Vandal
Vandal juegos retro

Juegos Retro

Una mirada semanal al pasado, recordando grandes juegos clásicos y momentos de la historia del videojuego.

A Boy and His Blob: Trouble on Blobolonia

·
Desde hace unos días podemos disfrutar de A Boy and His Blob en las nuevas consolas, y hoy vamos a recordar el juego 1989 en el que se basa.

Para muchos volver atrás a la época de NES es un ejercicio a veces necesario. En un año en el que se va a hablar mucho de cosas tan "revolucionarias" como el regreso de la realidad virtual, se nos antoja necesario volver a los pequeños oasis que algunos tenemos en el mundo de los videojuegos.

Algunos quizás volverán al primer videojuego que probaron, y otros a terminar aquel cartucho que dejaron a medias años atrás, como puede ser el desafiante A Boy and His Blob: Trouble on Blobolonia. Hay muchos factores para que volvamos a hablar de este juego, entre otros que hace poco ha sido lanzado en las consolas de última generación en forma de reimaginación o remake, como os contamos hace unos días en nuestro análisis.

Como os contamos esta secuela espiritual vio la luz en 2009 para Wii, y si hace aparición hoy, en pleno 2016, significa que algo muy bueno debe haber detrás del juego en el que se basaba, ¿volvemos a 1989 para comprobarlo?

El héroe y la inteligencia

Detrás de aquel largo título encontramos una aventura de plataformas y puzles en la que tenemos a nuestro "Blob" que nos acompaña lo largo de todo el juego, para superar las situaciones, recoger todos los tesoros y destruir al malvado ser que tiene secuestrado al rey de Blobolonia.

Para ello tenemos la ayuda de este ser tan peculiar, que es la llave para avanzar por este extraño mundo, estando al servicio de nuestra propia inteligencia, ya que igual que en otros juegos como el gran ICO, con los dos personajes tenemos que solventar los mil y un problemas que David Crane ideó para este cartucho.

Pero ¿quién es David Crane? ¿Y por qué aparece en la portada destacando que es un videojuego suyo? Pues bien, para ello debemos irnos unos años antes del lanzamiento del juego, concretamente al año 1978, cuando Crane, diseñador y programador de videojuegos, crea Outlaw para Atari. Pero el mayor logro de David Crane sin lugar a dudas fue crear el considerado primer plataformas de la historia: Pitfall! El clásico de Activision vendió 2,6 millones de unidades y fue lanzado a multitud de plataformas, y en los anuncios de la época en Estados Unidos no podemos pasar por alto el comercial en el que hace aparición un jovencísimo Jack Black.

Este era David Crane, un famoso personaje de la industria, que incluso avisó a Atari de la poca evolución gráfica que sus sistemas tenían y acabó renegando de ellos, lo que hizo que saltase a programar para la consola de 8 bits de Nintendo, el hardware que logró convencer a muchos que los videojuegos no estaban muertos tras el crash del 84.

David Crane se volcó con este juego, alquiló una "pensión de mala muerte" cerca de su oficina, y pasó allí varios días de 16 a 20 horas de trabajo al día. Después de pasar sin dormir los últimos dos días de desarrollo del videojuego, Crane voló al CES de Chicago para enseñar una demostración, mientras que pasó varias noches más en su hotel para corregir bugs. David explica que el proceso para que Nintendo editase su título fue duro, aunque después de llegar a un acuerdo, el juego fue distribuido hasta en Japón, reconociendo el gran trabajo de quien puso parte de su vida haciendo esta aventura.

Así es como Crane llevó a cabo su idea (su idea original era la de un muchacho y una burbuja), y creó un videojuego que rompió moldes en el año en el que se lanzó, puesto que la idea de tener que valernos de un extraterrestre que cambia de forma fue llevaba con la maestría y dificultad propia de la época.

Para que Blob cambie de forma debemos alimentarlo con caramelos y chucherías de distintos sabores, algo tan sencillo y a la vez tan complicado. En las primeras pantallas nos adaptamos a los controles a la antigua usanza: el "tutorial" es comprobar cómo nuestro amigo se transforma en diferentes objetos, mientras que si tocamos a algún enemigo morimos en el acto.

Estamos a finales de los ochenta y este cartucho empezaba muy en serio desde el minuto uno, por lo que debemos familiarizarnos muy bien con cada transformación si queremos avanzar por los niveles hasta dar con la salida. El cartucho es de principio a fin un derroche de imaginación con unos puzles muy ingeniosos, y con muchos momentos en los que no sabremos por dónde seguir.

Los gráficos son algo difíciles de clasificar, puesto que las primeras pantallas usan en ocasiones digitalizaciones de entornos reales llevados a la resolución y paleta gráfica de una consola de 8 bits, mientras que en Blobolonia se combina esta técnica con escenarios más clásicos y hechos a mano. La música acompaña con tan solo cuatro temas a lo largo de toda la aventura, y aunque se extraña una mayor variedad, terminaremos por tararear sus melodías, a pesar de que para algunos pequen de machaconas.

En 1991 tuvo una secuela para Game Boy titulada The Rescue of Princess Blobette, y en 2009 se lanzó para Wii una nueva entrega, A Boy and His Blob, que ahora también podemos disfrutar en Xbox One, PS4, PC y PS Vita, en un juego con aroma a clásico.

ANTERIORES
Retro
18:45 15/1/2016
El juego de coleccionistas que renegó de su propia consola de cartuchos. ¿Nos acompañas a recordar su historia?
Retro
18:43 22/1/2016
Recordamos los orígenes de una de las sagas más famosas de los videojuegos. ¿Cuál fue el primer Pokémon?
SIGUIENTE
Retro
18:10 5/2/2016
Capcom y su incombustible placa CPS2 dieron vida a este juego de lucha con mechas, ¿qué podía salir mal?

Jimmytrius · 06/02/2016 19:59
Upeo esto para decir que hoy me ha dado por rejugarlo y debo reconocer que guardaba un recuerdo mucho mejor de mi última toma de contacto con él... la clásica exploración del subsuelo en busca de tesoros sigue siendo tan gratificante como siempre (aunque ahora salta a la vista el irregular diseño de escenarios) pero toda la parte de Blobolonia es malísima y llena de obstáculos forzadísimos :$  

Akuma · 31/01/2016 16:17
Ahora entiendo porque el personaje andaba igual que en Pitfall! :)

WZeroDs · 30/01/2016 16:38
A mi me prestaron este cabrón en mi infancia...y nunca pasaba de nada, no hallaba que hacer me caía y me moría, y habían tantos cuartos que mehhhhhhhh.....

Jimmytrius · 29/01/2016 20:53
Lo jugaba de pequeño en casa de un amigo y nos lo pasábamos en grande explorando el submundo y tratando de averiguar qué había que hacer para superar cada tramo. Siempre le tendré un cariño especial por esos momentos y también porque la idea de transformar a nuestro compañero dándole grajeas siempre me pareció muy simpática que le daba una gran personalidad al juego :)

ShintaKun · 29/01/2016 19:44
Tuve que aguantar un verano entero con el juego de Game Boy y la verdad es que le cogí bastante manía. Reconozco que la fórmula es/era original pero no me acabó de gustar, aunque diría que lo terminé. Tengo que jugar el que salió en Wii y que va a aparecer próximamente en Steam, aunque a este de NES igual también le doy una oportunidad, que parece mejor que el de GB.

Flecha subir