20 años de Sonic

20 años de Sonic

Ramón Varela · 19:20 7/8/2011
Recordamos los 20 años de historia de esta leyenda viva de los videojuegos.

Sonic The Hedgehog: La respuesta de Sega

El origen de Sonic es conocido y está bien documentado. A diferencia de otras sagas o compañías, quedan pocos secretos por desvelar de esta leyenda de los videojuegos, y Sega no se ha caracterizado precisamente por el hermetismo, ofreciendo cantidad de entrevistas y declaraciones relacionadas con el nacimiento de su mascota. El material de versiones desechadas, betas, y cambios en algunas entregas también ha sido muy estudiado por los aficionados, y gracias a Internet es posible encontrar estas curiosidades sobre cualquiera de las entregas y comprender mejor la evolución de la mascota a lo largo de estos últimos 20 años.

Corrían los años 80 cuando dos titanes japoneses se enfrentaban en la creciente era del entretenimiento digital de las consolas, Nintendo y Sega. Sus sistemas domésticos, Nintendo Entertainment System –NES- y Master System luchaban por ser el sistema más popular en la casa conectado al televisor, y por atraer también a los jugadores de otros sistemas como PC o recreativas con adaptaciones más o menos fieles de los éxitos en arcades. En esta primera ronda, al menos en ventas, el resultado fue favorable para Nintendo, pero Sega no se daba por vencida, ni muchísimo menos, y en octubre de 1988 lanzaría en Japón su sistema de 16 bits, Mega Drive.

Por aquel entonces las conversiones de arcades, en los que Sega ganaba popularidad gracias a juegos como Outrun (1986) o Super Hang-On (1987), eran una baza importante de cara al catálogo de las consolas, pero se cuenta que en la compañía de SErvice GAmes quería un rival de Mario, la mascota de Nintendo, un emblema capaz de dar una nueva imagen a su flamante nuevo sistema y competir con Super Nintendo. Por aquel entonces, Alex Kidd era lo más parecido a una mascota para Sega, pero estaba lejos del fenómeno del fontanero y no había funcionado en la manera deseada en Master System. Sega puso entonces en marcha todos sus departamentos para buscar su nueva imagen, probando muchísimas ideas posibles.

Destacaron cuatro diseños que llegaron "a la final": un conejo gris, un armadillo –que posteriormente sería Mighty-, un hombre orondo con gran mostacho –que evolucionaría a Robotnik- y un erizo de Naoto Ohshima, que ya había trabajado en el diseño de Phantasy Star. Entre los 15 trabajadores del equipo AM8 encargado de dar vida a la imagen de la compañía se encontraba también Yuji Naka, que crearía el motor del juego, y que influiría en decisiones clave de elección del personaje. Por ejemplo, antes de elegir al erizo, se barajaba con una jugabilidad clásica, en la que el personaje debía recoger objetos que se podrían lanzar a los enemigos –muchos títulos de la época funcionaban así, mezclando plataformas y arcade de disparos-. Se dice que esta idea estaba planeada para el conejo, que recogería los ítems con las orejas. Pero Naka era un fanático de los vehículos deportivos, de la velocidad, y poco a poco se fue agilizando la mecánica, hasta que se desechó la animación de recoger un objeto para dar más rapidez. El erizo encajaba bien en esta idea: rodando, y por lo tanto mostrando sus púas, acabaría con los enemigos. Así nacería Sonic, llamado inicialmente Mr. Needlemouse. No obstante, algunas ideas del conejo se reutilizaron para otro cartucho, Ristar, y para Cream, un personaje secundario de los Sonic.

Lo curioso es que, pese a que en su vida Sonic ha cambiado su diseño por uno "manga” o al menos más japonés, en origen Sega quería algo muy americano, similar al estilo Disney de Mickey Mouse o la animación de Félix el Gato, considerando que debía tener éxito en Estados Unidos, y que por extensión, gustaría en todas las culturas. "El erizo más famoso en el mundo" recibió el color lógicamente del logotipo de la compañía, azul, para diferenciarse del rojo de Mario y Nintendo. Sus características zapatillas tomarían el blanco y rojo de Santa Claus, y también por el contraste del color en la portada de Bad de Michael Jackson, disco del cual también se utilizó la hebilla de su cinturón para colocarla en los laterales de dichos zapatos. Hay que entender que Jackson era por entonces el fenómeno del momento –y muchos años después lo seguiría siendo-, y su influencia era bestial como icono de la generación de jóvenes a la que se dirigían los videojuegos. La relación del cantante con Sega y concretamente con Sonic no terminaría aquí, como veremos más adelante.