RSSYoutubeTuentiBúscanos en Google+
Noticias

Más juegos para la nueva generación

Need for Speed y Dying Light se unen a los anuncios de Microsoft con Xbox One. Repasamos cómo va evolucionando el catálogo de la nueva generación.

Pablo Grandío · 21:28 23/5/2013

1. Página 1 2. Página 23. Página 3
La noticia de la semana es la puesta de largo de Xbox One y las diferentes reacciones que ha provocado la presentación de la sucesora de Xbox 360. Además de los dimes y diretes sobre la necesidad de conectarla a la red y el misterioso funcionamiento de su sistema de segunda mano, algo que suponemos no se aclarará hasta que dentro de unos días se realice la gran presentación en el E3, la semana nos ha dejado nuevos anuncios de juegos para la próxima generación de consolas, que se unen a los ya hechos en las últimas semanas y con la presentación de PS4, perfilando cómo serán los catálogos iniciales de las consolas cuando debuten -esperemos que en Europa también- a finales de este año.


Con los anuncios de esta semana ya hechos, salvo sorpresa mañana, parece que la nueva generación se estrenará con los shooters más populares del mercado, Call of Duty y Battlefield, así como con los juegos deportivos de Electronic Arts (FIFA, Madden y los retornos de UFC y NBA Live), NBA 2K14, probablemente Pro Evolution Soccer 2014, el Wolfenstein: New Order de Bethesda, Watch Dogs y Assassin’s Creed de Ubisoft (más otros cuatro todavía por anunciar) y a buen seguro que alguna otra sorpresa más que todavía está por desvelar. Se ha confirmado Forza Motorsport 5 como título de lanzamiento de Xbox One, así como otros juegos de lanzamiento posterior para esta consola como Quantum Break (2014), que se une a otros anuncios de semanas anteriores, como el The Evil Within de Bethesda o Thief de Square Enix.

Los exclusivos de Xbox One


Microsoft solo ha anunciado dos juegos para Xbox One exclusivos en su conferencia de presentación de su consola, Forza Motorsport 5 y Quantum Break. El primero no necesita presentación, es el juego de coches "de bandera" de Microsoft, que ha ido saliendo cada dos años en sus diferentes plataformas, y que tendrá el honor de estrenar Xbox One, en detrimento del tradicional Project Gotham Racing, saga por ahora desaparecida en combate pese a los deseos de sus seguidores. Lo que ha mostrado Microsoft en su conferencia tiene muy buena pinta, y seguramente podremos probar el juego por primera vez en el E3 del mes que viene, ya que el título acompañará a su consola en el lanzamiento.


Junto con Forza, Microsoft ha anunciado Quantum Break, lo nuevo de Remedy Entertainment, los creadores del primer Max Payne y de Alan Wake. El equipo finlandés ha demostrado su gran talento, parejo a un perfeccionismo que ha provocado retrasos en sus juegos. Alan Wake se mostró por primera vez en 2006 y no salió hasta 2010, mientras que este Quantum Break se ha anunciado para 2014, junto con un desconcertante tráiler mostrando imagen real y videojuego, que da pistas de que se pueda tratar de un producto transmedia, con serie de televisión incluida, como Halo.


Además de estos dos anuncios, Microsoft ha sorprendido al asegurar que en el primer año de vida de su consola se lanzarán 15 juegos exclusivos, ocho de ellos completamente nuevos. Entre ellos, se espera que haya uno de Rare, quizás un retorno de Crackdown, y Ryse, anteriormente Codename Kingdoms, el juego de Crytek que inicialmente iba a salir para Xbox 360 usando Kinect, y que ya se ha confirmado como exclusivo de la nueva consola, que será mostrado el próximo 10 de junio en la conferencia de Microsoft en el E3. Los otros están aún por anunciar, y no hay duda de que hay un nuevo Halo en el horizonte -2014-, pero queda por saber si esta promesa de quince juegos nuevos y ocho sagas nuevas tiene una letra pequeña: que algunos sean juegos exclusivamente descargables.

1 2 3 ÚltimaSiguiente

Síguenos
Últimos artículos
Noticias destacadas
Últimas noticias
Encuesta
¿Seguirán los juegos MOBA tipo League of Legends teniendo tanto éxito?
 Sí, e irá a más
 Sí, pero ya han tocado techo
 No, su auge pasará