El adiós de THQ

El adiós de THQ

Pablo Grandío / Jorge Cano · 20:32 24/1/2013
La compañía americana desaparece tras sus problemas financieros. Repasamos su historia y qué será de sus estudios y sagas.

Este miércoles, 23 de enero por la noche se confirmaba que THQ, en proceso de bancarrota desde el mes de diciembre, desaparecerá finalmente. Jason Rubin, su presidente desde hace pocos meses, y su consejero delegado Brian Farrell, informaban a los empleados en una carta que se había decidido vender los activos de la compañía por partes, en lugar de encontrar un comprador para la totalidad de la empresa. Tal y como había dictaminado la jueza encargada de la declaración de bancarrota de la compañía, si la suma de las ofertas individuales por diferentes activos de THQ superaba a la puja por su totalidad, THQ no tendría más remedio que venderse por trozos para que así sus acreedores pudiesen recuperar la mayor parte de las deudas.

Desde ayer y a lo largo del día de hoy se han venido confirmando los dueños de los diferentes fragmentos que formaban THQ, quedando algunos sin vender y presumiblemente condenados a cerrar. Entre ellos destaca Vigil Games, los creadores de la saga Darksiders, que no han encontrado comprador. Independientemente de lo que ocurra con el resto de propiedades, filiales y sagas de THQ, tanto Rubin como Farrell han expresado en la carta que la compañía dejará de existir. No se sabe si la marca THQ, como activo que sigue siendo de la empresa, será adquirida por alguien y continuará existiendo como sello de publicación de videojuegos.

Vuelve el terror, la acción y la supervivencia de mano de THQ.
Compartir

El destino de los activos de THQ

En la carta de ayer, los ejecutivos de THQ anunciaban los acuerdos de venta ya cerrados, que horas después se detallaban, para ser anunciados hoy oficialmente por sus nuevos dueños.

Metro y Saints Row continuarán con Koch Media


Volition, estudio responsable de Saints Row y creadores de motores gráficos con físicas muy avanzadas, ha sido adquirida por la austriaca Koch Media (Sacred, Dead Island) por una puja de 22 millones de dólares, muy superior a los 5,4 millones que ofrecía Ubisoft. Koch se hace también con los derechos de la saga Metro, lo que incluye la distribución de Metro: Last Light, por 5,8 millones de dólares frente a los 5,175 que ofrecía Ubisoft.

Koch Media ya ha anunciado que no se limitará a distribuir Metro: Last Light y añadir Volition a su creciente red de estudios, sino que ha confirmado que tanto Saints Row como Metro tendrán nuevas entregas. Se sabe desde hace algún tiempo que Saints Row 4 está en preparación, con lanzamiento previsto para este mismo año, lo que podría cambiar tras la adquisición por parte de Koch.

Ubisoft se hace con South Park y sus ‘prófugos’


La compañía francesa Ubisoft ha adquirido con los derechos de publicación de South Park: The Stick of Truth por 3,265 millones de dólares, y también ha adquirido el estudio de THQ Montreal por 2,5 millones. South Park: The Stick of Truth es un nuevo juego de rol basado en la veterana serie de animación, desarrollado por Obsidian Entertainment, los creadores de Fallout: New Vegas, entre otros títulos.

La irreverente serie nos muestra lo que prepara su próximo videojuego.
Compartir

El estudio de THQ Montreal pasará a ser "vecino" del estudio que Ubisoft ya tiene en la ciudad canadiense, que ha firmado juegos como Assassin’s Creed o Prince of Persia. Irónicamente, este estudio había sido formado por ex empleados de aquél, entre ellos Patrice Désilets, uno de los creadores de Assassin's Creed. Actualmente se encuentran trabajando en 1666, juego del que os hablamos hace no mucho, y Underdog, del que se desconocen detalles. Ubisoft ha concretado en la nota de prensa que ha adquirido junto al estudio una "propiedad intelectual todavía sin anunciar", lo que podría hacer referencia a cualquiera de las dos.

Take-Two se hace con el nuevo juego de los creadores de Left 4 Dead


Take-Two ha comprado los derechos de la marca Evolve por 10 millones de dólares. Se trata de un nuevo juego que estaba siendo desarrollado por Turtle Rock Studios, los creadores de Left 4 Dead, que también había pujado por comprar su marca, pero solo con 250.000 dólares. Hoy mismo se han filtrado algunos bocetos e ilustraciones de este título.

Además, durante el día de hoy se ha especulado con que 2K Sports, sello de 2K, podría haberse hecho con la licencia de WWE, la lucha libre americana, la saga más longeva de THQ. También se ha especulado con una compra por parte de EA, que ya en junio adquirió la licencia de UFC.

Sega adquiere Relic Entertainment, los creadores de Company of Heroes, por 26,6 millones de dólares, superando en tan solo 300.000 dólares la puja que Bethesda Softworks había hecho.

El juego bélico de THQ nos mostrará mañana su jugabilidad.
Compartir

Finalmente, Crytek, la compañía alemana responsable de Crysis, ha comprado los derechos de la saga Homefront, cuya segunda parte estaba desarrollando Crytek UK (antiguos Free Radical Design) para THQ, por solo 500.000 dólares. No se sabe si Crytek se autoeditará, o si venderá los derechos a otra compañía. Los creadores originales de Homefront, Kaos Studios, fueron cerrados por la propia THQ en junio de 2011, tras los agridulces resultados de la primera entrega de la saga.

Las incógnitas

Según informan los propios Rubin y Farrell, no todas las propiedades de THQ se han vendido, aunque se espera que haya nuevos acuerdos esta misma semana. Destaca que no se haya vendido todavía ni Vigil Games, los creadores de Darksiders. Durante el día de hoy, varios empleados de Vigil Games han expresado su pesar por este hecho, con la despedida del diseñador jefe de Darksiders con una carta, y filtraciones sobre cómo iba a ser Darksiders III que seguramente habrán dejado triste a más de un fan de Guerra y Muerte. La japonesa Platinum Games, creadores de Madworld o Bayonetta, entre otros, han expresado interés en comprarla -barata, literalmente-.

Los lanzamientos de THQ previstos para los próximos meses, Metro: Last Light, South Park y Company of Heroes 2, han cambiado de editor. No se sabe cómo afectará esto a sus fechas de lanzamiento.