Vandal
Final Fantasy VII: 20 años de un mito

Final Fantasy VII: 20 años de un mito

Una de las entregas más queridas de la saga cumple 20 años. Repasamos su historia aderezada con curiosidades.

Cumplir 20 años es algo que hacen muchos juegos. Cumplir 20 años y seguir siendo casi tan relevante como el primer día, no tantos. Final Fantasy VII ha conseguido eso y más, convirtiéndose no sólo en un juego para recordad, sino casi en una marca propia. Por su vigésimo aniversario vamos a recordar su creación, discutir su impacto en la industria y su legado, además de dejaros algunas curiosidades.

Final Fantasy VII debutó el 31 de enero de 1997 en Japón, aunque no sería hasta el 14 de noviembre cuando llegaría a Europa. Los norteamericanos lo pudieron disfrutar un poco antes, el 7 de septiembre. La séptima fantasía final, lejos de ser la última, resultó ser la primera para muchos, y se convirtió en una aventura inolvidable para la mayoría de los que lo jugaron. Prueba de ello es que, 20 años después, aquí estamos hablando de él.

Celebramos el 20 aniversario de uno de los mejores juegos de la historia.
Compartir
HD 60fps

El génesis: creando mucho más que un juego

Final Fantasy VII comenzó como un juego de Super Nintendo, y lucía justo como veis aquí.

Hoy en día, hacer un juego no es barato. Llevar la tecnología al límite es muy caro, y la cantidad de esfuerzo que supone lanzar un juego como Uncharted 4: El desenlace del ladrón es difícil de imaginar. En los making of de mil y un juegos vemos a esos desarrolladores felices, hablando de cómo han hecho tal o cual, pero no de las noches sin dormir o el dineral invertido en los ordenadores, kits de desarrollo y demás. Por cierto, si queréis leer un completísimo reportaje sobre la creación del juego –del cual sacamos múltiples detalles de este artículo–, os recomendamos éste de Polygon.

Ahora, imaginad en 1994. Squaresoft era una compañía volcada con Nintendo, casi una first party, y su saga Final Fantasy solía, cuando menos, estrenarse en exclusiva en NES y Super Nintendo. El paso lógico tras desarrollar Final Fantasy VI era desarrollar Final Fantasy VII, y por supuesto, para una consola de la Gran N. En este caso, la mencionada Super Nintendo, que todavía seguía muy viva.

Este séptimo episodio comenzó como un juego de rol tradicional en 2D, aunque en ese momento el estudio tenía otra prioridad: Chrono Trigger. Squaresoft no tenía un equipo lo suficientemente grande para desarrollar dos juegos de tamaña envergadura, por lo que los que trabajaban en Final Fantasy VII dejaron el proyecto en pausa y se pasaron al otro proyecto.

Para cuando lo quisieron retomar, las nuevas consolas ya estaban en el horizonte, y las tres dimensiones eran el siguiente paso lógico. Tras estudiar las posibilidades, Squaresoft comenzó a experimentar con las 3D. Con la tecnología de Silicon Graphics (la misma que llevaría Nintendo 64), Squaresoft creó una demo técnica con los personajes de Final Fantasy VI, que muchos medios de la época confundieron con un nuevo episodio de la saga para la consola de Nintendo.

De Nintendo a Sony: el cartucho, el CD, y lo que no sabemos

Lo cierto es que, aun reprochable por no contrastar, es cierto que hace 25 años nadie imaginaba que el próximo gran Final Fantasy no fuese a salir en una consola de Nintendo. Con la entonces llamada Ultra 64 en boca de todos, no era sorprendente que los medios supusiesen que esas imágenes eran un prototipo del nuevo proyecto de Squaresoft para esta máquina.

Y en cierto modo lo eran. Los de Tokio estaban trabajando en llevar Final Fantasy VII a Nintendo 64, pero la consola era incapaz de materializar su ambición (incluso con el fallido Nintedo 64DD) y no se hicieron progresos significativos. Varios de los responsables del juego recuerdan cómo el cartucho no era un formato lo suficientemente capaz para almacenar secuencias de vídeo o fondos prerrenderizados para una aventura de este tamaño, y la consola no era lo suficientemente potente como para poder recrear este universo en tiempo real.

