Vandal
Nacon Revolution Pro y Razer Raiju: los mandos élite de PS4

Nacon Revolution Pro y Razer Raiju: los mandos élite de PS4

Probamos los dos mandos pro de PS4 que se han lanzado en las últimas semanas.

Desde hace unas semanas, Sony y su PlayStation 4 se han sumado a la moda de los mandos premium, de los controladores pensados para obtener el más alto rendimiento y para satisfacer tanto al más común de los jugadores como a los profesionales de los deportes electrónicos para los que una milésima de segundo en la reacción de su mando puede suponer la diferencia entre matar o morir, entre llegar a ese balón dividido en Rocket League o no hacerlo.

Los periféricos de alta gama llevan mucho tiempo ya en el mundo de los videojuegos de la mano de los distintos teclados, ratones u otros dispositivos para ordenadores. Sin embargo, la fiebre por este tipo de productos en el mercado de las consolas no comenzó hasta otoño del 2015 con el lanzamiento del mando "Elite" de Xbox One que ha tenido un éxito bastante contundente en el mercado.

Después de ver el éxito que estaban obteniendo estos dispositivos en las manos de a día de hoy su máximo rival Sony decidió autorizar a dos compañía, Nacon y Razer, a desarrollar sus propios mandos premium, con características especiales y unas cuantas mejoras con respecto al DualShock 4 original.

Razer Raiju: Gran respuesta, alta precisión y todo un lujo para los amantes de los FPS

El primero de estos dos nuevos mandos para PS4 es el Razer Raiju, un mando que, desde el primer momento en el que lo agarramos con nuestras manos, ya nos da una gran sensación de comodidad y de que nos encontramos ante un dispositivo con un acabado de alta calidad.

Razer presenta su mando profesional para eSports y jugadores exigentes.
Compartir

Este Raiju podríamos definirlo como una especie de cruce entre el mando Elite de One y el DualShock 4 estándar de PS4 en lo que a su forma y distribución se refiere ya que, en cuanto a tamaño, algunas partes del diseño y agarre se parece más al primero pero en lo que a distribución de los botones básicos se refiere es similar al segundo, con las dos palancas o sticks en la parte inferior del mismo colocados de forma horizontal como en el DS4 original.

Esta característica favorece, de hecho, a los jugadores más habituados al controlador de la consola de Sony que nunca hayan tenido en sus manos un mando de la consola de su máxima rival ya que, desde el primer momento, sentirán que están controlando algo que les es tremendamente familiar.

Pero, más allá de la forma, este Raiju tiene unas cuantas ventajas con respecto al mando original, comenzando por los 4 botones extra que están distribuidos por el mando de una forma realmente inteligente que nos invita a usarlos de una forma tremendamente natural, pudiéndolos configurar de forma muy rápida desde los propios menús de los juegos para utilizarlos para las acciones que queramos, siendo realmente interesantes, sobre todo, para juegos que requieren una gran cantidad de botones como pueden ser los FPS de corte competitivo, ya se llamen Call of Duty, Overwatch o Battlefield 1.

A estos botones extra tenemos que sumarle el panel de control de sonido y perfiles que nos encontramos en la parte inferior del mismo, similar también a algún control de este estilo que hemos podido ver en Xbox y que nos permite de forma realmente rápida silenciar nuestro micrófono o controlar el volumen de nuestros cascos.

Otro elemento que nos ha gustado mucho son las dos palancas o sticks, realmente precisos, sin puntos muertos y con un tacto realmente bueno a la hora de controlarlos que nos permitirán tener mi extra de precisión en los shooters. Además, como no podía ser de otra manera, cuentan con una "seta" con un plástico duro y antideslizante que evita que se nos resbalen los dedos y que estas palancas se pelen tal y como ocurre con las del Dualshock original.

Algo que os encantará, sobre todo si sois jugadores asiduos de PC y tenéis un teclado mecánico entre vuestros periféricos, es el tacto de los botones que son, precisamente, mecánicos, mejorando la respuesta de todos ellos con respecto a los botones de membrana normales y dándonos una sensación realmente satisfactoria cuando pulsamos cada uno de ellos. Además, los botones L2 y R2 cuentan con una opción para ajustar su recorrido, permitiéndonos seleccionar un desplazamiento más corto si, por ejemplo, estamos jugando a FPS o uno más largo útil para otro tipo de títulos como los de conducción.

Sin embargo, no todo son bondades en este Raiju, que dada su configuración y forma sufre con cierto tipo de géneros como los de los juegos deportivos, para los que se antoja un mando demasiado grande y, dependiendo del juego, un tanto incómodo para este género en concreto. Además, la cruceta no es la más indicada para ciertos juegos como los títulos de lucha en los que veremos como este mando, tal y como ocurre con los deportivos, sufre de forma especial.

