Dentro del fenómeno DayZ

Dentro del fenómeno DayZ

Carlos Leiva · 17:35 4/1/2013
Repasamos las claves de uno de los mods de moda y que pronto contará con su propio juego independiente.

Como muchos sabéis, una de las grandes ventajas de jugar en PC se encuentra en las opciones de modding de la plataforma. Gracias a esto y a la comunidad de jugadores hemos visto cómo nuestros juegos favoritos mejoraban gráficamente hasta límites insospechados e incluso hemos tenido la ocasión de presenciar el nacimiento de nuevos géneros como los MOBA. Tampoco podemos olvidarnos de que algunos juegos de gran éxito como DOTA o Counter-Strike fueron creados inicialmente como mods antes de convertirse en títulos independientes.

El famoso mod de Arma II que nos lleva a un enorme escenario donde tendremos que sobrevivir a los zombis y otros peligros.
Compartir
HD

Esto nos lleva al día de hoy, en pleno fenómeno zombi y donde la moda por los muertos vivientes ha invadido prácticamente la totalidad de medios. A pesar de los innumerables juegos que existen con esta temática (o que los incluyen de alguna forma u otra), hasta la fecha ningún título nos había puesto en la piel de un superviviente cuyo único objetivo consistiría en sobrevivir al día a día en un mundo donde la civilización ha llegado a su fin, como si de un simulador se tratara.

Esto llevó a Dean Hall a responder a las necesidades de la comunidad creando DayZ, un mod para ArmA II que se ha convertido rápidamente en todo un éxito, incluso a pesar de que dicha modificación todavía se encuentra en fase alfa de desarrollo. No en vano, este simulador de zombis ya cuenta con casi un millón y medio de usuarios únicos registrados y dentro de poco será un juego independiente. Así pues, ¿qué tiene DayZ para haberse convertido en lo que es a día de hoy?

Supervivencia extrema

Sobrevivir en un mundo donde el apocalipsis zombi ha llegado debe de ser algo duro y cruel, donde cada paso que damos es una lucha por llegar vivos al día siguiente. Esto es exactamente lo que transmite DayZ, por lo que ya os vamos avisando que no se trata de un título para impacientes. Es un juego difícil, complicado, muy complejo y no tiene ningún tipo de piedad con el jugador. No hay objetivos ni misiones para cumplir, simple y llanamente tendremos que apañárnoslas para aguantar vivos todo el tiempo que nos sea posible en los más de 200 kilómetros cuadrados con los que cuenta el mapa en el que se ambienta (Chernarus).

Por tanto, nuestra principal prioridad será buscar alimentos y bebidas para evitar morir de inanición o deshidratados. Esto nos llevará a explorar ciudades y todo tipo de localizaciones en busca de recursos, e incluso a cazar animales salvajes para tener algo que llevarnos a la boca. Pero claro, en un mundo así no sobreviviremos solo con pan y agua, por lo que encontrar armas y munición (la cual suele escasear bastante) para defendernos, medicamentos y vendas será también algo prioritario. En cuanto al inventario, este es limitado, lo que nos llevará a tener que administrar muy bien lo que queremos llevar con nosotros y lo que no, algo que nos obligará a saber distinguir a los objetos útiles de lo que no, ya que también encontraremos mucha basura inservible.

Respecto a los zombis, tenemos que decir que son extremadamente rápidos y tenaces. Su velocidad es similar a la nuestra y como os detecten y no tengáis nada con lo que defenderos, preparaos para correr como posesos intentando despistarlos, ya sea saltando vallas o zigzageando en un bosque para despistarlos entre los árboles. En cambio, si pretendéis libraros de ellos corriendo a campo descubierto y pensando que "ya se cansarán" de perseguiros, probablemente os llevéis un disgusto muy serio y consigáis atraer a más infectados.

La clave para evitar esto y otras situaciones comprometidas se encuentra en el sigilo. Os recomendamos no perder nunca de vista vuestros indicadores de ruido y visibilidad y que extreméis las precauciones siempre que vayáis a adentraros en un nuevo sitio, ya sea avanzando a rastras por el suelo entre la hierba, comprobando que no escucháis nada raro cerca, etcétera. Y mucho ojo con los disparos si no queréis atraer a una buena cantidad de infectados con el ruido de vuestras armas.