Estamos seguros de que el formato tuvo muchísimo que ver, pero algunos de los miembros del equipo de desarrollo también mencionan que Nintendo no estuvo precisamente acertada en lo que a comunicación respecta, con problemas para fijar las especificaciones de su consola (que, al parecer, no paraban de cambiar y no cumplían con lo prometido) y ofrecer kits de desarrollo, y que Sony hizo las cosas mucho mejor en ese aspecto.

Tras estudiarlo, el equipo de Final Fantasy VII le explicó a Masafumi Miyamoto, fundador y presidente de Squaresoft, que la única manera de materializar la visión que tenían del juego era hacerlo en la nueva consola de Sony, aunque eso sería, en cierto modo, traicionar a Nintendo. Miyamoto les dijo que si cambiar de plataforma era la única manera de hacer Final Fantasy VII, que cambiaran.

‘Por favor, que alguien le traiga a los que hacen juegos en cartucho un cigarro y una venda para los ojos’, decía este anuncio del juego. ‘Y menos mal, que no sale en cartucho, si no costaría unos 1.200 dólares”, continuaba.

Las tres dimensiones: el desmesurado coste de las nuevas tecnologías

En una industria donde las 3D todavía eran algo precario, hacer un juego como el que nos ocupa no iba a ser una tarea sencilla. Y no penséis en los personajes: pensad en renderizar en tres dimensiones todos los entornos y las secuencias de vídeo con un detalle inaudito para la época. Después de años trabajando en dos dimensiones, Squaresoft no tenía el equipo ni el conocimiento necesario para crear esos mundos. Y si la mera idea de hacerlo ya suena titánica, no menos titánica sería la inversión.

A principio de los 90, el mercado de los videojuegos pasaba por una época dorada, y Squaresoft tenía sus cuentas bien sanas. La compañía se permitió el lujo de invertir 21 millones de dólares de los de la época (que equivaldrían a unos 30 millones de 2016) sólo en ordenadores y software, a lo que habría que sumarle los sueldos de un equipo de 150 personas.

Final Fantasy VII fue caro, pero Squaresoft sabía que para expandir tanto su saga como el género a otros mercados era un sacrificio necesario. El dinero invertido, además, sería una inversión para el futuro, ya que las tres dimensiones parecían llegar para quedarse. Y como si se tratase del mismo Julio César, la aventura de Cloud fue, vio y venció.

El éxito de FFVII: un pequeño paso para Square, un gran paso para el género

Ya sabéis que Final Fantasy VII fue un éxito. Tras su debut en 1997 consiguió vender más de dos millones de copias en Japón en tan sólo tres días, y acabaría consiguiendo sumar más de 11 millones entre todas las plataformas en las que acabó saliendo. Originalmente, eso sí, era un exclusivo de la PlayStation original, algo que sirvió a Sony para afianzar en el mercado su nueva máquina.

La transición entre secuencias de vídeo y los gráficos del juego era algo en lo que Square trabajó muchísimo, intentando no romper el ambiente cinematográfico.

Las campañas de publicidad fueron parte clave del lanzamiento de Final Fantasy VII, incluyendo acuerdos con compañías como Pepsi. Como curiosidad, podéis ver a Cloud en su conocida pose pero sin su conocida espada.

Con este acuerdo, Sony conseguía muchas cosas. Una de ellas era arrebatarle a Nintendo una saga muy veterana, tremendamente afianzada en el mercado japonés, y hacerlo con la entrega más grande, espectacular y rompedora hasta la fecha. Esto también conseguía que muchos jugadores que, hasta entonces habían apostado por Nintendo, se pasasen a PlayStation para seguir disfrutando de esta saga.

Por otra parte, Sony tenía un juego con el que vender una aventura extensa y épica que "sólo" era posible en su consola. Con un juego que ocupaba la nada despreciable cantidad de tres CDs, los usuarios tenían también la sensación de estar frente a algo grande, la mayoría de las críticas se deshacían en elogios, y junto a una historia independiente y con esos gráficos, prácticamente no había motivos para no probarlo.

Además de un producto de una calidad indiscutible, Sony tenía preparada una campaña de publicidad a la altura, que hizo que el juego llegase a mucha gente que ni siquiera estaba interesada en los juegos de rol. El éxito de Final Fantasy VII sirvió para dar a conocer un género, para dar relevancia a una nueva consola, y sobre todo, para demostrarle a muchos que los videojuegos eran un medio que empezaban a competir con el cine.