Conclusiones Razer Raiju

Raiju es, sin duda, un mando muy superior al DualShock 4 original. Cuenta con un diseño muy inteligente para hacer que su adaptación sea rápida a todos los jugadores, con una distribución muy buena de sus botones extra que comenzaremos a utilizar desde el primer minuto que tengamos el mando en nuestras manos.

Además, el tacto de sus dos palancas es realmente exquisito, sin puntos muertos y con una precisión que es bastante superior a la del mando normal por no hablar del increíble tacto de todos y cada uno de sus botones mecánicos, que nos dan una sensación muy agradable al utilizarlos amén de, cómo no, un tiempo de respuesta más rápido que el de los botones de membrana.

Sin embargo, Raiju cuenta en su interior con un arma de doble filo, y es que parece haber sido pensado por y para los FPS y los juegos de acción, siendo un mando genial para los jugadores más exigentes de este tipo de géneros, pero siendo algo incómodo en otro tipo de títulos como los deportivos o los juegos de lucha.

Pero, desde luego, y a pesar de contar con un precio un tanto elevado, Raiju se alza en líneas generales como un mando superior al DualShock Original y como una gran alternativa a este sobre todo para los jugadores profesionales de deportes electrónicos como Call of Duty o para los usuarios más exigentes en cuanto al control y la respuesta de todos y cada uno de los botones.

Nacon Revolution Pro Controller: Un mando todoterreno con múltiples posibilidades

El segundo de estos dos mandos es el Nacon Revolution Pro Controller. La primera gran diferencia que notamos en este caso con respecto al DS4 original es la distribución del mando. Nacon, directamente, ha querido imitar para los sticks y botones principales a la distribución de los mandos de Xbox dejando la palanca principal en la zona superior izquierda mientras que el stick derecho ha sido colocado abajo, en la zona habitual. A su lado izquierdo encontramos el cacareado D-Pad que es una de las principales ventajas de este mando con respecto al original y en la posición habitual tenemos los típicos botones de cuadrado, círculo, etc. además de los L1, R1, L2 y R2.

Un nuevo mando Pro para PS4 que ya está a la venta.
Compartir

Otra de las novedades con respecto a la distribución del mando son los botones traseros del periférico de Nacon entre los que podemos encontrar 4 botones personalizables con macros que se encuentran en una zona muy accesible en la parte de los "cuerno" o los extremos inferiores del mando amén de con otros botones que no tienen impacto para el juego pero sí para el uso del Revolution ya que serán los que nos permitan alternar los diferentes modos del mando.

En las palancas algo que queremos destacar es que, a diferencia de las del DS4 original, estas vienen con unas setas preparadas para resbalarse lo menos posible de nuestros dedos y reforzadas especialmente para evitar que se nos pelen tal y como ocurre con el mando original. Además, en el stick izquierdo cabe destacar la forma ovalada hacia el interior para que podamos reposar con más comodidad nuestro pulgar y, en el derecho, un particular tacto algo pesado que nos ha agradado mucho.

Dentro de los controles de dirección en sí también nos encontramos con el D-PAD de 8 direcciones que es ideal para los juegos de lucha, en los cuales podremos sacar el máximo rendimiento posible obteniendo una ventaja palpable gracias a este tipo de control a los que usen el DualShock de serie aunque en rendimiento, eso sí, no llega a sustituir la precisión de los arcade stick que suelen utilizar los jugadores profesionales o puristas de este tipo de género.

Una característica que nos ha gustado mucho del mando es que pese a su diseño más grande y algo más robusto que el DS4 original es un periférico bastante ligero y muy ergonómico que está pensado para largas sesiones de juego. Además, si alguien por alguna extraña razón quisiera que el mando pese más, viene con unas pesas incorporadas que podemos añadirle para darle más peso.

Otra de las bondades con respecto al normal es la posibilidad de poder configurar, gracias a un programa externo, casi todos los botones a nuestro antojo, redistribuyéndolos, configurando a nuestro gusto diferentes modos, perfiles, macros y funciones para los botones además de poder controlar la sensibilidad del stick derecho para sacar el máximo rendimiento al mando, sobre todo, en los FPS. Una libertad de personalización para configurar el mando que hasta ahora era casi exclusiva de los periféricos para PC y que podremos llevar por fin a los mandos de nuestra consola PlayStation.

