La historia de PlayStation 2

La historia de PlayStation 2

Jorge Cano · 18:06 10/2/2013
Tras más de 12 años en el mercado PlayStation 2 se ha dejado de fabricar. Os contamos la historia de una de las mejores consolas de todos los tiempos.

Las conversiones PAL a 50 Hz, el gran drama de los europeos

A Dreamcast, pese a su corta vida, muchos la recordamos con cariño, por diversos motivos. Primero por la gran cantidad de juegazos que consiguió albergar en muy poco tiempo, muchos de ellos arcades que hasta entonces no hubiéramos soñado poder disfrutar en el salón de casa, como el adictivo Virtua Tennis, Crazy Taxi o el alucinante SoulCalibur. Nos regaló una saga "interruptus" tan maravillosa como Shenmue, y clasicazos como Jet Set Radio, Skies of Arcadia, Metropolis Street Racer o Ikaruga.

No solo tuvo buenos juegos, sino que además hizo ciertas cosas muy bien, y fue pionera en ciertos aspectos que varios años más tarde se acabaron implantando. Apostó y arriesgó por el juego online, totalmente funcional en juegos como Quake III y Phantasy Star Online, algo que en la posterior PlayStation 2 fue anecdótico, y en lo que solo Xbox supo coger el testigo y dar los pasos adecuados para llegar al punto en el que estamos hoy, con el juego online totalmente implantado y masificado en las consolas.

Y Dreamcast también nos descubrió otro aspecto que hasta entonces una gran mayoría de los usuarios europeos desconocíamos: los 60 Hz, todo un mundo. PAL es el nombre con el que se designa al sistema de codificación utilizado en la transmisión de señales de televisión analógicas en color en la mayor parte del mundo, entre ellos países europeos, africanos, asiáticos, Australia e incluso algunos países americanos. Creado en 1963 para mejorar la calidad y reducir los defectos en los tonos de color que presentaba el sistema NTSC, apostando por 625 líneas de definición –solo 576 efectivas-, una mayor definición que el NTSC con 525 líneas -486 visibles-.

Pero esta mejora en la definición se cobra un precio, ya que la frecuencia de campo del sistema PAL es 50 Hz, al contrario que el NTSC que son 60 Hz. ¿Qué significa esto? Pues que el sistema PAL tiene una menor velocidad de refresco -un 18% menos-, algo que no importa demasiado viendo la televisión, películas o series, pero sí y mucho en el caso de los videojuegos. Durante años jugamos casi sin saberlo a versiones inferiores de los mismos juegos que los usuarios de Japón y Norteamérica sí disfrutaban a la velocidad óptima gracias al sistema NTSC.

Desde las consolas de 8 bits a las de 32 bits, no hacía falta más que jugar al mismo título en NTSC y PAL para ver la tremenda diferencia, ejemplos cientos, probad por ejemplo a ver o jugar el Sonic The Hedgehog de Mega Drive en su versión PAL y NTSC, la diferencia es para echarse a llorar. Por suerte por primer vez una consola como Dreamcast estaba decidida a acabar con esta diferencia, y desde su lanzamiento casi todos sus juegos incluían un selector de 50/60 Hz, por lo que por fin los jugadores europeos podíamos disfrutar en igualdad de condiciones que los americanos o japoneses, siempre y cuando nuestra televisión soportara los 60 Hz, algo ya bastante común en la mayoría de los televisores que se vendían en los 90.