Los 30 mejores juegos de Wii

Los 30 mejores juegos de Wii

Daniel Escandell · 13:20 16/11/2012
30 juegos que definen lo mejor del catálogo de la consola de Nintendo.

5. Super Smash Bros. Brawl

Con tan solo tres entregas, esta serie se ha convertido en uno de los referentes más destacados del catálogo de Nintendo. Nació en Nintendo 64 y solo ha sumado una entrega por consola (costumbre que parece que se va a mantener, solo que ahora también con el salto al mundo portátil, gracias a Nintendo 3DS). Super Smash Bros. Brawl tenía el difícil trabajo de ser la tercera entrega, es decir, superar la continuación que representó la maduración del producto.

Lo hizo. Una de sus grandes aportaciones fue la introducción del juego en línea, algo que Nintendo no se tomó en serio en GameCube y no demasiado en serio en Wii. El hecho de que algunos los servicios de este juego, uno de los títulos emblemáticos del catálogo de Wii, se suspendieran antes de que la consola esté enterrada, muestra que el compromiso de la compañía con el juego en línea tiene mucho camino que recorrer.

El incremento de la plantilla, la asignación de rasgos diferenciales para reducir el siempre preocupante caso de personajes clónicos, y la potenciación del modo para un jugador con toda una aventura llena de retos y sorpresas hicieron de este juego uno de esos títulos que reportan cientos de horas al usuario. Daba igual si estaba solo, con amigos, o jugando en línea: el tiempo se volatilizaba con Super Smash Bros. Brawl.

6. Super Mario Galaxy

El viaje definitivo hasta las estrellas de Mario representó, para muchos, el regreso a lo más alto del fontanero tras una entrega que parecía haber sido insuficiente para una parte de los aficionados: Super Mario Sunshine para GameCube. Galaxy planteó un giro importante, combinando pequeños planetoides que ofrecían un juego gravitatorio poco habitual con escenarios de grandes dimensiones que enraizaban con los niveles del veterano Super Mario 64 y otros con una vista lateral que nos llevaba a los clásicos bidimensionales de la saga.

Variado, imaginativo y divertido. Adictivo, incluso. Los juegos de plataformas están cada vez más lejos de sus años de gloria, cuando eran el género rey de los videojuegos, pero con esta entrega Nintendo mostró que todavía había todo un universo por explorar con poderes, niveles retro, y un nivel de dificultad que ya es marca de la casa: ver la secuencia final es fácil, un buen jugador pierde muy pocas vidas en esa tarea. Pero conseguirlo todo, visitar todos los niveles y explorar hasta el fondo sus secretos exige habilidad y, por qué no decirlo, incluso sangre fría.

http://www.vandal.net/media/5392/2007111111655_3.jpg

Los niveles de su continuación resultan, en conjunto, mejor diseñados, pero la frescura y originalidad absoluta están en esta entrega, y eso es un valor en sí mismo.