La historia de PlayStation 2

La historia de PlayStation 2

Jorge Cano · 18:06 10/2/2013
Tras más de 12 años en el mercado PlayStation 2 se ha dejado de fabricar. Os contamos la historia de una de las mejores consolas de todos los tiempos.

Como veis pocos juegos deslumbrantes o que justificaran pagar 74.900 pesetas, y ni el salto jugable o tecnológico fueron irresistibles en los primeros días para un usuario de la primera PlayStation o Dreamcast. Esto visto con la perspectiva del tiempo, pero hay que admitir que en su día PlayStation 2 era un oscuro objeto del deseo, una hardware muy apetecible y codiciado, y como ya hemos comentado, no fuimos pocos los que en sus primeros meses vimos más películas en DVD que jugar juegos.

El lanzamiento de PS2 dio mucho que hablar, por su escasez, las largas colas y la gente durmiendo en la calle para conseguirla, por ser la sucesora de la consola de sobremesa con más éxito hasta entonces, e incluso en la prensa generalista se habló mucho de ella, con bulos elevados a la categoría de noticia como el que os hemos contado de Sadam Husein acaparando consolas para "liarla parda". Algo que realmente nunca sabremos cuánto tuvo de cierto, pero que fue motivo de bromas en los incipientes foros de internet de la época, y que basta con recordarlo para que nos venga una sonrisa a la cara.

Un arranque complicado

Como hemos dicho los juegos de lanzamiento no eran ninguna maravilla, o no al menos no la maravilla que nos prometieron. Tekken Tag Tournament era un juegazo de lucha, pero no aprovechaba ni mucho menos la potencia de PS2, todavía anclado en unos entornos falsamente tridimensionales y con una lamentable versión PAL, SSX fue un arcade muy divertido y cuya saga tuvo mucho recorrido –este pasado 2012 incluso se lanzó una nueva entrega-, y TimeSplitters, el primer juego de los británicos Free Radical Design, un estudio formado por antiguos miembros de Rare, demostraría mucho más en sus siguientes entregas.

Entre noviembre del 2000 y el verano del 2001, los juegos fueron llegando con cuentagotas. Shadow of Destiny, una peculiar e interesante aventura de Konami –una de las compañías que más fuerte apoyo a lo largo de toda su historia a PS2-, llegó en el mes de marzo. Ese mismo mes también se lanzó Zone of the Enders, lo nuevo de Hideo Kojima, un espectacular juego de mechas que muchos se compraron por incluir una demo de Metal Gear Solid 2, algo que puede sonar extraño ahora, pero el "hype" en aquellos días por el nuevo Metal Gear era algo increíble, que creemos no se ha vuelto a repetir de semejante manera.

En junio de 2001 se lanzaron juegos interesantes, como Onimusha, un Resident Evil con samuráis, con sus puzles, acción y fondos prerenderizados, una saga que tendría continuidad y sería importante dentro del catálogo de la consola. El espectacular The Bouncer de Squaresoft, para muchos una demo técnica más que un juego, pero uno de esos títulos que empezaba a demostrar de lo que era capaz PlayStation 2, o Red Faction, un juego de acción en primera persona que contaba como mayor novedad con la posibilidad de romper los escenarios, gracias al motor gráfico Geo-Mod desarrollado por Volition –adquiridos haces unos días por Koch Media, tras la liquidación por bancarrota de THQ-. No sería hasta julio con el lanzamiento de la esperadísima tercera entrega de la saga de velocidad de Sony, cuando se acabaría la sequía de juegos imprescindibles. PS2 dio un golpe encima de la mesa, dijo aquí estoy yo, y se convirtió definitivamente en un producto muy tentador para los más jugones.