Las secuencias de vídeo, los fondos prerrenderizados, la historia… muchos jugadores no habían visto nunca nada parecido hasta el momento. Muchos, seguramente, no habrían llorado nunca antes con un videojuego; no habían sentido el dolor por la muerte de un personaje. Algunos lo sabíamos ya, pero otros muchos descubrieron que los juegos eran, e iban a ser, algo más.

El principio de la fantasía final

Obviamente, el paso lógico tras terminar Final Fantasy VII era pasar a trabajar en Final Fantasy VIII, aunque Squaresoft no tardaría en descubrir que la huella que había dejado el séptimo episodio era mayor de la que esperaban. No era simplemente un juego que te pasabas y seguías adelante; era un juego que marcaba, que conectaba con el jugador y que se quedaba en su memoria.

En 2003, la memoria colectiva tenía tan presente la aventura de Cloud que Squaresoft (ya Square Enix) anunciaba Compilation of Final Fantasy VII, una serie de juegos, película, anime y libros con la que expandir el universo de este título. Nos centraremos en los primeros: Final Fantasy VII: Advent Children, Before Crisis: Final Fantasy VII, Crisis Core: Final Fantasy VII y Dirge of Cerberus: Final Fantasy VII.

Simplemente ver a los personajes de Final Fantasy VII con este nivel de detalle era un sueño para muchos jugadores.

Final Fantasy VII: Advent Children es una película de animación lanzada en 2005, que continuaba la historia del juego original. Después del fracaso de la anterior película de Final Fantasy, The Spirits Within (que acabó costando 150 millones de dólares en lugar de los 40 previstos, y estamos seguros de que no recaudó lo esperado), Square Enix consiguió crear un largometraje que estaba mucho más cerca de las expectativas de los fans y que, sobre todo, nos daba más terminar Final Fantasy VII.

De conocer hechos posteriores al juego, pasamos ahora a una precuela. Lanzado en 2005, Before Crisis: Final Fantasy VII era un título diseñado para móviles que nunca llegó a Occidente, y nos ofrecía una historia que transcurría seis años antes de la aventura principal centrada en los Turks. Jugablemente era un juego de rol y acción en dos dimensiones, jugable en solitario pero con un componente multijugador.

El siguiente, que debutó en 2006, es Dirge of Cerberus: Final Fantasy VII. Centrado en Vincent Valentine y su conflicto con la organización Deepground, se ambienta tres años después de Final Fantasy VII. Su principal peculiaridad es que se trataba de un juego de disparos en tercera persona (jugable en primera), aunque por supuesto mantenía diferentes elementos roleros, como puntos de vida, de magia o de experiencia.

20 años después, Cloud se prepara para revivir su aventura y volver a hacer historia.

El último es Crisis Core: Final Fantasy VII, que llegaría un año después. Desarrollado en exclusiva para PSP, este título exploraba la historia de Zack Fair, la organización SOLDIER y los orígenes del proyecto Genesis, siete años de la historia original. Nos ofrecía una aventura de acción y rol en tres dimensiones, que introducía un curioso elemento de azar en las batallas con la inclusión de un pequeño minijuego basado en máquinas tragaperras.

En algún momento, probablemente el año que viene, recibiremos Final Fantasy VII Remake. Uno de los juegos más pedidos por los fans junto a Shenmue III, Half-Life 3, Bayonetta 2 y Mirror's Edge 2, se hace realidad con algunas de las figuras principales del proyecto original a bordo, aunque será un juego más grande que, además, se expandirá a lo largo de diferentes entregas. Final Fantasy VII, 20 años después, resultó ser tan sólo el principio de la fantasía final.


RVl0 · 30/01/2017 17:15
El Final Fantasy mas sobrevalorado,vale que fue el primero al que jugamos la gran mayoría,pero de eso a ser el mejor va a ser que no,posiblemente es el que peor ha envejecido y cuyo humor esta pasadisimo de moda y es de mal gusto en algunos casos.

