Vandal
Cosas que sabes si creciste con una Nintendo 64

Cosas que sabes si creciste con una Nintendo 64

Acompáñanos en este viaje nostálgico por la consola de 64 bits de Nintendo, que nos regaló momentos inolvidables.

Con cada cambio de generación los jugadores viven de manera apasionada el salto a las nuevas consolas. Nos interesamos por rumores, por los datos previos sobre la potencia de las máquinas y los juegos que las acompañarán en su estreno. A mediados de los años noventa se produjo un salto cualitativo en lo que respecta a esto del ocio digital: pasamos de las dos a las tres dimensiones con hardware cada vez más potente, de la mano de tres máquinas que defendían a capa y espada esta visión: PlayStation, Sega Saturn y Nintendo 64.

Fue una generación de ruptura de esquemas clásicos, pues Sony se abrió hueco en un territorio que hasta la fecha habían dominado dos titanes como Sega y Nintendo. Hoy queremos rendir un homenaje tan personal como colectivo a la consola que Nintendo puso a la venta en aquella generación, a Nintendo 64. Fue una bestia parda en lo técnico que gozó de una salud envidiable en cuanto a catálogo de juegos, y que marcó a toda una generación de jugadores gracias a sus no pocas virtudes.

Nintendo 64, antes bautizada como Ultra 64, nombre que abandonó por conflictos de marcas con Konami, llegó al mercado japonés en verano de 1996 para lanzarse meses más tarde en Norteamérica y Europa. Fue la última consola de sobremesa de Nintendo que hizo uso de cartuchos, y la primera con potencial suficiente para ofrecer gráficos sólidos en tres dimensiones. De ahí le vino en parte el nombre en clave de "Project Reality", con un ambicioso chip gráfico diseñado por Silicon Graphics. Le rendimos homenaje a la máquina con los recuerdos que todos sus compradores siguen teniendo.

Sufrimos con dolor aquel retraso

Los adictos a la Super Nintendo llevaban al menos un par de años escuchando bonitas palabras sobre la siguiente consola que preparaba la compañía. Se hablaba de alta tecnología, de gráficos en tres dimensiones que superaban a los primeros coqueteos 3D de la anterior máquina, y eso resultaba muy atractivo. Su lanzamiento estaba previsto para 1995, pero la máquina acabó retrasada un año y en varias ocasiones además para trabajar más el desarrollo de su software. La espera se hizo muy larga para todos sus compradores, pero acabó mereciendo la pena.

¡Mario en 3D! ¡Es Mario en 3D!

El catálogo inicial de Nintendo 64 fue muy reducido. La consola llegó a las tiendas solo con dos juegos (al menos en EE. UU.), hecho que no restó importancia al lanzamiento, más que nada porque uno de esos títulos era Super Mario 64. Era la primera vez que el por aquel entonces todavía fontanero se subía al carro de las tres dimensiones, y lo hacía con una maestría enorme, siendo uno de los juegos más influyentes de todos los tiempos. Aquel castillo 3D, aquella música, aquellos saltos y aquellas estrellas están grabados en la mente de todos los que vivieron este lanzamiento, un juego tan impactante que es difícil explicar con palabras.

Gozamos con el mundo de Ocarina of Time

Después de la grata sorpresa que fue Super Mario 64, Nintendo nos deleitó con su primera interpretación del concepto del mundo abierto en tres dimensiones con The Legend of Zelda: Ocarina of Time, otro juego inolvidable, considerado uno de los mejores de todos los tiempos, y también de los más influyentes. Fue también el salto de una saga 2D a las 3D, y lo hizo acompañado de un mapa que en aquel momento nos parecía enorme, inmenso y vivo. Perderte por el bosque Kokiri, cabalgar por la llanura de Hyrule con Epona, visitar el Castillo de Hyrule, la Montaña de la Muerte o el Dominio de los Zora, la primera vez que viajabas en el tiempo... es un juego lleno de momentos inolvidables, que junto con Mario 64 compensaban la compra de esta consola.

Y lo jugamos con un curioso cuaderno al lado

Uno de los mayores disgustos que nos llevamos los jugadores españoles de la época fue enterarnos de que finalmente The Legend of Zelda: Ocarina of Time llegaba a España con textos en inglés, aquel 11 de diciembre de 1998.

Nintendo España tuvo el detalle de currarse una guía de textos e incluirla con el juego, con todas las líneas diálogos de los personajes en inglés y su respectiva traducción en español, para que nos perdiéramos un solo detalle del juego. Así, muchos disfrutamos de esta aventura con este cuaderno al lado, que nos sacó de algún atolladero, porque para poder superar algunas situaciones tenías que entender bien las pistas de los personajes o el entorno. Por suerte la siguiente entrega, The Legend of Zelda: Majora's Mask, sí que vino traducido, así como todos los Zelda que han llegado después.

