RSSYoutubeTuentiBúscanos en Google+
Noticias

Invizimals: Desafíos Ocultos

Novarama cuenta por qué los Invizimals se han convertido en cartas de Realidad Aumentada.

Sara Borondo · 13:28 30/1/2013

1. Página 12. Página 2 3. Página 3
4. Página 45. Página 5

La serie desborda las consolas, pero no las abandona


Pero esto no quiere decir que se acaban los juegos de consola, ¿no?

Todo lo contrario. Básicamente la idea es que nosotros estamos trabajando en muchas cosas. Algunas las podemos anunciar pero estamos trabajando todavía en otras y no podemos anunciarlas. Esta semana sale el juego de cartas. Ya se han filtrado por internet noticias de una serie de televisión que se está preparando, y nosotros somos un estudio de videojuegos. Es decir, no estamos en una oficina descansando, sino trabajando en cosas nuevas que saldrán los próximos meses y que harán que los chavales digan: "Vale, otra vez volvemos a la aventura, a vivir el mundo Invizimals".


¿Qué pasa?, que estas cosas tienen sus tiempos de cocción. No se puede enseñar el plato si no está acabado. Estamos mostrando lo que saldrá en primavera-verano, y volveremos a vernos antes de que acabe el año, seguro.

Hace un par de años sacasteis unas figuritas pequeñas de Invizimals, ¿cómo han funcionado?

Muy bien. Es que al final es eso. Yo lo decía hace un rato, la gente no compra átomos, no compra plástico, no compra metal. Compra una emoción, una experiencia.

Cuando yo era pequeño era fan de Star Wars. Mi padre fue a Francia y volvió con la figura del Emperador de El Retorno del Jedi, que aquí todavía no había salido. Yo me puse a llorar porque sabía que era el único niño de mi colegio que tenía la figura del Emperador de El Retorno del Jedi.

Tenemos que pensar que este tipo de productos funciona a ese nivel. Los chavales no piensan en que estos es un trozo de cartón o esto es una consola, piensan que aquí está Kenichi y tienen que ayudarle porque está salvando el mundo y éste es Tigershark, que es su amigo.

Nosotros creamos mitos, mitologías, que a lo mejor para nosotros, como adultos, no son importantes, pero para los niños son importantísimos. En este sentido los juegos de cartas funcionan de maravilla. He visto a los críos en los patios entusiasmados con alguno de estos. Hay que pensar que la distinción entre realidad y ficción no se establece de forma seria, seria, hasta pasados los ocho años. Y te encuentras a muchos chavales jugadores de que están viviendo la experiencia, que piensan que están salvando el mundo.

Y no hay nada de malo en ello. Tal como está el mundo ahora, que los chavales se crean la fantasía es algo que viene francamente bien. En este caso es muy barato, porque en los juegos de cartas te compras un par de sobres y ya pasas un buen rato por cuatro euros. Lo bueno que tienen estos juegos es que la barrera de entrada es muy razonable, te permite jugar un ratito y ya está. La aplicación es gratuita y la puedes descargar ya en la tienda de PSN y en unos días en las tiendas de iOS y de Android.


Y el chaval tendrá que pedirle al padre el teléfono o la tablet para jugar, claro

Bueno, pero eso también es bueno. Cada vez que veo a un padre interactuando con su hijo, jugando con él, pienso que es fantástico. Yo ahora tengo una niña pequeña de dos años y medio. Cada segundo que juego con mi hija es un segundo feliz. Entonces, pues sí, que vaya a su padre y le diga: "Papá, déjame el móvil" o le diga que le conecte la PSP a internet. ¿Desde cuándo no tienen los hijos que jugar con sus padres? ¡El mundo se está volviendo loco!

El juego de cartas, en concreto, nosotros pensamos que la vertiente social es muy fuerte. Para jugar a las cartas hacen falta dos personas. Y eso es una cosa fantástica. Yo llevo a mi hija en metro al colegio, y estoy cansado de ver a los chavales jugar cartas, intercambiar cartas… eso es la sociabilidad de los niños, que es jugar juntos, fundamentalmente.

AnteriorPrimera 1 2 3 4 5 ÚltimaSiguiente

Síguenos
Últimos artículos
Noticias destacadas
Últimas noticias
Encuesta
¿Seguirán los juegos MOBA tipo League of Legends teniendo tanto éxito?
 Sí, e irá a más
 Sí, pero ya han tocado techo
 No, su auge pasará