Vandal
Los Orígenes de Grand Theft Auto

Los Orígenes de Grand Theft Auto

Un repaso a la historia de la saga más cotizada del mundo del videojuego.

Cuando solo falta un mes para el lanzamiento de Grand Theft Auto, el que es indiscutiblemente, y salvo que se anuncie una gran sorpresa para Navidades, el juego más esperado del año, conviene hacer una retrospectiva sobre esta saga que de la noche a la mañana catapultó a Rockstar Games al, nunca mejor dicho, estrellato de las compañías de juegos, y a Take-Two, la matriz tanto de Rockstar como de 2K Games, entre otras, a codearse con las grandes compañías del sector.

GTA 3, Vice City y San Andreas fueron los tres juegos más vendidos de la pasada generación, y tres de los más laureados, pero antes de que el tercer juego revolucionase el mercado, vendiese cientos de miles de consolas PlayStation 2, inventase un nuevo género y generase no poca polémica, un grupo de escoceses llamado DMA Design y hace unos años rebautizado como Rockstar North ya hacía simuladores de criminales. Aunque resulte obvio decirlo, Grand Theft Auto 3 no fue el primer GTA, del mismo modo que GTA IV no va a ser el cuarto. Las ciudades de Liberty City, Vice City y San Andreas existían años atrás y las tropelías que allí sucedían también, aunque a menor escala, tenían su legión de seguidores y su consecuente polémica.



La portada mostraba una foto de Nueva York

GTA: El primero

En octubre de 1997, la ahora desaparecida ASC Games lanzaba Grand Theft Auto, un nombre que, por aquel entonces, era completamente desconocido. La compañía creadora del juego, sin embargo, no lo era. El grupo escocés DMA Design tenía una larga trayectoria a sus espaldas, pero era famosa sobre todo por el gran éxito de Lemmings, que vendió más de 20 millones de unidades a principios de los 90. Sin embargo, pasar de hacer un juego de estrategia protagonizado por hombrecillos de pelo verde a un juego de acción y marcado humor negro, era un salto destacable. DMA no era novata en los títulos de acción, pues ya habían desarrollado Menace o Blood Money para Amiga, y de hecho en esos momentos también estaban desarrollando otro juego, esta vez para Nintendo 64, que finalmente saldría en 1998, de la mano de Midway. DMA fue uno de los primeros estudios en ser invitados por Nintendo a formar parte del "Dream Team", el selecto grupo de compañías que desarrollarían para Nintendo 64.

Grand Theft Auto no fue exactamente un antes y un después para DMA, pero en su día fue un gran éxito; no comparable al que años después tendrían sus entregas tridimensionales, pero sí notable en aquel momento, generando además una gran cantidad de polémica en una época de alarma social contra los videojuegos violentos. Grand Theft Auto y Carmageddon, especialmente este último, se convirtieron en blanco de las críticas de numerosos medios y asociaciones de padres. En el caso del primero, el que nos ocupa, el diario británico Daily Mail propuso su prohibición, mientras que el acceso a su página web fue prohibido en los institutos del estado americano de Utah.



Comenzando a sembrar el caos

Aunque radicalmente distinto desde el punto de vista gráfico a los GTA actuales, el juego sentó las bases que éstos han desarrollado a lo largo de los años. Somos un matón, o aprendiz de matón, en medio de un inmenso escenario que podemos recorrer con total libertad, y donde todo coche está a nuestra disposición, previo robo, y podemos romper la ley como queramos, tanto atropellando o disparando a la gente como conduciendo alocadamente. La policía, tarde o temprano, oirá hablar de nosotros y comenzará a buscarnos, reforzándose más y más el dispositivo de búsqueda a medida que hagamos tropelías. En esta versión, la policía llegaba a hacer barricadas con clavos para pinchar las ruedas de nuestro coche. Como podéis suponer, todo esto suena muy familiar, pero en esta ocasión se hacía en una perspectiva vertical, viendo la acción desde un ángulo de 90 grados, combinando gráficos 3D para los escenarios, muy simples aunque muy coloridos, y sprites 2D para los elementos móviles. No era un logro tecnológico para la época, pero estaba bien, y era sobre todo innovador a nivel jugable.