KILLY · 30/01/2017 17:21
Para mi el mejor Final Fantasy, el que mas me impactó y del que guardo mejor recuerdo. No, no jugué al FFVI antes que a este en su momento, no soy de esos "afortunados" (que por lo visto había [i]muchísimos[/i]) que ya lo jugaron antes que el VII en aquellos años. Aún asi FFVI tampoco es de mis favoritos, antes me quedo con el VIII o el XII.

He jugado a todos los FF menos al segundo y al tercero y sigo quedándome con el VII, el universo que mostró y su inolvidable banda sonora de Uematsu me siguen pareciendo de lo mejor. Inolvidable.

lordaxis · 30/01/2017 17:23
MMMM un ejemplo de humor pasado de moda y mal gusto porfa???????

Elver_Galarga_Mellaman · 30/01/2017 17:27
[respuesta:2]quizas en lugar de ver el humor habria que examinar el mensaje global del juego. Lo trascendental que es la vida para la coexitencia y como algun dia el planeta nso devolverá los continuos golpes que le ocasionamos a diario si continuamos ignorándola y sobre-explotándola.

FFVII es atemporal (como gran parte de los FF que fuerón mas allá de clichés basicos del genero para contar historias únicas)

La sobravaloración no es mala, jamás lo ha sido y jamás lo será. Tus padres están sobrevalorados por tí a diferencia del resto, por ejemplo. La sobrevaloración no es mas que el añadido personal que les otorgamos a nuevas cosas/experiencias/conocimientos. En este sentido, decir que FFVII es el que está sobrevalorado es hacerle un cumplido, pues significa que fué el mayor número de gente que pudo conectar con el juego y a la que despues le quedó huella. Al menos esta es mi opinión y forma de ver las cosas.[/respuesta]

Scarr · 30/01/2017 17:27
El juego que me hizo comprar PSX, lo ví en casa de un amigo, de importación USA, le dimos caña durante toda una tarde, al día siguiente empecé una oleada de cambalaches para reunir pasta, la semana siguiente me compré la consola, le puse el chip y compré mi Final Fantasy VII ntsc usa que aún conservo, me encanta...

Mi primer final Fantasy fue el Vi que compré de importación USA sin conocerlo, recomendado por un amigo amante de lo J-Rpg´s, y me gustó bastante, cuando muchos años mas tarde vi en las revistas lo que estaba preparando Square me hypeo muchisimo, cuando por fin lo tuve en mis manos y me puse ne serio con el, aluciné, me dejó un recuerdo iborrable, una fabulosa epopeya que me pedía mas y mas horas de juego, un juego que me ha marcado mucho y me ha dejado un recuerdo como muy pocos juegos han conseguido hacerlo en estos 30 años que llevo disfrutando de este hobby...

Es de los J-Rpg´s que mas he disfrutado, le dediqué incontables horas, y todavía de vez en cuando lo rejuego, eso sí, a saco para hacerme el juego y ya está sin conseguir todo.

[quote]El Final Fantasy mas sobrevalorado[/quote]

Cuando algo no coincide con vuestro gusto es lo que se suele decir...

El impacto que causó a nivel mundial todavía perdura hoy y no es fruto de la casualidad, algo tednrá que en millones de personas ha causado ese efecto, como otros tantos juegos de otras tantas consolas.

Sí, es cuestión de gustos, eso está claro, pero hay reconocer que supuso un impacto brutal en la industria, y eso no lo hace un juego sobrevalorado, eso lo hace un muy buen juego...

Un saludo

luquecarstairs · 30/01/2017 17:31
Gran juego, pero lamentablemente muy sobrevalorado en mi opinión. El VI por ejemplo es mucho menos reconocido y tiene una historia infinitamente superior y unos personajes más carismáticos.
Lamentablemente este lo recuerdo más por los garrafales errores de traducción que por otra cosa ("allé voy" xddd).
Todo no quita que sea un gran juego, por supuesto.

RoCkLeE_BoOm · 30/01/2017 17:32
Es y será siempre EL JUEGO.

Voraz · 30/01/2017 17:33
Es uno de esos juegos que acertó de pleno en el enfoque para un determinado momento y circunstancias; tanto que fue un auténtico pelotazo, inició a muchos en los RPGs y se disfrutó como pocos juegos de su generación.

