía' provocó no pocas broncas familiares: 'Niño, descuelga esa guarrada'.

Solo hay que recordar las enormes colas que se organizaban en Retro Madrid, o cualquiera de las ferias a las que acudía el Maestro. No se limitaba a estampar su firma, sino que hacía un dibujo en acuarela a todo aquel que se lo pedía, sin importarle las horas que llevara firmando. "Mucho se está hablando estos días de la paciencia que tenía a la hora de tratar con los seguidores y demás y puedo dar fe de ello", nos comenta Jaume Esteve. "En una Retromadrid me sentaron a firmar a su lado y no te diré que aguantara estoicamente, es que lo disfrutaba".

Azpiri no se limitaba a firmar: siempre te hacía un dibujo personalizado (foto realizada por Adonías).

Juan Carlos Caballero "Adonías", como impulsor y organizador de diversas ferias Retro, también fue testigo de la calidad humana de Azpiri: "siempre le solicitaba que acudiera, me lo pedía él, o directamente me lo encontraba en tinglados de toda índole. Como Alfonso -siempre generoso y humilde, mi amado Azpiri-, no solo no ponía ninguna pega a contribuir, participar y disfrutar con su legión de fans en estos eventos, era maravilloso reclamar su asistencia a los mismos porque gozaba y hacía gozar gracias a su simpatía, arte y entrega sin límites".

'Mot' fue uno de los mayores éxito de Azpiri. Nacido en las páginas de 'El Pequeño País', el monstruo acabaría inspirando un juego de Ópera Soft.

En los últimos años, las inolvidables carátulas de Azpiri abandonaron las estanterías de los cuarentones para ser rescatadas en diversos lanzamientos editoriales. En 2009 Planeta DeAgostini editó Spectrum: El arte de los videojuegos, un tomo de 128 páginas que reunía buena parte de la obra del Maestro para Dinamic, Topo Soft y Ópera. Aunque sería la editorial Dibbuks la que nos ofrecería, a partir de 2013, lo que muchos llevábamos soñando desde hacía décadas: Azpiri: Tape Covers, tres portfolios, de edición limitada y numerada, con el arte original de aquellas míticas carátulas, en láminas de la máxima calidad.

'Azpiri: Tape Covers' reunió, en tres entregas, las ilustraciones de juegos míticos, en una edición limitada y numerada.

En 2013 los lápices de Azpiri se volverían a poner al servicio de un videojuego, nada menos que de Dark Souls II, gracias a la mediación de David Fraile, Director de marketing de Bandai Namco Entertainment Ibérica.

David, antiguo compañero de la prensa del videojuego, recuerda bien cómo se gestó aquella maravillosa locura: "Llevaba tiempo queriendo hacer algo con Alfonso, de quien había sido fan desde mi más tierna infancia y a quien tendría la suerte de llamar amigo desde que tuve la suerte de conocerle en un evento llamado FanRozas allá por el 92. Intentamos mover localmente una portada alternativa para un juego de la saga Tales Of, pero por temas de aprobaciones e indicaciones desde Japón no pudimos llevarlo a cabo. Cuando empezamos a trabajar en Dark Souls II y en sus incentivos de reserva, vi la oportunidad para materializar nuestra colaboración. Y lo que en principio iba a ser una portada alternativa, finalmente se volvió una litografía metálica en A4 limitada y numerada a 2000 unidades que se agotó volando".

Los bocetos original del 'Dark Souls II' de Azpiri (cortesía de David Fraile).

El proceso de creación de aquella plancha, convertida ya en un preciado ítem de coleccionista, les llevó unos tres meses, tal y como recuerda David: "Primero tuvimos una reunión informal para hablar de plazos, enfoque y demás. Alfonso se reía diciendo que se lo poníamos demasiado fácil, dándole un montón de imágenes de referencia de la saga cuando por lo general en los 80, por lo general solo le indicaban el título del juego y el género. A partir de ahí él creaba la imagen de portada, incluyendo personajes, poses, etc.. que en el 100% de los casos era siempre muy superior a la calidad de los juegos y que era el principal motivo por el que muchos nos los comprábamos. Tras la aprobación del boceto (que envió en menos de un mes), con la pose, el fondo, etc, la única indicación que me pidió Alfonso fue el color y el tono. Habitualmente Dark Souls es una saga muy oscura, con tonos muy grises y azules, que le otorgan esa atmósfera de opresión e inquietud. Precisamente para ofrecer algo distinto, acordamos mutuamente en ir justo en la dirección artística contraria, predominando en el arte final los tonos rojos y amarillos".

La lámina de 'Dark Souls II', limitada a 2000 unidades, se ha convertido en un ítem de coleccionista.

