Vandal
La crisis del videojuego japonés

La crisis del videojuego japonés

Analizamos por qué está en crisis el videojuego japonés, qué es lo que todavía domina y cuál puede ser su futuro.

El caos en la producción de software

Japón es un país líder en muchas industrias. Tiene grandes conglomerados empresariales que fabrican coches, productos químicos, electrónica, y particularmente dominan este último campo, con esa habilidad para miniaturizar que hizo que las marcas japonesas estuviesen en todas partes en los 80 y los 90 acompañadas de unas prácticas comerciales propias de samuráis.

Imagen 2012511171555_1

Es fácil imaginar marcas japonesas de electrónica, coches o tecnología, pero no de software. Algo de su mentalidad o quizás de sus planes educativos ha hecho que no hayan podido ni acercarse a destronar a los Estados Unidos en la industria del software. No hay grandes empresas japonesas que dominen un tipo de aplicación, ni páginas web que hayan nacido en Japón y se hayan vuelto globales como Google, Facebook o Twitter, por poner unos ejemplos, algo que podría considerarse natural en un país que compite con éxito en el resto de industrias de consumo, y más si tenemos en cuenta que el software tiene mucha relación con la electrónica digital. Navegar por páginas web japonesas es sorprendente, al ver cómo su nivel técnico está literalmente en el siglo pasado. Muchos medios digitales de gran tamaño no usan un sistema de gestión de contenidos automatizado, con base de datos y todo eso, sino que son páginas web HTML que se editan a mano por sus redactores y luego se vinculan a un índice, también modificado a mano, tal y como se hacían las cosas en Internet en el año 1997. A los que tengan un mínimo de experiencia creando páginas web, o incluso administrando un blog de Blogspot o Wordpress, enterarse de esto les parecerá demencial.

Esto tiene su reflejo en los videojuegos. Por una parte, los juegos no se diseñan de abajo a arriba, pensando primero en la tecnología y luego en qué se puede hacer con ella, sino al revés: primero se piensa en el resultado que se quiere obtener, y luego se hacen malabarismos para lograrlo, que como es de esperar nunca resultan en unas herramientas de software reusables para futuros proyectos. Si Square Enix quiere que el pelo de los personajes del último Final Fantasy tenga cierto nivel de detalle o propiedades, la programación del juego estará supeditada a ese objetivo, y si hace falta crear dos o tres motores gráficos diferentes para que en ciertas escenas del juego el pelo se mueva como habían ensoñado sus creadores, se hará. En vez de ingeniería, artesanía.

Imagen 2012511171810_1

Esta mentalidad, que tiene cierta parte elogiable, en combinación con las metodologías de desarrollo japonesas, hace que el código de los juegos no suela reutilizarse ni incluso dentro del mismo equipo de desarrollo, y eso es un harakiri cíclico. Produce, o bien estancamientos como en el caso de Pro Evolution Soccer, o bien que cada vez que se quiera crear algo nuevo haya que empezarlo prácticamente de cero. También es un despilfarro de recursos y tiempo. Mientras que las compañías occidentales comparten tecnología entre sus estudios y usan herramientas "middleware" comunes en la industria, que sus nuevos empleados habrán aprendido a utilizar en trabajos anteriores, esta planificación dentro de las compañías japonesas, o es un misterio, o simplemente no existe, con contadas excepciones como Capcom y su MT Framework.


Bloch · 21/05/2012 11:09
Muy interesante reportaje. Es más, mirando con prespectiva, yo me compré una PS3 por los juegos y sagas japonesas que ví en PSX y PS2. Ahora apenas hay diferencia de catálogo y los juegos que me resultan más atractivos son occidentales (las portátiles es caso aparte). Esperemos que se recupere pronto su industria.

Hohenheim · 15/05/2012 00:55
[respuesta:135]Quiza tu problema es que no me conoces y estás presuponiendo demasiadas cosas, eso para empezar. Y para continuar es chocante que alguien que me acusa de tirar de tópicos tire del de "niños de 12 años con mucho tiempo libre y ganas de dar la nota", por si acaso ya te aseguro que no es el caso.

Dicho esto, sigues sin saber interpretar de lo que se está hablando, como muestra un botón, ¿donde vuelvo a decir yo que meter japonesadas sea bueno o malo?, lo que digo es que con la cantidad de japonesadas que tiene la franquicia y tal como está planteada es imposible incluirla como ejemplo de la americanización a la que nos estamos refiriendo algunos, por mucho que tenga ambientación de película americana. Igualmente, ¿donde digo yo que meter americanadas sea malo o vomitivo?, GTA San Andreas tiene americanadas por doquier en su argumento (y no lo hacen norteamericanos) y me encantó. La americanización de la que aquí se está hablando va más allá de meter escenas de acción palomitera.

Por tanto, si sigues sin saber a lo que nos referimos con lo de la falacia de la occidentalización/vision global, si de verdad crees que Estados Unidos no está influyendo en el mercado (para mi gusto de forma negativa), si crees que lo de la competencia mal entendida en USA es un topicazo y opinas que las principales comunidades online de los juegos de moda son un ejemplo de camaraderia, pues está claro que hablamos de cosas distintas y no nos vamos a poner de acuerdo, con lo cual mejor dejarlo aquí.

Edito. Por cierto relee mis post. En ningún momento utilizo "competitividad enfermiza americana", si pones comillas es para reproducir algo literalmente. Lo que califico como enfermiza es la competitividad online que se ve actualmente, que como ya digo se fomenta con la mentalidad americana del ganar de cualquier manera (lo cual tú verás como un tópico por supuesto)[/respuesta]

MrSmi7h · 15/05/2012 00:54
Tú mismo lo has dicho, la diferencia es que unos se suicidan y los otros hacen carnicerías, son distintos tipos de educación.

Sinceramente, no se que tendrá que ver tu experiencia personal con que los juegos yankees se centren en el online militarista con luchas entre facciones, mi amplia experiencia de juego en cybers me dice que en los juegos de Blizzard o ID está lo más maleducado del país, si la experiencia personal ha de servir como argumento.

Lo que es innegable es que hablamos de juegos enfocados a la competitividad online, desde el anonimato de punta a punta del planeta, con chat, estética en muchos casos militar, y argumento de guerra entre facciones o razas, es un cóctel explosivo y un imán para canis, xenófobos, y tarados, métete en un foro de Blizzard y a ver qué te encuentras.

KHLOROSDAIMON · 15/05/2012 00:50
[img]http://26.media.tumblr.com/tumblr_m3e8fxsqyp1rsf5lfo1_400.png[/img]

Flecha subir