Y por todo ello a menudo se le da una importancia que no se sostiene siendo un juego bastante continuista; lo que no quita para que pueda ser de sobresaliente (ahí no entro), pero nunca de los más importantes o influyentes.

Andrew-Ryan · 30/01/2017 17:36
El mejor Final Fantasy para mi de la historia....

Elver_Galarga_Mellaman · 30/01/2017 17:36
fué grande, desde luego y su impacto sobre la industria, genero y compañia no hizo mas que incrementar su leyenda (porque quizas nunca se vuelva a repetir tal impacto y a tantos niveles)

solo por eso ya merece toda la fama que le precede y si encima es bueno, con una buena base argumental y además con personajes carismáticos, enemigos geniales y un gran mundo a explorar.. era inevitable que acabase como lo que es, por lo que se recurda y por como continuamente será el estandar por siempre de medición en futuras entregas  :)

Durmanhee · 30/01/2017 17:38
Yo he sido uno de los afortunados, por edad, que ha visto nacer y crecer esta saga desde aquella primera fantasía final. No es mi favorito, pero 20 años después nadie puede negar el impacto que supuso su aparición. Fue uno de los juegos clave en la transición del 2D al 3D.

Elshar · 30/01/2017 17:39
A mi es el juego que más me ha marcado de largo. Seguramente la sexta y novena entrega sean superiores en muchos aspectos pero nada se puede acercar al impacto que me causo el bueno de Cloud y cia.

Me acuerdo que cuando lo compre no tenia memory card y en la primera partida llegue hasta el Mercado Muro y lo tuve que dejar a las tantas de la madrugada, jugando a escondidas, porque no aguantaba más.

Luceid69 · 30/01/2017 17:39
Varemos a ver al final en que queda la cosa, supongo que este E3 si o si tendremos noticias y videos sobre el y espero que una fecha por que se supone que la primera parte es para este año.

Elver_Galarga_Mellaman · 30/01/2017 17:40
curiosamente mi momento preferido en toda la continuidad de la historia está en el spin off FFVII CC, una pena que no haya recibido el reconocimiento que mereciere  :(

[video:https://www.youtube.com/watch?v=uCgvWIAP1LM]

KILLY · 30/01/2017 17:43
Si FFVII no fue influyente apaga y vámonos.

La de jrpgs que intentaron seguir su estela en los años posteriores, y no solo eso, fue el primero en introducir una nueva forma de narrativa en este tipo de juegos: las secuencias CG en momentos clave fueron un punto y aparte, no quedarse boquiabierto no iba con los jugadores la primera vez que lo jugaron en aquellos años, no se había visto nada semejante.., el juego no es de los mas queridos y valorados porque si, tuvo un gran trabajo detrás y salió en un momento y época donde los Jrpgs eran otro rollo (salvo alguna excepción).., sentó las bases de como serían los Final Fantasy posteriores, tanto que los que se salieron de esas bases nunca han sido tan bien considerados.

Por no hablar de que aficionó a muchos jugadores a un género que hasta entonces desconocían o apenas habían probado, negar su influencia es una estupidez.

Wolf_1 · 30/01/2017 17:44
El juego de mi vida.

No tengo nada más que decir.

praimo · 30/01/2017 17:53
Después del sexto y e noveno probablemente sea mi tercero favorito, lo rejugué hace poco y por desgracia es el juego de la saga que peor ha envejecido, sobre todo el apartado gráfico y la jugabilidad en modo de "exploración". Eso si su sistema de materias sigue siendo tan divertido como siempre.

Es el Final Fantasy al que mejor le viene un remake, pero por desgracia estoy seguro que los cambios que harán en la historia del juego serán para mal.

NeoSetzer · 30/01/2017 17:57
Mi primer Final Fantasy, que hizo del jrpg mi género favorito, y de FF mi saga favorita.

Un juego inolvidable, y que ardo en deseos por volver a vivirlo en el Remake.

ElVerdaderoTidus · 30/01/2017 18:02
Aquí comenzó la leyenda que ya había llegado a Japón años antes con Terra y compañía, FVII fue el primer paso para llegar finalmente al mejor juego de la historia.

Innominat · 30/01/2017 18:02
La primera vez que me pase el juego fue de alquiler.Cuando me compre la consola,fui de cabeza a por el y fue el responsable de que me enganchara a la saga.