RSSYoutubeTuentiBúscanos en Google+
Noticias

El fin del mundo en los videojuegos

Dicen que este viernes 21 de diciembre podría acabarse la vida como la conocemos. Repasamos los videojuegos que se han adelantado a la tragedia.

Juan Rubio · 12:41 19/12/2012

1. Página 12. Página 23. Página 3
4. Página 45. Página 5 6. Página 6
7. Página 78. Página 8

Un nuevo orden mundial


21 de diciembre. La oscuridad. No sabemos exactamente qué pasa, ni cuánto tiempo pasará hasta que nos despertamos. Pero cuando lo hagamos, el orden mundial que controla la sociedad actual se habrá ido, y dejará paso a uno cuyos fines desconocemos. Imaginad despertar y encontrarnos en un lugar extraño e inhóspito, rodeado de robots que buscan capturarnos. La lucha por la supervivencia se ve aderezada con elementos externos a la propia raza humana. Nada es como lo recordábamos, y realmente, apenas recordamos algo. Las preguntas no tardarán en llegar, y lo peor es que "¿dónde estamos?" será probablemente la que menos nos importe. Nuestras mayores preocupaciones serán saber sencillamente qué hacer, si obedecer , si luchar por nuestra libertad o si ayudar a nuestros semejantes que puedan encontrarse en una situación similar.


Ninja Theory, creadores de Heavenly Sword y el más reciente DmC, dieron forma a una de las aventuras más infravaloradas de esta generación, que detrás de un nombre tan significativo como Enslaved: Odyssey to the West nos propone una historia tan sorprendente como emotiva. La esclavitud, teóricamente abolida desde hace cientos de años, retorna para abrir un argumento en el que comenzamos secuestrados en una nave de esclavos. Una joven desconocida se cruza en nuestro camino, e, irónicamente, cuando pensamos estar más cerca de la libertad, nuestra futura y pelirroja compañera de aventuras nos vuelve a convertir en esclavo con una impactante tecnología del futuro. Gracias a una especie de bandana metálica puede controlarnos parcialmente, y lo más importante, si ella, como controladora de la bandana, muere, moriremos nosotros con ella.

Con estas previsiones de futuro, poco más podemos hacer que luchar por sobrevivir y por mantener a nuestra compañía sana y salva. En nuestra ‘odisea hacia el oeste’ descubriremos que la Tierra sigue poblada de recuerdos, y que una ‘nueva orden’ controla lo poco que queda sobre ella. Siendo sinceros, es difícil pensar en una escapatoria para tan compleja situación, pero Enslaved: Odyssey to the West es capaz de descubrir una historia plagada de sorpresas, con uno de los finales más sorprendentes que podemos esperar. ¿Será éste el terrible futuro que nos aguarda?

Dejémoselo a los profesionales


También podría suceder que la invasión no acabase con la raza humana por completo, sólo la transforme. Quizá los gobiernos están listos para esto y estén entrenando a soldados de alto nivel para enfrentarse a tal amenaza, por lo que no será necesarios que nosotros como individuos nos embarquemos en peligrosas aventuras. Demasiado tendremos con sobrevivir a hordas de enemigos sedientos de carne fresquita que acechan en los alrededores de nuestra casa –si conseguimos mantenerla–, así que se lo dejaremos a profesionales. Realmente esto se podría aplicar a multitud de juegos, pero nos centraremos en dos que se basan en esta temática ofreciendo una visión potencialmente apocalíptica que, quién sabe, podríamos vivir sobre la tierra en los próximos días.


Imaginad –en el mejor de los casos– que sobrevivimos a estos escasos días del apocalíptico 2012 y que en 2013 ocurre una guerra nuclear. La situación en la Tierra es tan dura que obliga a la humanidad a vivir bajo tierra. Nos trasladamos concretamente hasta Moscú, la capital de Rusia. Aquí los supervivientes viven reunidos en el metro, donde las estaciones se han convertido poco a poco en países. Las ideas empiezan a imponerse a la convivencia, y marxistas y nazis comienzan a luchar por el control de distintas estaciones. Algunas se mantienen al margen de estas dos facciones, pero la mayoría han sido destruidas por los ‘Oscuros’. Los Oscuros no son otra cosa que lo que queda de los humanos y animales que se quedaron en la mortal superficie terrestre, y que a causa de la gran radiación han mutado en temibles criaturas que han perdido toda su esencia original. Bajo esta desalentadora situación nos encontramos en la creación de Dmitry Glukhovsky, la novela homónima que sirve de base Metro 2033, el juego de 4A Games editado por THQ en el que nos convertimos en un miembro de la seguridad de la estación VDNKh. ¿Llegaremos a esa situación?

AnteriorPrimera 1 2 3 4 5 6 7 8 ÚltimaSiguiente

Síguenos
Últimos artículos
Noticias destacadas
Últimas noticias
Encuesta
¿Triunfará la realidad virtual en videojuegos?
 Revolucionará los videojuegos
 Se convertirá en una forma más de jugar
 Será una moda pasajera, como las 3D
 No, en absoluto