Tuvimos un mando tan original como peculiar

El mando tridente de Nintendo 64 es uno de los más extraño de cuantos se han hecho nunca. Estaba diseñado para cogerlo de dos maneras diferentes, dependiendo de si el juego era en 2D, y utilizabas la cruceta digital, o de si era en 3D, y utilizabas el stick analógico. Una idea muy atrevida pero que funcionaba, aunque no todo el mundo esté de acuerdo, y deparó no pocas anécdotas, como gente que no sabía cogerlo correctamente tras muchas horas de juego.

Las secuelas físicas del stick de su mando

Las secuelas de Nintendo 64 fueron más allá de perder uno o dos amigos por las partidas competitivas por las tardes. Algunos jugadores sufrieron consecuencias físicas reales en las palmas de sus manos por el uso desmesurado del stick analógico central incluido en el mando. Ciertos minijuegos de Mario Party requerían el uso del stick desde la palma de la mano. Si lo usabas de una forma demasiado intensa, podías acabar con marcas. Nintendo llegó hasta a ofrecer guantes especiales a los jugadores del juego para evitar heridas. Se calculó que el coste para la compañía en caso de tener que fabricar guantes para todos los compradores del título de minijuegos rondaría los 80 millones de dólares en Norteamérica.

Rare nos dio muchas alegrías

Tras deslumbrar a todos en Super Nintendo con la trilogía Donkey Kong Country y Killer Instinct, Nintendo decidió apostar muy fuerte por los británicos Rare, que se convirtió en uno de los mayores baluartes de Nintendo 64, una consola que no hubiera sido lo mismo sin el apoyo de este estudio.

Killer Instinct Gold, Blast Corps, GoldenEye 007, Diddy Kong Racing, Banjo-Kazooie, Jet Force Gemini, Donkey Kong 64, Perfect Dark, Mickey's Speedway USA, Banjo-Tooie y Conker's Bad Fur Day dotaron de calidad y variedad al catálogo de esta consola, y convirtieron a Rare en uno de los estudios más queridos por los nintenderos.

Por ello fue tan traumática su marcha de Nintendo para ser adquirida por Microsoft en 2002, un estudio que fue un referente en la industria del videojuego, y que ahora es una sombra de lo que fue.

Pokémon dio el salto a la sobremesa

Durante la segunda mitad de los noventa vivíamos el auge de Pokémon en consolas portátil. Game Boy y Game Boy Color se configuraban como las máquinas idóneas para capturar estos adictivos bichitos pixelados. ¿Cómo no iban a dar el salto a la sobremesa con el rendimiento comercial que conseguían en las tiendas? El resultado nos dejó varios juegos de Pokémon en Nintendo 64, algunos tan atractivos como Pokémon Stadium y Pokémon Snap, y otros más raros como Hey You, Pikachu!, una especie de Tamagotchi de Pikachu controlado por voz.

La N64 de Pikachu

Hablando de Pikachu, es inevitable que se nos dibuje una sonrisa en el rostro a quienes recordamos con cariño aquella Nintendo 64 diseñada a imagen y semejanza de esta criatura. Fue una consola enfocada a todos los fans de Pokémon, a quienes seguían al personaje tremendamente popular por los juegos y por la serie de televisión. La consola, en azul o naranja según los mercados, contaba con un diseño de Pikachu en la parte superior al que se le sonrojan las mejillas, botonera de pokéball y un mando con diseño exclusivo.

Conocimos los shooters con Perfect Dark y Golden Eye

Jugar a shooters en los noventa era cosa del PC. De hecho, todavía siguen existiendo muchos jugadores que repudian el uso del mando para pegar tiros, y dicen que como el teclado y el ratón no hay nada. Sagas como Halo han hecho mucho por los FPS en consolas, pero antes de eso vivimos una primera explosión de los shooters en Nintendo 64 gracias a títulos como Turok: Dinosaur Hunter, Golden Eye y Perfect Dark, que demostraron que la acción en primera persona tenía potencial para ser uno de los géneros estrella también en consola. No pocos jugadores tomaron contacto con los disparos por primera vez con estas dos joyas de Rare, que todavía divierten en competitivo local.

Ampliamos su potencia con el Expansion Pak

Hablar de resoluciones y de frames por segundo es el pan de cada día de todo jugador en la actualidad, pero fue en la era de Nintendo 64 cuando uno de estos conceptos, el de los fotogramas por segundo, comenzó a hacerse notorio, y lo hizo de la mano del Expansion Pak, esa ampliación de memoria de la consola que mejoraba sensiblemente el rendimiento de ciertos juegos y resultaba obligatorio para otros, como Donkey Kong 64, The Legend of Zelda: Majora's Mask y Perfect Dark. Por aquellos tiempos pensábamos que este artilugio de tapadera colorada hacía magia negra; ahora sabemos que duplicaba la memoria de la máquina.

