Los 50 mejores de Xbox

Los 50 mejores de Xbox

Jorge Cano / Pablo Grandío · 27/3/2010
Un repaso a los mejores juegos de la primera consola de Microsoft.

5. Grand Theft Auto: San Andreas

Junio 2005 Unos meses después del original de PlayStation 2 llegaba la correspondiente versión de este juegazo para Xbox, una saga que en los inicios de la generación era exclusiva de Sony pero que con el double pack aparecido el año anterior este problema quedaba resuelto para felicidad de los poseedores de la consola de Microsoft. Del juego que decir, uno de los más vendidos de la historia, que arrasó tanto para la crítica como para el público cogiendo los elementos ya mostrados de los dos GTA anteriores pero elevándolos a la enésima potencia, con el escenario más grande de todas la saga, el más largo, con más posibilidades de personalización, variedad de minijuegos, cantidad de misiones secundarias, un juego para disfrutar meses que provocó un revuelo tremendo con su correspondiente y aburrida polémica debido a sus contenidos para adultos. Esta versión para Xbox que vino acompañada de la de PC mejoraba en todos los apartados técnicos a la de PS2 pero sin llegar a sacar provecho de las capacidades de la consola, que a esas alturas contaba con verdaderas "bestias" gráficas en su catálogo. Uno de los juegos más influyentes de los últimos años que los usuarios de Xbox pudieron disfrutar en todo su esplendor.

4. Star Wars: Caballeros de la Antigua República

Noviembre 2003 Caballeros de la Antigua República es probablemente el juego de rol en consola más influyente de la última década, y el primer desembarco de Bioware en consola. Es también el mejor juego de Star Wars nunca hecho, según los entendidos, por lo que sin duda merece un lugar muy alto en la lista de los mejores juegos de Xbox. Ambientado en el universo Star Wars, pero miles de años antes que las películas, este juego de rol nos situaba en una época tecnológica anterior, con armas y robots menos evolucionados que en la saga, y en un mundo donde los Sith no son simplemente dos, sino una opción como cualquier otra. El juego incluía un completo sistema de moralidad que hacía que nuestro personaje se decantase hacia un lado u otro de la fuerza, lo que podía generar conflictos con otros personajes de nuesto equipo. También contaba con un completo sistema de evolución de personajes, la posibilidad de usar poderes de la fuerza entre otras habilidades especiales, y un sistema de combate que puso en evidencia a los paradigmas del juego de rol en consola, es decir, los JRPG. Su enorme mundo, sus numerosos secretos y caminos que tomar y la gran recreación de un universo Star Wars desconocido lo convirtieron en un clásico y en uno de los mejores juegos de rol de todos los tiempos.

3. Halo 2

Noviembre 2004 Aunque algo rodeado de polémica por su doblaje, en el que se usó castellano neutro para todos los países de habla hispana (algo que no dejó satisfecho ni a españoles, ni a latinoamericanos), Halo 2 se convirtió en el juego del año 2004 para Xbox y en todo un referente del juego online, abandonando en muy pocas ocasiones el puesto de juego más jugado de Xbox Live en los últimos años. La historia del Jefe Maestro en su lucha contra el Covenant continuaba, con sorpresas incluidas, en un juego que mejoró en todo a su predecesor gracias a los tres años de desarrollo que Bungie disfrutó para llevar al siguiente nivel su juego estrella. Mejores gráficos, escenarios más abiertos, luchas memorables contra hordas de Covenant muy inteligentes y un estilo narrativo mucho más épico certificaron el mito del Jefe Maestro, estableciéndolo como el mejor juego de acción en primera persona en consola y como el camino a seguir por cualquier multijugador de este tipo.

2. Ninja Gaiden

Mayo 2004 El resurgir de un clásico por parte del Team Ninja de Tecmo, un genial y frenético arcade de acción brillante en todos sus apartados, con aspecto visual cumbre en la consola, todo moviéndose a una velocidad endiablada con una jugabilidad deliciosa y adictiva pero sobre todo con una de las mayores señas de identidad de este título y de lo que muchos se acuerdan, su elevada dificultad. Es claro que con el paso de los años la dificultad de los videojuegos se ha ido rebajando y sorprendió a todos lo difícil de este juego, muy en la línea de la vieja escuela, lo que lejos de un defecto era una clara virtud y un aliciente no apto para impacientes, ya que requería muchas horas para terminarlo mezcla de su longitud y dificultad. Como única pega una cámara que seguía la acción de manera un tanto defectuosa ya que ante el ritmo frenético de los combates esta se perdía, cosa que se solucionó con la revisión que se hizo del título un año después, Ninja Gaiden Black, que incluía unas descargas que habían salido previamente de pago, unas misiones extra y solucionaba el problema de la cámara. Un juegazo impresionante que para muchos su segunda parte aparecida en Xbox 360 no ha sabido superar, sin duda todo un clásico.

1. Halo

Marzo 2002 Es un poco extraño decir que el mejor juego del consistente catálogo de la primera Xbox fue su título de lanzamiento, pero el juego estrella de Microsoft para apoyar su primera consola tuvo una enorme repercusión. En primer lugar, demostró de nuevo la viabilidad del género de la acción en primera persona en consola gracias a su excelente control, algo que ya se había visto en Goldeneye o Perfect Dark para Nintendo 64, pero llevaba bastante tiempo sin recordarse. Y en segundo lugar, se convirtió con éxito en un nombre propio, en un juego de enorme repercusión en los Estados Unidos y de hecho el único título de lanzamiento de Xbox que se convirtió en una saga propiamente dicha (Azurik, Fuzion Frenzy y otros se perderían en el olvido). A su favor casi todo, un excepcional sistema de control, una gran historia que cuenta con millones de seguidores, y una inteligencia artificial de los enemigos muy por encima de cualquier otra cosa del momento (el subtítulo Combate Evolucionado le iba como anillo al dedo). En su contra, la ausencia de opciones multijugador, pues de aquella no había Xbox Live, algo que se encargaría de paliar de sobra su secuela.