El resultado, como podéis ver sobre estas líneas, no pudo ser más espectacular. Y por supuesto, acabó encandilando hasta a los creadores del juego, como atestigua David: "Me consta que en FromSoftware el trabajo de Alfonso, como no podía ser de otra manera, fue muy bien recibido y alabado".

En un país famoso por no reconocer el talento de sus creadores hasta que es demasiado tarde, al menos nos queda el consuelo de que Alfonso Azpiri recibió en vida el reconocimiento y el cariño de los que crecimos con sus carátulas, aunque ello eclipsara (de manera injusta) su extensa carrera como ilustrador de cómics. De chaval, yo mismo me sorprendí al descubrir a Azpiri en los créditos de la mítica Historia de Aquí de Forges (donde trabajó entintando los fondos), en una época en la que muchos de nosotros, demasiado jóvenes para comprar el Cimoc sin ganarnos un bofetón paterno, solo le conocíamos por sus carátulas. Muchos años más tarde Azpiri y Forges volverían a trabajar juntos en unas delirantes adaptaciones de clásicos del terror, que incluían a Drácula y el Monstruo de Frankenstein.

Azpiri y Forges volverían a trabajar juntos en 2011. La combinación de estilos era, cuanto menos, sorprendente.

"Todos sabemos que Azpiri repartió su talento entre distintas manifestaciones del arte: los videojuegos, el cine, la música, el cómic infantil y para adultos, etc…" nos comenta Adonías. "Si algo pude comprobar el día de su funeral de manera palpable, es cuánta gente congregó Alfonso no solo de forma póstuma sino también en vida a su alrededor, fieles admiradores venidos de diferentes lugares y distintos mundos artísticos; y todos ellos reconocían, de manera abierta y sincera, cuánto y de qué manera Alfonso les había tocado el alma. Ten en cuenta que muchos hemos madurado disfrutando y admirando su obra, y aunque la mayoría no hubiera tenido la suerte de conocer personalmente al autor de tanta maravilla, esas obras les han llevado de la mano por muchos estadios felices de su vida; Azpiri ha crecido con nosotros y nosotros con él, han sido muchos años, muchas etapas vitales admirando y saboreando su prodigiosa producción. Y todos, vengamos del campo que vengamos y hayamos disfrutado a Alfonso en el terreno artístico que haya sido, coincidimos en lo fundamental: Alfonso Azpiri fue el más grande, Alfonso Azpiri fue EL MEJOR."

¿Quién no soñó, de chaval, con conducir este jeep?

Es imposible añadir algo más a las hermosas palabras de Juan Carlos. Solo recordaros que en change.org se ha puesto en marcha una petición para que el Ayuntamiento de Madrid (la ciudad donde nació en 1947) dedique una calle a Azpiri. Sea cual sea el resultado, su legado vivirá para siempre en nuestras estanterías. Ya sea entre las tapas de un cómic o un libro de ilustraciones, o bajo el plástico transparente de una funda de casete. Descanse en paz, Maestro. Y gracias por tanto.

ANTERIORES
Retro
17:09 11/8/2017
Colegialas, vampiros, ninjas escocidos y un numerito musical.
Retro
18:17 20/8/2017
Recordamos cómo se creó el juego que catapultó a Mega Drive en Occidente.
SIGUIENTE
Retro
16:33 1/9/2017
Una máquina inolvidable y repleta de magia. Literalmente.

Gatro · hace una hora
Fijáos si fue grande Azpiri. El gran Juan Manuel de Prada, en su sección de 'Animales de Compañía' del suplemento 'XL Semanal' el otro día le dedicó una de sus firmas semanales. Se ve que eran muy amigos. El artículo se llama [url:http://www.xlsemanal.com/firmas/20170918/juan-manuel-de-prada-azpiri-forever.html]Azpiri 'forever'[/url]

JuanSolo40 · hace 13 horas
D.E.P se nos fue uno de los grandes, gracias por tus portadas y dibujos, mi infancia no hubiera sido igual sin ellos.

JASI22 · 03/09/2017 17:28
HOMENAJE A AZPIRI EN EL MÁS ALLÁ :  ALFONSO AZPIRI - HOMENAJE MÁS ALLÁ
¡¡¡Hasta me hace un chiste!!!
LORNA en el sitio más peligroso del planeta Tierra... estaría a salvo. ¡MENUDA CHICA!
https://www.youtube.com/watch?v=h0jdI1hkgBc&feature=youtu.be

Daikaioh · 26/08/2017 14:56
Un grande!!

Recuerdo haber tenido varias de esas ilustraciones entre mis manos... que viejo soy

The Namec · 26/08/2017 12:54
Enorme artista, descanse en paz.

Recuerdo ponerme palote con las ilustraciones de La Colmena que veía de prepuber en la Micromania periódico  :$

Flecha subir