Tardes interminables de vicios con los amigos

Las partidas compartidas en el mismo sofá, cara a cara y sin Internet de por medio, han dejado de estar al alza con el paso de los años, por ello es de recibo que recordemos aquellos momentos míticos jugando con amigos a obras como Bomberman 64, Golden Eye 007, Mario Kart 64, Mario Party y Smash Bros, gracias a la que consola con cuatro puertos para mandos, algo que aprovecharon muchos juegos.

Se puede decir que estos títulos multijugador de Nintendo sentaron un nuevo precedente en las partidas con colegas: cuatro mandos, unos refrescos, patatas fritas y a perder la noción del tiempo. También sirvieron para provocar verdaderos cismas entre amistades forjadas durante años.

Sufrimos aquel mito de tener una consola "para niños"

En los noventa los videojuegos eran cosa de niños, todavía eran considerados un juguete, y cualquier juego un poco más violento de lo normal, como Mortal Kombat, generaba mucho revuelto y polémica. Nintendo 64 se cruzó, además, con una imagen que durante años ha estado atribuida a las consolas de la compañía y que habla de ellas como máquinas para un público infantil. En el colegio, quien tenía la PlayStation era el "guay", el que podía jugar a juegos de moda que iban más allá de Mario, más violentos y supuestamente adultos. Nintendo 64 fue un maquinón que sufrió este sambenito durante no pocos años.

Pero fue una consola con muchos juegos adultos

Considerar a Nintendo 64 como una consola para niños ni era más que otro falso mito de los que se expanden por esto de los videojuegos. La realidad es que la máquina contó con juegos para un público de mayor edad bastante destacados, como Golden Eye, Perfect Dark, Conker's Bad Fur Day, Killer Instinct o Resident Evil 2. Quien quería violencia en Nintendo 64 la podía tener en forma de cartuchos que llegaban a otras consolas en formato CD o que directamente eran juegos exclusivos solo disfrutables en Nintendo 64.

Los juegos eran más caros

El duelo CD vs. cartucho que se inició en aquella generación, en la que los debates sobre cuál era mejor tecnología eran constantes, contó con un claro ganador. Los discos terminaron imponiéndose por mera lógica, ya que permitían almacenar más datos con menos coste de producción. El bolsillo siempre manda y los cartuchos de Nintendo 64 resultaban más caros que los discos de la competencia. Esto hizo que los juegos llegaran a mayor precio a las tiendas, y que algunas third parties se lo pensaran dos veces a la hora de lanzar sus juegos en Nintendo 64, que tuvo muchos juegos y muy buenos, pero no tantos como su rival directo.

Fue la consola de los colores

No nos equivocamos si decimos que Nintendo 64 puede ser una de las consolas del mercado con más variantes de diseño disponibles, y no solo por la existencia de ediciones específicas para cada mercado o por la Edición Especial Pikachu; Nintendo 64 se puede encontrar en más de ocho variantes transparentes, en edición dorada, en versión de combate de Pokémon Stadium y hasta en adaptaciones específicas para ciertos mercados como la N64 Ana diseñada para all Nippon Airways o la N64 Hyundai Comboy para Corea (debido a la prohibición de la venta de productos japoneses aplicada en esta región).

Tuvo ratón, micrófono y controles de movimiento

Nintendo 64 no se libró de contar con un buen surtido de accesorios. Además del Expansion Pak, los seguidores de la máquina se hicieron con el Rumble Pak para sentir la vibración por primera vez en un mando de consola y accedieron a artilugios como el Transfer Pak enfocado a transferir datos de juegos de Game Boy a juegos de sobremesa. La consola también contó con ratón oficial para jugar a juegos como Mario Artist, con un dispositivo de detección de voz y se quedó a las puerta de tener un adaptador de juegos de Game Boy, el Wide-Boy 64, que no llegó a ponerse a la venta de forma oficial.

Se podía conectar a Internet

Por estas tierras aquello de conectar una consola a Internet en los noventas resultaba magia negra y tuvimos que conformarnos generalmente con las historias venidas de Japón que nos contaban las revistas. Recordamos con entusiasmo aquel 64DD, dispositivo que se acoplaba a nuestra consola para permitirnos leer discos, conectarnos a la red para jugar online y descargar demos en la consola. Llegó al mercado nipón acompañado de la plataforma Randnet, prehistoria de los servicios actuales, que dejó de funcionr pocos años después, y que brindó, entre otras curiosidades, SimCity 64 y Doshin the Giant, que acabó llegando a GameCube. Sí, el Nintendo 64DD fue un rotundo fracaso.

