La leyenda de Slenderman

La leyenda de Slenderman

Juan Rubio · 18:48 30/12/2012
Destapamos el pasado, el presente y el futuro de una de las revoluciones de internet y los videojuegos.

Mientras avanzamos entre árboles y más árboles, distinguiremos la acechante figura alargada de Slenderman, que a su vez se confunde con las puntiagudas siluetas que forman el entorno. Con cada nota, los sonidos se harán más pesados, machacando nuestro subconsciente y complicando la progresión. No está del todo claro si Slenderman reacciona a la linterna o a los sonidos. Si nos persigue físicamente o si puede teletransportarse por el escenario buscando la mejor ubicación para hacer que el corazón casi se nos salga por la boca. El juego de Slenderman es tan misterioso como el propio ser, y quizá ésa es la mayor parte de su espeluznante encanto.

El juego incluye varios modos ocultos, como uno que permite jugar a plena luz del día –si bien el acecho de Slenderman es más insistente esta vez–, y otro llamado "$20 Mode" en el que el sonido que emite la interferencia causada por Slenderman se transforma en la canción Give Me 20 Dollars de Ron Browz. Estos modos son, por supuesto, un complemento humorístico a la aventura original, probablemente pensados para relajarnos un poco cuando estemos al borde del infarto. Eso sí, no descartamos que la canción del rapero Browz pueda llegar a convertirse en la banda sonora de vuestras pesadillas.

Los videojuegos "no oficiales"

Realmente no hay un juego "oficial" que cuente con el sello de calidad de Slenderman, ni uno con licencia para poner una foto de la criatura en portada. Pero vosotros sabéis a lo que nos referimos con "oficial": el juego original que lo comenzó todo. Arrastrados por la popularidad, otros muchos intentaron subirse al carro de Slender, creando juegos independientes del original, ‘mods’ (modificaciones añadiendo nuevas opciones o distintos entornos, por ejemplo) o sencillamente, conversiones no autorizadas a otras plataformas.

Hay bastantes juegos basados en Slender: The Eight Pages, como Slender’s Woods, Slender Haunt o el llamado Slender Source, que está en desarrollo y usará el motor gráfico creado por Valve. Pero uno de los juegos "no oficiales" que más reconocimiento ha tenido ha sido Slender Man’s Shadow. Este título también gratuito ha sido creado por Marc Steene y Way Burgess con el objetivo de expandir las sensaciones transmitidas en Slender: The Eight Pages. A diferencia del original, ofrece distintos escenarios de una lista que se amplía según reciben donativos de los aficionados. Hasta el momento se han lanzado los siguientes mapas:

–Sanatorium

–Hospice

–Elementary

–Mansion

–Claustrophobia

–7th Street

–Prison

Un paquete completo que incluye un nivel ambientado en carnaval estaba previsto para principios del mes de diciembre, aunque se retrasó con la llegada de juego a Steam Greenlight.

Por otra parte tenemos las adaptaciones móviles. Calificados por muchos como "excesivamente inspirados en el juego original", podemos encontrar varios juegos basados en la leyenda de Slenderman para dispositivos móviles con sistema operativo iOS o Android. Hay dos juegos "principales" dentro de los móviles protagonizados por el silencioso ente. El primero, Slender-Man para iOS a un precio de 0,89 euros. El segundo SlenderMan para Android, gratuito. Advertir, sobre todo antes de gastaros el dinero, que los juegos no han satisfecho a todos los jugadores por igual y que la experiencia no tiene que ser análoga a la del título en PC. Los creadores de Slender: The Eight Pages han aclarado que no se han visto involucrados en el desarrollo de ninguna de las aplicaciones, y que éstas no cuentan ni con el permiso ni con el beneplácito de ellos si bien hasta el momento parecen no haber entrado en disputas legales.

Hay otro juego que también se ha hecho un pequeño huequecito entre los jugadores, quizá por su planteamiento clásico y su estética retro, que a muchos recordará a juegos como The Legend of Zelda. Apostando por una estética propia de los videojuegos de consolas de 16 bits, Slender Micro plantea un homenaje a Slender: The Eight Pages, si bien lo hace desde una perspectiva en tercera persona y con una cámara cenital y reduciendo el número de notas de ocho a cinco. Aun así, es una simpática experiencia que no se libra de hacernos pasar un mal rato, y que seguro que encantará a los jugadores aficionados a los títulos de hace ya un par de décadas.

Slender Micro