Vandal
Konrad Tomaszkiewicz, director de The Witcher 3

Konrad Tomaszkiewicz, director de The Witcher 3

De médico a ‘tester’, y de ‘tester’ a director. Hablamos con el responsable de uno de los mejores juegos de este año.

La historia de Konrad Tomaszkiewicz es, sin duda, curiosa. De estudiante de medicina a director de The Witcher 3: Wild Hunt en tan sólo unos años, este polaco fue uno de los invitados de la última edición del Gamelab hasta el momento, y amablemente sacó un rato para charlar con nosotros sobre su meteórica carrera y sobre cómo se crean juegos en CD Projekt RED. Pero, con una historia tan interesante, preferimos que sea nuestro protagonista el que la cuente.

Konrad Tomaszkiewicz, durante su ponencia del Gamelab.

Tengo entendido que empezaste en CD Projekt como tester, y al final llegaste a convertirte en el director de The Witcher 3: Wild Hunt. ¿Cómo lo hiciste?

Sí... Esa época fue una locura. Si alguien me hubiese dicho hace siete años que iba a estar ahora aquí, no me lo creería. Lo que le digo a todo el mundo es que no importa tanto lo que estás haciendo en tu vida o lo que has estudiado; si tienes una pasión, si quieres hacer algo en la vida, inténtalo. Yo estaba estudiando medicina en Varsovia, y un día vi un anuncio de que unos chicos polacos estaban haciendo un juego de The Witcher, y que necesitaban testers.

Fui para allá, me dieron el trabajo, y estuve con ellos durante un mes, y les escribí un informe de cuatro o cinco páginas. En aquella época el estudio era todavía muy pequeño, de unas treinta personas, y tampoco había demasiado que testear, así que comencé a echar un vistazo a lo que hacían con el diseño, con la historia. Les di un montón el coñazo, y creo que fui tan pesado que por eso me metieron en el equipo de diseño [risas].

Ya en el equipo de diseño empecé a implementar las misiones, a encajarlas en la historia, a hacer las secuencias, ajustar la jugabilidad... muchas cosas. En realidad, si me preguntas que cómo sabía hacer todos eso, la respuesta es que no lo sabía. Me dieron las herramientas y lo intenté mil y una veces hasta que aprendí a hacerlo. Acabé como diseñador sénior en el primer The Witcher, y cuando comenzamos a trabajar en el segundo, me ascendieron a diseñador de misiones jefe porque era el que más experiencia tenía en este campo.

En The Witcher 2: Assassins of Kings, como diseñador de misiones jefe, me encargaba de cómo encajar todos los contenidos en el juego y hacer que funcionen. No era sólo el diseño de las misiones y eventos como tal, sino que tenía que elegir entre los diseños de los artistas, los personajes, las animaciones y demás, hacer que la historia sea consistente y esté bien dirigida, que transmita...

Después de The Witcher 2: Assassins of Kings, el estudio me dijo que mi rol, en realidad, era muy similar al de dirigir un proyecto, y aunque obviamente dirigir es más difícil, quería que lo intentara. Así que me hicieron director de The Witcher 3: Wild Hunt, que era un compromiso porque eres responsable de todo, pero estuve de acuerdo y acepté. Fueron los años más difíciles de mi vida, pero también los que más me han recompensado.

No tengo la receta para este éxito. Así es la vida. Trabajo duro y pasión desde el principio. Trabajé mucho, aprendí mucho... Cuando salió el primer The Witcher yo estaba supercontento. Mucha gente también, y otra no tanto; pero escuchamos su opinión y la tuvimos en cuenta para el segundo. En definitiva, si cuando vas a trabajar eres feliz, eres una persona afortunada; y yo soy una persona muy afortunada.

Mencionabas que CD Projekt solía ser un estudio pequeño. Ahora sois un estudio de renombre, y la comunidad espera prácticamente la perfección por vuestra parte. ¿Ha cambiado esto la manera en la que trabajáis?

Un poco sí, un poco no. Tenemos nuestra manera de trabajar, la manera en la que desarrollamos juegos. Cometemos nuestros errores, pero a grandes rasgos a la gente le gusta nuestro trabajo. Siempre se van a quejar, claro, porque siempre esperan más. De hecho, tenemos mucha suerte de ser una compañía independiente, y no hay ninguna editora o distribuidora que nos diga lo que tenemos que hacer. Decidimos cuándo lanzar, cómo hacerlo...

Tenemos un equipo volcado con sus juegos al que le gustan los desafíos. Cuando hacemos un juego, ya estamos pensando en los desafíos del siguiente. Es normal que evolucionemos, que intentemos llegar siempre más allá. Si hay un desafío, es más divertido. Es estresante y difícil, claro, pero te obligas a hacer algo más grande, ya que si haces siempre lo mismo no sólo vas a decepcionar a la gente, sino a ti mismo por no evolucionar. A veces da miedo, pero te da motivación para luchar.


nirvanawar · 04/08/2015 12:26
Todavia no lo termino al juego, pero como soy fanatico de esta empresa y el personaje que es para mi el mejor pesonaje que alguna vez se vio un videojuego, lógicamente cuenta con el bagaje de los libros, cosa que pocos personajes de videojuegos pueden decir y caer bien parados, no puedo ser imparcial con este juego que para mi mas que un juego es un viaje épico que te sumerge en un mundo hermoso y horrendo a la vez...pocos juegos logran eso.

Estybem · 01/08/2015 19:32
[respuesta:12]Ya quisieran otras compañías sacar una edición coleccionista de sus juegos por ese precio.[/respuesta]

Fei_Wong · 01/08/2015 12:58
[respuesta:22]Occidente Ahora manda? Osea que porque un juego este desarollado en Japón ya no es bueno? Madre mia lo que hay que leer....[/respuesta]

Jairo_RM · 01/08/2015 11:26
Dios cuanta bola se le da a esta gente, es inmerecido y muy exagerado, por lo menos hasta que acaben el juego, The Witcher 3 es uno de los petardazos de la generación, de esos que pasarán a la historia junto a Unity y Batman en Pc.

Somos cobayas, está claro que cuando nos quieren meter algo en el coco no van a parar hasta conseguirlo.

Fei_Wong · 01/08/2015 11:06
Es un pepinaco de juego, me alegro por esta gente, se ve a simple vista el buen hacer que tienen y se merecen todos los premios que les vuelen.

Flecha subir