Música de videojuegos - Las orquestas sinfónicas

Música de videojuegos - Las orquestas sinfónicas

Pau Damià Riera · 16:55 8/3/2013
Hacemos un repaso a la mejor música de videojuegos interpretada por orquestas sinfónicas.

Introducción

El 9 de julio de 2011 se celebró en la ciudad de Colonia (Alemania) un concierto con orquesta sinfónica con música de diferentes videojuegos compuesta por el maestro Nobuo Uematsu, titulado Symphonic Odysseys. En menos de doce horas se agotaron todas las localidades al evento, cosa que obligó a la productora del mismo a repetirlo el mismo día, agotando de nuevo todas las entradas en pocas horas.

El primer concierto de música de videojuegos data de finales de los años ochenta, en Tokio (Japón). No ha sido hasta hace relativamente poco tiempo, que orquestas sinfónicas occidentales han comenzado a incorporar bandas sonoras de videojuegos a su repertorio habitual de concierto, Lo han hecho de las maneras más diversas, acercando la música de videojuegos a aficionados y a no iniciados, a niños y mayores, a padres e hijos, mientras, a su vez, han conseguido llevar la música sinfónica a públicos que, de otra manera, quizás nunca hubieran asistido a un concierto con orquesta. Las bandas sonoras de nuestros juegos favoritos comparten espacio con obras capitales de la música clásica. ¿Podrían acabar formando parte, con el tiempo, del legado musical clásico?

Este reportaje quiere mostraros algunas de estas orquestas, así como a los profesionales que están tras las mismas, intentando dar una visión del panorama musical asociado a los videojuegos -especialmente en lo que se refiere a conciertos de música de videojuegos en formato sinfónico- lo más detallado posible. Esperamos que disfrutéis con su lectura tanto como nosotros lo hemos hecho con su elaboración.

Video Games Live

¿Os suena el nombre de Tommy Tallarico? Compositor de música de videojuegos, con más de doscientas cincuenta bandas sonoras a sus espaldas (entre las que se encuentran las correspondientes a clásicos como Earthworm Jim, MDK, Another World o Advent Rising, entre muchas otras), es un auténtico tótem de la industria. Fundador de los Tommy Tallarico Studios en 1994 y de la Game Audio Network Guild -grupo que trabaja para promover la música de videojuegos, así como para ofrecer recursos profesionales a compositores y músicos dentro de la industria- en 2002, ha sido galardonado en múltiples ocasiones por su trabajo como compositor, productor y divulgador. Todo ello lo convierte en una de las figuras más representativas asociadas a la música para videojuegos.

Pues bien, Tommy Tallarico, personaje inquieto donde los haya, tuvo una genial idea hace poco más de una década, y decidió llevarla a cabo: con la ayuda del también compositor y productor Jack Wall (autor de bandas sonoras de videojuegos como Mass Effect, Myst III: Exile o Call of Duty: Black Ops II), fundaron el proyecto Video Games Live, el cual, inicialmente, englobaría una serie de conciertos de música de videojuegos interpretados por una orquesta sinfónica en directo. El espectáculo vendría adornado, además, con efectos especiales varios y escenas de videojuegos proyectadas y sincronizadas con la música.

El primer concierto fue el seis de julio de 2005, en la Hollywood Bowl, con la Orquesta Filarmónica de Los Ángeles y una audiencia de más de once mil personas. La cosa no quedó ahí, y el éxito fue en aumento: el primer año, se hicieron tres conciertos; el segundo, once, con una gira programada por todo el mundo. En 2008, tres años después de debutar por primera vez, el proyecto conseguía el premio Guiness al mayor número de conciertos de música de videojuegos en un año (cuarenta y tres en total). Actualmente, el proyecto cuenta con más de doscientos conciertos realizados en todo el mundo, número que, día a día, sigue creciendo. Lamentablemente, la única representación vista hasta hoy en España fue el veintitrés de julio de 2007, en la Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia, dentro de los eventos incluidos en la Campus Party de ese mismo año.

Hoy, Video Games Live es uno de los proyectos más ambiciosos (y lucrativos) dentro de la industria musical afín a los videojuegos. Cabe decir que cada vez los conciertos son más espectaculares: combinan música sinfónica con otros estilos, como el rock o la electrónica, y hacen uso de actores reales en escena, un despliegue técnico asombroso, diversos artistas invitados y una cada vez mayor interacción con el público (llegando incluso a invitar a alguno de los asistentes a jugar en directo mientras la orquesta acompaña musicalmente la acción). Los conciertos son todos diferentes entre sí, con un repertorio creciente de fragmentos de juegos antiguos y actuales interpretados por músicos y orquestas locales, esto es, residentes en los lugares de cada actuación, junto al resto del equipo del proyecto, incluyendo al mismísimo Tommy Tallarico, que hace las veces de maestro de ceremonias y guitarrista en directo en muchos de los conciertos. Habitualmente, los conciertos cuentan también con dos jóvenes invitados que hacen las veces de solistas: el pianista Martin Leung, también conocido como The Video Game Pianist, famoso por su interpretación de la banda sonora de Super Mario Bros con los ojos vendados (aparte de por poseer un impresionante repertorio de bandas sonoras de videojuegos arregladas para piano por él mismo), y la flautista y cantante Laura Intravia, conocida por su virtuosística interpretación de fragmentos musicales de la saga The Legend of Zelda ataviada con un disfraz de Link.

Como podéis ver en los vídeos que adjuntamos al reportaje, Video Games Live cuenta con fragmentos de bandas sonoras que van desde los grandes clásicos del videojuego, como los ya mencionados Super Mario Bros. o The Legend of Zelda, hasta juegos mucho más recientes, como las correspondientes a las series Halo, God of War o Metal Gear Solid. Os recomendamos que busquéis más vídeos del proyecto, muchos de ellos realizados por asistentes a las diferentes actuaciones, tanto en las plataformas de vídeos en línea Youtube y Vimeo (son especialmente interesantes los vídeos documentales de la gira del 2006 sitas en esta última) como en la página oficial del proyecto. Curiosamente, la propia página oficial anima a los asistentes a tomar fotos y vídeos de los conciertos y a divulgarlos sin restricción alguna, lo que hace que el proyecto tenga una extensa presencia en toda la red.