Vandal
Star Wars y los Videojuegos

Star Wars y los Videojuegos

Una cronología sobre los juegos basados en Star Wars.

Este reportaje va a ser el más largo de la historia de Vandal en dura competencia con el que realizamos, hace unas semanas, sobre los móviles. Así que hemos decidido dividirlo en géneros, para que su lectura sea más sencilla. Hacer una cronología continua de los juegos de "La Guerra de las Galaxias" haría perderse al más pintado y conseguiría que el artículo fuera bastante poco ameno. En este sentido hemos decidido realizar una división en géneros muy general y que conseguirá ubicar bastante mejor a todos nuestros lectores. Una vez estén publicadas todas las partes del especial, se recopilarán en un bloque principal, aunque manteniendo la división original del reportaje.

Introducción

Sin duda el Universo creado por George Lucas en 1977 ha sido fuente de todo tipo de elogios, difamaciones y opiniones contradictorias. Lucas simplemente quería crear una versión de Flash Gordon usando las últimas técnicas cinematográficas de la década de los 70. Esta licencia no llegó a tenerla en sus manos, pero sí un presupuesto bastante importante por parte de Fox, gracias al éxito de American Graffiti, una película nostálgica sobre la América de finales de los años 50.



George Lucas había realizado anterior a Star Wars la citada American y THX1138, una especie de distopía futurista que recordaba al 1984 de George Orwell. Curiosamente, aunque Star Wars era concebida como un proyecto tan íntimamente personal como los anteriores, el ladino Lucas obligó a la Fox a negociar la total libertad de negocio en los productos derivados de la película. De ahí vienen sin duda todos los productos licenciados por Lucas y que de hecho, son su principal fuente de ingresos.


Películas

La Guerra de las Galaxias -renombrada a "Una Nueva Esperanza" en las reediciones en vídeo- es una película que mezcla a partes iguales la ciencia ficción y los elementos más clásicos de las películas de aventuras. Este film narra la historia de Luke Skywalker, un joven granjero de Tatooine que por obra y gracia de dos droides acaba metido de lleno en medio de una guerra civil intergaláctica. Ésta alcanza su momento de auge con el enfrentamiento del malvado Darth Vader y la princesa Leia, los cuales representan dos bandos antagónicos como son el Imperio y la Rebelión. El éxito de la película fue monumental, y le sirvió a Lucas como una manera de tomar totalmente el control de su obra.


Es conocida la anécdota en la cual Lucas reunió a gran parte de sus amigos cinematográficos -Coppola, Spielberg, Brian de Palma y Scorsese-.Las reacciones más encontradas fueron sin duda las de Spielberg y de Palma. El primero estaba encantado y veía un gran futuro en la película, en cambio, Brian de Palma no lo veía tan claro; es más, insistió para que Lucas no la lanzara. El posterior éxito de Spielberg con "E.T", demuestran que Steven acertó otra vez más demostrando su olfato para los negocios. Nadie podía imaginar el éxito que produjo esta cinta: millones de fans en todo el mundo, grandes acuerdos comerciales para crear juguetes, venta de las licencias para crear series y libros, etc. Y gran parte de este éxito se debió al impresionante repertorio de efectos especiales que acompañaba a "Una nueva esperanza".

Pero sigamos con el repaso a este fenómeno. En 1980 nació la que iba a convertirse en la mejor película de la saga, o por lo menos la favorita para un gran número de seguidores: El Imperio Contraataca (The Empire Strikes Back). Esta vez Lucas abandonaba la dirección para dedicarse exclusivamente a la producción. La película fue dirigida por Irwin Keshner y escrita por Lawrence Kasdan. El impacto que supuso este film ya no cogió a nadie por sorpresa, pero venía a consolidar a George Lucas como una especie de rey Midas. El estilo de Keshner y el guión de Lucas y Lawrence Kasdam dieron un celebre toque sombrío a la película, muy recordados por todos los fanáticos. Esta cuenta las aventuras de Luke Skywalker, ya como uno de los líderes de la rebelión, y sus amigos combatiendo al Imperio en todo tipo de planetas nuevos. Es muy recordado en esta película el famoso entrenamiento con Yoda y sobre todo, el magnífico duelo final -en nuestra opinión el mejor de la saga y el más trágico-.

Para concluir este ciclo y cerrar la primera trilogía de la saga –la segunda por orden cronológico-, llegamos a "El Retorno del Jedi". Estrenada en 1983, Richard Marquand se encargó de la dirección, repitiendo el dúo de Lawrence Kasdam y George Lucas en el guión. El retorno del Jedi cierra la antigua saga, estableciendo lo que sería el final cronológico de la historia de los Skywalker. Aquí nos encontramos a Luke como un Jedi totalmente entrenado y dispuesto a arrebatar su poder al malvado Emperador. El final lo conocéis todos, y no podría ser otro. Fue la última película de Lucasfilm con la historia de SW hasta 1999, en que saldría la primera película de la nueva trilogía. En este periodo Lucas deja la dirección, para centrarse en la producción de películas, que van desde las producciones a Kurosawa -Kagemusha, Mishima, et--c.-, fantasía propia -la genial Laberinto y Willow-, sagas consagradas -la mítica saga Indiana Jones-, endogámicas -a sus amigos Kasdam y Coppola Fuego En El Cuerpo y Tucker- y patinazos -la terrible Howard el Pato y la inclasificable película de los Ewoks para televisión-.

En 1999 vuelve la Guerra de las Galaxias, con su Episodio número 1: La Amenaza Fantasma. Esta vez Lucas dirige y escribe a la vez, al igual que en la primera película. La crítica fue demoledora, y todos se cebaron con él. La Amenaza era una película terriblemente infantil, en la onda de la película de los Ewoks y con un guión bastante flojo. La película cuenta el encuentro fortuito entre Anakin Skywalker y Obi-Wan Kenobi, junto a su maestro Qui-Gon Jinn. Aunque la imaginería no está mal, Lucas confundió el barroquismo con la calidad, y el número de razas y CG es a todas luces excesivo. En el 2002 saldría el Episodio 2: El Ataque de los Clones, bastante mejor película y que tiene momentos muy buenos de cine -la parte de la fábrica recuerda a las películas de Buster Keaton-. Esta vez la trama sigue las ambiciones del Joven Skywalker y sobre todo del senador Palpatine, que para hacer frente a una rebelión planetaria recibe poderes especiales del senado -esto es casi calcado a la historia romana por cierto-. Nos queda sólo por ver el episodio III, que será el fin de la nueva y criticada saga, pero que al menos nos hará conmovernos otra vez con los créditos iniciales.

Flecha subir