Lo flipamos con los VHS de las revistas

Otro instante que recordamos con cariño de la generación de Nintendo 64 deriva de las revistas de la época, sobre todo en los meses previos al arranque de la generación. En aquel momento el formato audiovisual vigente en las casas era el VHS, por lo que no pocos jugadores recuerdan las cintas que acompañaban a las revistas de la época aportando informaciones sobre la nueva consola como aquel Objetivo Nintendo 64 de Hobby Consolas en diciembre de 1996, que caló fuerte en nuestras retinas, y que nos permitió ver por primera vez en acción Super Mario 64, que nos dejó completamente alucinados.

Que te regalaran Super Man 64 era de ser mala gente

Todas las consolas tienen juegos malos, es una cuestión que hemos podido comprobar empíricamente, pero Nintendo 64 ostenta en su catálogo una de las gemas más queridas dentro de este mundo de los títulos deplorables: Super Man 64, que durante muchos años ha tenido el dudoso honor de ser uno de los peores juegos de la historia. Conocemos gente a la que aquel horripilante juego le acabó cayendo como un regalo. Es lo que tiene que tus abuelos busquen "un juego para la consola esa del niño" en una gran superficie.

Todos fuimos el niño de "¡Nintendo 64!"

No queremos cerrar este especial nostálgico sobre Nintendo 64 sin rememorar uno de los vídeos virales de aquella época. Tardío, eso sí, porque saltó a la fama cuando estaba bien entrada la posterior era de Internet. Hablamos de Brandon Kuzma, más conocido como el "Niño de Nintendo 64, quien con apenas 9 años recibió como regalo de Navidad la consola de Nintendo, y que protagonizó junto a su hermana pequeña Rachel un momento muy recordado del mundo de los videojuegos. Aquel niño en pijama todavía nos representa cuando recibimos una consola nueva.


GarcianSmith · hace 3 horas
[respuesta:63]Hombre burrada no es, porque es totalmente cierto.

[quote]Hola? el que ha escrito esto tenia la N64? por que yo he jugado al zelda Majora's mask i al perfect dark sin expansion pack.
También tuve el donkey kong 64 mucho mas adelante que estos dos que comento pero no recuerdo haberlo puesto aunque si me suena que traia algo especial.[/quote]

Antes de lanzarte al cuello del redactor, una pregunta, tuviste la N64? porque dices cosas que no son, tengo la consola aquí y esos juegos sin Expansion Pck no funcionan, ya te lo pone en la propia carátula.....
El propio [b]Donkey kong 64[/b] se vendía con el propio Expansion Pack, sino lo ponías.....el juego no iniciaba y había un cartel de emergencia.
[b]Perfect Dark[/b] la caja ponía claramente[b]"Expansion PAck Required for Maximun Gameplay"[/b]; sin el expansion no podías jugar al modo 1 jugador, ni al modo cooperativo, ni de 4 jugadores... es decir sólo podías jugar al 35% del juego....

Antes de decir algunas cosas es bueno asegurarse de lo que se dice que sino...;)[/respuesta]

linkwoolf · hace 3 horas
[respuesta:63]En donkey Kong si que era obligatorio, te daba un mensaje de error si lo ponías con el clásico Jumper pack. En majoras no estoy seguro ya que para cuando lo compre ya tenía el expansión pack, pero por algo será.[/respuesta]

DOMINGASO · hace 6 horas
No entiendo que os hayáis leído el post entero y NADIE haya comentado esta burrada:

" Expansion Pak, esa ampliación de memoria de la consola que mejoraba sensiblemente el rendimiento de ciertos juegos y resultaba obligatorio para otros, como Donkey Kong 64, The Legend of Zelda: Majora's Mask y Perfect Dark. "

Hola? el que ha escrito esto tenia la N64? por que yo he jugado al zelda Majora's mask i al perfect dark sin expansion pack.

También tuve el donkey kong 64 mucho mas adelante que estos dos que comento pero no recuerdo haberlo puesto aunque si me suena que traia algo especial.

Saludos

angeldejota · 10/12/2017 23:38
La mejor videoconsola que a creado nintendo con absoluta diferencia. Entonces nintendo hacia buenas maquinas no como ahora, y por cierto a los escocidos de siempre iros a echar bilis a otra parte que por mucho que pretendáis cambiar la historia esta es imborrable. Entonces n64 era una puta xbox X y psx una ps3 en cuanto a hardware. Hay cosas que no tienen discusión y esta es una de ellas.

MelvinSaenz · 06/12/2017 08:01
Que buenos tiempos !!!

Flecha subir