Censura en los juegos

Censura en los juegos

Sara Borondo · 20:01 2/5/2011
El sexo, la política y, sobre todo, la violencia, han afectado a numerosos títulos.

35 años desde las primeras críticas

Desde sus mismos inicios, los videojuegos comerciales fueron el objetivo de voces airadas que clamaban lo inadecuado de sus contenidos. Según el libro "The Ultimate History of Video Games" en 1976, cuando Exidy Games lanzó el juego de conducción "Death Race" en el que el jugador debía golpear a unos esqueletos que escapaban del cementerio. Cuando lo lograban, aparecía una crucecita. Muchos locales se negaron a aceptar la máquina arcade y se levantó una agria polémica en algunas televisiones estadounidenses, aunque Exidy insistió en que se trataba de atropellar demonios y no personas.

Poco después, en 1981, Un adolescente de 15 años consiguió un récord mundial con "Defender", lo que le llevó a aparecer en la revista Time. El problema es que logró el récord en horario escolar. A raíz de este hecho, algunas poblaciones estadounidenses prohibieron a los menores jugar en horas lectivas o establecieron toques de queda para entrar en los recreativos, y en Filipinas se prohibieron los videojuegos y el gobierno de Ferdinand Marcos dio a los propietarios de recreativos dos semanas para destruir las máquinas.

Estas medidas se adoptaron hace décadas, pero no han desaparecido del todo con el paso del tiempo. Este mismo año 2011 el gobierno de Vietnam ha establecido un toque de queda para los juegos online desde las diez de la noche hasta las ocho de la mañana con la intención de evitar los efectos secundarios de un uso prolongado y sin descanso de este tipo de juegos entre los más jóvenes, aunque la prohibición también afecta a los adultos. Ya en junio del año pasado las autoridades vietnamitas decidieron el cierre los locales con acceso a internet que estaban a menos de 200 metros de centros escolares.

Volviendo a los orígenes de la controversia en torno a los videojuegos y la censura, en 1982 la empresa Mystique (perteneciente a Caballero Control Corporation, productora de cine porno) comercializó juegos de contenido sexual explícito para Atari 2600. Uno en particular, "Custer´s Revenge", en el que el jugador interpretaba al famoso general americano en su lucha para beneficiarse por la fuerza a una india, fue muy criticado por diversos grupos feministas y la comunidad india de Estados Unidos. Aunque la polémica sirvió para aumentar las ventas del juego, fue finalmente retirado del mercado.

En 1988 Jaleco decidió publicar en NES el juego de PC creado por Lucas Arts "Maniac Mansion", en el que un grupo de jóvenes que se adentra en una mansión en la que tienen secuestrada a la novia del protagonista. En la conversión a la consola de Nintendo se eliminaron algunos guiños eróticos al jugador (por ejemplo, desaparecieron las estatuas desnudas del escenario) y se cambiaron algunos diálogos.