La historia de PlayStation 2

La historia de PlayStation 2

Jorge Cano · 18:06 10/2/2013
Tras más de 12 años en el mercado PlayStation 2 se ha dejado de fabricar. Os contamos la historia de una de las mejores consolas de todos los tiempos.

El lanzamiento

PlayStation 2 desembarcó rodeada de una enorme expectación primero en Japón, como era costumbre hasta entonces, el 4 de marzo del año 2000. Pese a su elevado precio de lanzamiento, largas colas en la puerta de las tiendas, algo que siempre les ha encantado a los nipones, y una enorme demanda que Sony no fue capaz de satisfacer, por lo que se volvió un producto codiciado, y fruto de la especulación. Con un lanzamiento para después del verano en Occidente, no fueron pocos los "ansias" que no quisieron o pudieron esperar y la importaron, pagando un alto precio eso sí, hasta 150.000 pesetas de la época en los casos más extremos (900 euros).

La espera para los jugadores occidentales se hizo dura, y más tras el E3 de aquel año en el que se mostró por primera vez el increíble Metal Gear Solid 2: Sons of Liberty, que dejó a medio mundo boquiabierto, aunque todavía habría que esperar bastante para disfrutarlo (a Europa llegó en marzo de 2002). Finalmente PlayStation 2 se lanzó el 26 de octubre en Estados Unidos y el 24 de noviembre en Europa. Tal fue la demanda que Sony no pudo cubrirla, y tuvo que organizar campañas de reserva, supuestamente solo si la habías reservado te podrías hacer con ella en los primeros días.

En España se distribuyeron entre noviembre y diciembre del 2000 unas 65.000 PlayStation 2, una cifra que la propia Sony sabía que no iba a ser suficiente de cara a la Navidad. Por eso organizó una campaña de reservas, cuyo resultado y la lista de "agraciados" se hizo pública en una web habilitada para tal efecto y en el diario deportivo Marca, un hecho insólito hasta entonces. En total en el primer año de vida se distribuyeron 10 millones de PS2 en todo el mundo, 4 millones en Japón, 3 en Estados Unidos y 3 en Europa, y prácticamente todas fueron vendidas.

En nuestro país se lanzó con un precio de venta recomendado de 74.900 pesetas (450 euros), un coste que nos puede hacer pensar que batió algún tipo de record –al precio más alto de una consola-, pero no es así ya que 5 años antes Sega Saturn salió a la venta nada más y nada menos que por el suicida precio de 80.000 pesetas (480 euros), cuando su directa competidora, PlayStation, se lanzó por 60.000 pesetas (360 euros). El precio de los juegos rondó las 9.990 pesetas (60 euros), aunque alguno en concreto llegó a las 11.990 pesetas (72 euros), como Midnight Club, Orphen: Scion of Sorcery y Smuggler's Run. Periféricos como el mando Dual Shock 2 costaron 4.990 pesetas (30 euros), la necesaria Memory Card de 8MB para poder grabar partidas 6.990 pesetas (42 euros), el Multi Tap, para poder conectar cuatro mandos 7.490 pesetas (45 euros), y el peculiar stand vertical -a juego con la consola, también podías calzarla entre dos libros gordos- costó 2.490 pesetas (15 euros).

El catálogo de lanzamiento, aunque numeroso, no fue ninguna maravilla. Juegos como Moto GP, Tekken Tag Tournament, TimeSplitters y SSX fueron de lo más destacado, la saga de conducción de Namco como es costumbre en el lanzamiento de una consola siempre llega a la cita, con Ridge Racer V, tuvimos un International Superstar Soccer –el menos bueno, no era Winning Eleven/PES-, Dynasty Warriors 2, todas las sagas deportivas de EA como FIFA 2001, Madden, NHL, etcétera, conversiones de otras consolas como Rayman Revolution, Dead or Alive 2 Hardcore, Ready 2 Rumble y Silent Scope, y un montón de juegos simplemente correctos de los que hoy apenas nadie se acuerda, como Oni, Eternal Ring, Kessen, X-Squad o el motivo de mofa para muchos usuarios de la competencia como fue Fantavision –un juego de puzles con fuegos artificiales que no estaba nada mal-.