Sin embargo, no todo son buenas nuevas para el mando de Nacon ya que también hay algunas pequeñas cosas que no nos han gustado tanto de su nuevo producto. La primera de ellas es el no poder configurar también la sensibilidad del stick izquierdo, que es demasiado ligero en sus movimientos (por lo menos para el que os escribe) lo que provoca que en ocasiones no sea quizás todo lo preciso que debería.

La segunda es, precisamente, el tacto de los botones principales y de los gatillos del Revolution que no está en consonancia con la alta calidad y las posibilidades del resto del producto. Al pulsarlos no nos parecerá que tenemos en nuestras manos un mando premium sino que nos da una sensación algo delicada con un ligero toque a plástico que creemos que, en este caso, es peor que la del mando original.

Merece la pena aclarar también que tanto este mando como el de Razer no son inalámbricos y tienen que estar conectados a la consola mediante un cable trenzado con un refuerzo en su agarre.

Evidentemente quizás para muchos no sea lo ideal ahora que lo inalámbrico esta de moda aunque queremos aclarar que este Revolution cuenta con un cable lo suficientemente largo (unos 3m) como para que en principio la mayoría de vosotros no tengáis problema alguno a la hora de conectarlo a la consola.

Conclusiones Nacon Revolution Pro

El Nacon Revolution Pro controller para PS4 es un periférico ideal para todos aquellos que le dediquen muchas horas de juego a la consola de Sony en cualquier tipo de título. Tiene algunas pegas como como el tacto de alguno de sus botones es un tanto endeble o lo ligero que es el stick izquierdo del mismo sí, pero se compensan de sobra con el resto de bondades que el mando nos ofrece.

Una distribución de botones que no se corta y que imita a la de los mandos de Xbox que, a día de hoy, es la mejor que podemos echarnos a la cara, un tacto grandioso en su stick derecho, un mando ligero y ergonómico ideal para largas sesiones de juego y todas las posibilidades de personalización en el mapeado de los botones y con las distintas macros hacen que este Nacon Revolution Pro tenga que ser muy tenido en cuenta por los jugadores más exigentes, sobre todo para los amantes de los FPS o de los juegos de lucha, géneros en las que las bondades del controlador destacan muy por encima del resto.

Eso sí, si decidís comprarlo y llevarlo a vuestras casas tened un poco de paciencia durante las primeras horas de uso. Dedicad unos minutos a ver algún vídeo para aprender a personalizar el mando y esperad un poco de tiempo a que vuestras manos se hagan con este nuevo control. El cambio del mando normal a este de corte más "profesional" a veces es un tanto extraño al principio pero después de unas horas y a la larga descubrimos un nuevo mundo de rendimiento que está bastante alejado a lo que nos ofrece un DualShock 4 normal.

Este artículo se ha realizado después de probar ambos mandos que nos han proporcionado Razer y Nacon.


Hatorri · 23/04/2017 23:54
[respuesta:47]Mañana paso por el GAME que lo tengo reservado, y nada mas llegue a casa lo pruebo. Espero que no decepcione. De todas formas preguntaré en la tienda si admiten devoluciones en caso de que no me guste la jugabilidad.[/respuesta]

Peter Lorre · 18/04/2017 19:19
En vez de tantas mongueradas deberían hacer compatible el DS3, para los que queremos un mando de playstation de los de toda la vida. Tiene que ser sencillisimo.

Mr_Hanneman · 18/04/2017 18:42
[respuesta:46]El Raiju es infinitamente superior al Nacon,hazme caso no te vas a arrepentir.[/respuesta]

Hatorri · 18/04/2017 17:41
@Mr_Hanneman yo he probado el nacon para el fifa por ejemplo y la velocidad de respuesta es muy superior a la del ds de fabrica de la ps4. Lo unico que me molestaba era el joystick izquierdo que no es simétrico al derecho como en el ds de fabrica, y los gatillos algo duros e incomodos.

Entonces me he dispuesto a comprar el raiju, crees que merece la pena? he de decir que de estar acostumbrado unos meses al Nacon y pasar al ds normal, he notado muchisimo delay al pulsar los botones, etc. No pensé que fuera a marcar tanto la diferencia

Gu1rao · 31/01/2017 18:34
Me he comprado el Nacon y me ha parecido una castaña, voy a darle un par de dias a ver si es que no estoy acostumbrado pero no me ha convencido para nada. Los botones de atrás son muy pequeños, como tengas manos pequeñas te va a costar darles. Los sticks son muy malos y se quedan pillados. Necesitas un PC para configurarlo, alucino que tengan licencia de sony y no hagan ni una misera app para configurarlo. Por lo demás bien pero la primera impresión es que no valen lo que cuestan.

Flecha subir