Teníamos libertad de movimiento pero también la necesidad de cumplir misiones para nuestros jefes de la mafia. No había secuencias cinemáticas, como mucho diálogos, y las misiones nos las encargaban a través de teléfonos públicos, un detalle original y que los siguientes juegos homenajearían. Una voz simulada nos hablaba, y en la parte de abajo nos indicaban, resumidamente, lo que había que hacer. Como es de imaginar, eliminar a alguien en concreto, deshacernos de un coche sospechoso, o poner una bomba en un camión y conducirlo hasta su destino, entre otras cosas. Las líneas básicas de Grand Theft Auto.



La ciudad de Liberty City original

Este primer juego tenía lugar en tres ciudades, las tres urbes que se han convertido en sinónimos de GTA. Liberty City, inspirada en Nueva York; Vice City, inspirada en Miami; y San Andreas, inspirada en San Francisco. Esta última, que en el reciente GTA: San Andreas es un estado al completo, originalmente estaba basada en la ciudad californiana, cuyos constantes terremotos provoca la falla que da nombre a esta encarnación ficticia. Las ciudades no dejaban de ser homenajes a sus homólogas reales, adaptando al mapa plano, y a la complicada perspectiva, sus elementos más reconocibles. La ciudad de Nueva York fue quizás la más parecida, contando con áreas similares a Manhatan (Island View, Central Park e Island City), Bronx (Brix), Queens (Kings) y Nueva Jersey (Guernsey). Los nombres alternativos, entre parecidos y paródicos, serán una constante en toda la saga Grand Theft Auto.

Aparte de contar con las misiones principales, como es de esperar, cada ciudad guardaba una serie de secretos, desde misiones ocultas hasta coches especiales, y cada una de las urbes que visitábamos, y corrompíamos, contaba con su propio "encanto". Otros elementos que se han convertido ahora en marca de la casa se introducían en este primer juego, como la variedad de emisoras de radio, cada una de un estilo diferente, la imposibilidad de nadar (muerte instantánea hasta San Andreas), las regeneraciones en el hospital tras morir, o el soborno a la policía cuando nos detienen.



Viajando en el tiempo y cruzando el charco

Aunque, como decíamos antes, el juego no obtuvo unas ventas espectaculares, sí fueron lo suficientemente buenas para que la saga se labrase un nombre, especialmente entre los más jugones, y tuviese una buena "base" para lo que estaba por venir. Las ventas fueron lo suficientemente buenas para que se pusiese en marcha una secuela, una expansión y se considerasen conversiones para otros sistemas, aparte de las versiones iniciales de PlayStation, PC y Game Boy Color (esta última un verdadero logro técnico, al incluir las ciudades al completo). Se trabajó en una versión para Nintendo 64 que no tardaría en ser cancelada y, según se dice, se consideró una versión para la Saturn de Sega. Finalmente, lo que se hizo fue trabajar en una expansión.

A principios de 1999, y pocos meses antes del lanzamiento de la segunda parte del juego, salía GTA: London 1969, una versión del juego ambientada, adivinad, en la capital de Inglaterra en plenos años 60. Este juego usaba el motor del título original e incluía nuevas misiones, y salió como pack de expansión para PC y como título individual para PS One. La versión de Pc recibiría una expansión más, gratuita tanto para GTA London como para el GTA original, que se titulaba GTA: London 1961 e incluía nuevas misiones, dos decenas de coches nuevos, y un nuevo nivel multijugador basado en la ciudad de Manchester. Pese a los rumores previos a San Andreas, la ambientación de GTA no ha vuelto a la capital inglesa desde entonces, ni a los años 60.

Flecha subir