Los 30 mejores juegos de Wii

Los 30 mejores juegos de Wii

Daniel Escandell · 13:20 16/11/2012
30 juegos que definen lo mejor del catálogo de la consola de Nintendo.

29. Mario Kart Wii

Coches y Mario, combinación redonda desde Super Nintendo que ha ido apostando cada vez más por el multijugador. Lo que le faltó en GameCube (pese a los karts con dos personajes por vehículo) fue la apuesta por el juego en línea, es decir, el multijugador total de acuerdo a los cánones actuales, y eso fue lo que nos dio Mario Kart Wii algo que, de hecho, ya había integrado la serie en la entrega de Nintendo DS.

Una importante ventaja es que el juego en línea no estuvo limitado a un usuario por consola, por lo que dos participantes podían jugar simultáneamente contra participantes de todo el mundo, tanto en carreras como en batallas con hasta un total de una docena de usuarios compitiendo. Presentó también la opción de correr con motos, pero no en categorías separadas, sino como un vehículo alternativo con rasgos de conducción y habilidades diferenciadas a la del kart, lo que mejoraba mucho las combinatorias posibles entre personajes y vehículos.

http://www.vandal.net/media/5195/2008220145156_5.jpg

Piruetas, rediseño de los derrapes y miniturbos, motos y el sencillo control por movimientos de Wii fueron los elementos hacen destacar a Mario Kart Wii. Quizá no dio un salto técnico en lo visual muy grande con respecto a su predecesor, pero la jugabilidad sí lo hizo, que es lo que importa.

30. Wii Fit

Si el Wii Sports original fue un fenómeno, Wii Fit no le fue a la zaga y, como ese, sumó también una segunda parte, Wii Fit Plus, que aunque mejoraba al original no supuso un impacto en el mercado y en entre los usuarios comparable.

http://www.vandal.net/media/6211/200771121531_2.jpg

La actividad del cuerpo era integral gracias al periférico que se incluía, la tabla de equilibrio y báscula Wii Balance Board que utilizaron otros juegos con intenciones muy diferentes, como en el caso de Punch-Out!!. Gracias a la tabla se evaluaba nuestro estado físico, empleando el índice de masa muscular, y convirtiéndolo en una edad física (al estilo de la edad mental de los Brain Training). Desde ahí el objetivo era autosuperarse. Y si eso no era incentivo suficiente, se podían marcar unos objetivos (esto es, un peso a ganar o perder, y un periodo de tiempo) y el juego nos ayudaba a conseguirlo.

Está claro que Wii Fit fue una propuesta de lo más singular, algo que se alejaba totalmente del concepto tradicional de videojuego pero que presentaba retos lúdicos al jugador para, en este caso, hacer ejercicio, de la misma manera que los entrenadores mentales proponen resolver problemas, puzles y pensar un poco. Aquí tocaba mover el culo y lo cierto es que las actividades que planteaba resultan divertidas y el concepto funcionó con una plétora de juegos que han seguido su estela en multitud de plataformas.