Lo que viene en 2013
Bioshock Infinite
El flotante sueño americano

Lanzamiento: 26 de marzo

De la mano de Irrational Games y 2K Games BioShock Infinite en esta ocasión la saga sigue cambiando de localizaciones y viajaremos desde Rapture, la ciudad sumergida, a Columbia, una suerte de localización flotante construida por los Estados Unidos a finales del siglo diecinueve. En una ciudad en completo descontrol tendremos que internarnos en sus entrañas para descubrir los hechos que han llevado a dicho territorio al caos. Siendo un homenaje al mejor cine de ciencia ficción de inicios del siglo XX nos encontraremos un escenario fuera de todo control con grandes secretos por el momento inaccesibles. Esperado para el 26 de marzo, BioShock se anunció en 2010 y cada nuevo vídeo ha conseguido aumentar las ganas de poder tener acceso a un juego en el que las sensaciones siempre han sido muy buenas. De la mano de Jorge Cano conocíamos unas primeras impresiones que él mismo definía como una serie de bofetadas metafóricas que asombran paso a paso encandilando al jugador a través de un universo con un nivel de detalle increíble. Una serie de alabanzas que se multiplicaron en la prensa internacional y que convierten a este "esperado" en un título a tener muy en cuenta. Pese a homenajear a los antiguos juegos, auténticas obras maestras del género, este Infinite dejará los lugares recónditos y oscuros y empezará en un escenario colorista e idílico que nos alejará del pensamiento de Rapture para embarcarnos en una sociedad con una cara mucho más amable en la que todo, en principio, es perfecto. Detrás de todo ello se esconde un mundo en total descontrol y una sociedad clasista y racista que busca la pureza de la raza. Con un poder autoritario y religioso muy marcado la historia se va fraguando para abrazarnos poco a poco a través de conversaciones perdidas, carteles y demás elementos que irán explicándonos toda la historia.

Los cinco años durante los que se ha trabajado en este juego han merecido una espera que llevará al juego a lo más alto de la crítica sin lugar a ninguna duda. Empeñados en tener en cuenta temas sociales y políticos además de la religión lo llevan a un estadio diferente entrando en una tipología de juego en la que ya no solo deberemos avanzar, sino también conocer en entorno para poder tomar decisiones en las que la moral afectará al devenir de nuestra historia. Con una profundidad sin precedentes esta historia promete recovecos que aún no podemos ni imaginar que brindarán sorpresas inesperadas.

En cuanto al ritmo Cano habla del juego como un título en el que los enfrentamientos serán mucho más frenéticos y abiertos a los que se suma el calificativo de "masivos". Un punto que una vez retocada la inteligencia artificial aportará un toque diferente que dará vida a este tipo de momentos.

Aunque si hablamos de la historia de BioShock Infinite no podemos dejar atrás a Elizabeth. Conocer a esta cautivadora jovencita hará que creemos un lazo afectivo increíble que aumenta paso a paso. Contando con sus propias armas nos ayudará a avanzar y a conocer nuevos detalles. Según Kevin Levine, responsable del desarrollo, Elizabeth es uno de los retos más grandes del juego, adaptando su comportamiento al momento que vivimos pensando hasta en el más mínimo detalle y contando con un gran número de poderes entre los que se incluye la posibilidad de abrir brechas espacio-tiempo, un poder que aún no domina pero que nos permitirá conocer datos tanto del pasado como del futuro y que cada vez tendrá más peso.

Esta historia no tendría tanto peso si el entorno no nos acompañara. El diseño artístico se convierte en un trabajo perfecto que nos pone delante de "una de las mejores ambientaciones realizadas en el mundo del videojuego". Según Cano cada palmo del juego cuenta con un gusto muy destacado en la creación convirtiendo a la propia ciudad en una protagonista de excepción siendo la pareja perfecta de una historia llena de puntos oscuros que aún no conocemos.

En lo técnico no se ha realizado ningún port y cada una de las tres versiones cuentan con su propio desarrollo en paralelo. De este modo la versión de PC muestra un juego preciosista que aumenta las ganas de que las consolas entren ya en la esperada nueva generación.

Traducido y doblado al castellano el juego llegará en marzo a nuestras manos y desde entonces podremos guiar a su protagonista, Booker deWitt, un ex agente de la Agencia Nacional de Detectives Pinkerton venido a menos, a través de unos escenarios que no dejarán indiferente a nadie. Un imprescindible del nuevo año.

Irrational Games nos muestra los primeros cinco minutos de juego de BioShock Infinite.
Compartir
HD