RSSYoutubeTuentiBúscanos en Google+
Noticias

El fin del mundo en los videojuegos

Dicen que este viernes 21 de diciembre podría acabarse la vida como la conocemos. Repasamos los videojuegos que se han adelantado a la tragedia.

Juan Rubio · 12:41 19/12/2012

1. Página 12. Página 23. Página 3
4. Página 45. Página 56. Página 6
7. Página 78. Página 8
Los "caminantes", apodo nada cariñoso que reciben los zombis de The Walking Dead, se han hecho con el mundo. El Apocalipsis ha llegado reanimando a los muertos, y si bien la historia relatada en el tebeo de Robert Kirkman y, consecuentemente, la que nos ocupa se desarrollan en el estado de Georgia, el planeta entero no se salva de esta atroz circunstancia. Lee Everett protagoniza esta terrible historia en la que el ser humano se une con sus semejantes para poder llegar con vida a un mañana que nunca parece llegar. Si nuestro mundo se ve mañana inundado por caminantes, tenemos que estar preparado para el sacrificio, para conocer a nuevas personas que acabarán siendo nuestra familia, y para saber que podremos perderlas en cualquier momento. Si éste es el futuro que nos espera, esperemos que al menos no sea tan agónico que permita dar forma a varios y dramáticos relatos sobre nuestra lucha por sobrevivir. Y si lo es, esperemos una adaptación videojueguil y convertirnos, como ya le sucediese a Lee y compañía, en los protagonistas del juego de año.


En 1986 Ubisoft publicaba su primer juego, conocido simplemente como Zombi. Disponible en plataformas como Amstrad, Spectrum, Amiga o Commodore 64, Zombi nos ofrecía una aventura gráfica en primera persona de esas que tanto se estilaban en la época. Salvando las diferencias –que son muchas y abismales– el juego compartía esencia con ZombiU, uno de los grandes del lanzamiento de la nueva máquina de sobremesa de Nintendo y que sigue el patrón de añadir la última parte del nombre de la consola al título del juego. La base de este título de supervivencia las sienta el astrónomo galés John Dee hace más de 400 años. Dee firma una profecía en la que prevé el Apocalipsis terrenal, y que se cumple a finales de este mismo año. La historia es más oscura de lo que parece, pero a efectos prácticos nos encontramos en la misma y peligrosa situación. Si habéis pensado visitar Londres en una pequeña escapada antes de que termine el año, sabed que cuando lleguéis podríais encontraros en una ciudad repleta de muertos vivientes. La capital inglesa se convertirá en una trampa mortal en la que más nos vale tener un buen manejo del bate de cricket y un buen estado físico para correr como auténticos campeones.

Los videojuegos se han convertido en una de las mayores fuentes de entretenimiento, y consiguen en muchas ocasiones contar relatos con una profundidad igual o mayor que la de otros medios más consolidados. No sabemos qué sucederá mañana, y aunque nuestras esperanzas y posibilidades pasan por marcar la casilla que dice "Nada.", nunca está de más echar un vistazo que refresque nuestra memoria, y sobre todo, si lo echamos a grandes videojuegos. Hemos intentado recoger algunos de los juegos más icónicos, y aunque sabemos que nos dejamos muchísimos títulos en el tintero –sólo de zombis o de Resident Evil podría hacerse un extenso monográfico–, esperamos que haya resultado ilustrativa.


Los videojuegos nos han ofrecido a través de los años lo que podríamos considerar una guía de supervivencia para el Apocalipsis que tantos auguran cercano. Con este reportaje cubrimos algunas de las posibilidades más factibles –dentro de las posibilidades que tenemos de que realmente algo suceda el próximo día 21– del fin del mundo y aun os damos unas horas de margen para que os preparéis. Sin más, dejamos la puerta abierta al futuro, esperando poder continuar trayéndoos reportajes como éste –el próximo un poco más optimista– y despidiéndonos con un "¡Hasta mañana, mundo!".



AnteriorPrimera 1 2 3 4 5 6 7 8

Síguenos
Últimos artículos
Noticias destacadas
Últimas noticias
Encuesta
¿Triunfará la realidad virtual en videojuegos?
 Revolucionará los videojuegos
 Se convertirá en una forma más de jugar
 Será una moda pasajera, como las 3D
 No, en absoluto