X

Los juegos de Xbox que queremos ver en Xbox One

Ya podemos disfrutar de 13 juegos de la primera Xbox en Xbox One. Repasamos qué otros títulos nos gustaría ver retrocompatibles.

La retrocompatibilidad de Xbox en Xbox One ya está aquí. Ha llegado oficialmente cumpliendo la promesa de Microsoft de lanzarse antes de que acabe el año y a punto para el estreno de Xbox One X. Los jugadores de la consola ya pueden acceder a más de diez juegos retrocompatibles en la consola que funcionan de forma directa mediante emulación.

Para poder jugar a estos títulos tienen dos opciones: poseerlos en formato físico o en digital. Se pueden usar los discos originales o acudir a las ediciones descargables que están a la venta a través de Xbox Live. El listado de juegos incluye grandes joyas del catálogo de la primera consola de Microsoft como Psychonauts, Ninja Gaiden Black o Crimson Skies: High Road to Revenge y tiene planes de ampliación.

¿Qué podemos esperar en el futuro? La compañía de Redmond ya ha dicho que la variedad de juegos retrocompatibles no será tanta como en el caso de Xbox 360, pero lo cierto es que la primera Xbox cuenta con un catálogo de lanzamientos que nos encantaría ver en la actual plataforma. Os presentamos nuestra lista de deseos para los retrocompatibles de Xbox.

Fable

Un clásico de la extinta Lionhead Studios y del género del rol. Fable fue el primer intento de Peter Molyneux por concebir su ambicioso proyecto de rol y sorprendió en su momento incluso más que las entregas siguientes. Las decisiones y las opciones para decantarse del lado del bien o del mal contribuyeron a crear un mito en la industria que nos encantaría revivir.

Panzer Dragoon Orta

Atractivo, divertido e interesante. Así fue Panzer Dragoon Orta, el salto de la saga de culto de SEGA de los circuitos de Saturn a la primera Xbox. Un shooter venido de Japón para una consola cien por cien occidental que nos llevó a recorrer un apetecible mundo fantástico que mezclaba naturaleza con tecnología. Propuesta indispensable de la primera consola de Microsoft que deberíamos recordar en Xbox One.

The Elder Scrolls III: Morrowind

A falta de un The Elder Scrolls VI, que visto lo visto va a tardar en llegar a las tiendas, sería un buen paso poder rejugar un clásico de la saga, The Elder Scrolls III: Morrowind. Antes de que se produjera la explosión de la licencia con Oblivion, este episodio nos atrapó en Xbox con su mundo rolero en tres dimensiones. Tener una nueva oportunidad de vivirlo en consola sería una forma genial de hacer más llevadera la espera de la nueva entrega.

Halo: Combat Evolved y Halo 2

Lo sabemos, la saga Halo se puede jugar al completo en Xbox One mediante Halo: The Master Chief Collection e incluso con la retrocompatibilidad de Xbox 360, pero estamos convencidos de que nadie dudaría en echar una partida nostálgica a los dos episodios originales de Xbox en caso de tenerlos en formato físico en casa. Sería todo un detalle por parte de Microsoft.

Burnout 3: Take Down

Dentro del género de la conducción, uno de los títulos más solventes de la generación de Xbox fue Burnout 3: Take Down. Criterion Games ofreció un juego frenético y espectacular, completo en cuanto a contenidos, con una jugabilidad que seguimos echando de menos, y una mecánica tan atractiva como los takedowns. Una saga con una personalidad por desgracia perdida.

Steel Battalion

Dentro de los juegos made in Japan de la primera Xbox, Steel Battalion de Capcom y Microsoft Game Studios fue una apuesta segura para el mercado nipón, donde fue uno de los más vendidos en el estreno de la consola, y para Occidente. Llegó a contar hasta con un curioso y enorme mando con sticks y pedales que nos invitaba a meternos en la cabina de sus robots.

Oddworld Stranger's Wrath

El genial Oddworld: Stranger's Wrath se ha podido jugar en plataformas remasterizado, pero donde verdaderamente consiguió resonar fue en la primera Xbox. Oddworld Inhabitants realizó un trabajo notorio con este episodio de la serie que mezcló la tercera con la primera persona, no se olvidó del humor y nos mantuvo conectados a su extraño mundo de criaturas deformes.

Forza Motorsport

Xbox vivió el inicio de no pocas sagas de éxito que todavía están vigentes en las consolas de Microsoft. Una de ellas fue Forza Motorsport, que salió de las oficinas de Turn 10 Studios con capacidad para atraer a los amantes de la conducción y rápidamente se convirtió en un referente de su catálogo. Por pura nostalgia, sería un honor poder recordar aquellas carreras en Xbox One.

Project Gotham Racing 2

Forza no fue la única saga de conducción que destacó en Xbox. Project Gotham Racing de Bizarre Creations abrió nuevos horizontes en el género en la consola de Redmond mediante una jugabilidad que mezclaba la velocidad con la exigencia por parte del jugador. Para muchos jugadores fue uno de los mejores juegos de conducción de la pasada década.

Jade Empire

Sabemos que la Bioware de ahora poco o nada tiene que ver con la que hace años dio a luz a Jade Empire. Los fans de este videojuego de rol de temática asiática han reclamado al estudio una nueva entrega en no pocas ocasiones, pero no se ha podido materializar. Es el momento de impulsar de nuevo la saga relanzando su primera parte en Xbox One con la retrocompatibilidad.

Las Crónicas de Riddick

Se suele pensar que los videojuegos ambientados en licencias cinematográficas no suelen salir bien, pero The Chronicles of Riddick rompió esta extendida norma en Xbox. Starbreeze combinó la acción con el sigilo en una apuesta inesperada que nos trasladó junto a Vin Diesel a un mundo postapocalíptico. Fue uno de los grandes del catálogo de la consola de sobremesa, y todo un referente gráfico.

Splinter Cell: Pandora Tomorrow

Con el paso de los años la saga Splinter Cell se ha colocado en un segundo plano en esto de los videojuegos de sigilo y espionaje, a pesar de haber vivido una juventud exitosa con sus primeras entregas. A la espera de que Ubisoft reviva a Sam Fisher, un primer paso apetecible sería el lanzamiento de Tom Clancy's Splinter Cell: Pandora Tomorrow como juego retrocompatible de Xbox One.

Conker: Live and Reloaded

El paso de Rare de Nintendo a Microsoft nos ha permitido jugar algunos de los títulos pasados de la compañía en las consolas de la compañía de Redmond. Uno de ellos fue el divertido y gamberro Conker: Live and Reloaded, que se adaptó a Xbox con mejoras visuales y añadidos multijugador, además de no cortarse ni un pelo en sus contenidos más censurables. Es uno de los clásicos de la primera Xbox que debe retornar.

Otogi

Antes de que From Software se hiciera mundialmente popular por complicarnos la vida con la saga Dark Souls, se embarcó en la producción de Otogi: Myth of Demons para Xbox. Fue un juego de acción con ambientación asiática, tintes de la cultura ancestral nipona y una jugabilidad innovadora que incorporó elementos como escenarios destructibles destacados para la época.

Shenmue 2

Ahora que la serie Shenmue vuelve a estar de actualidad por el lanzamiento de su tercer episodio y a falta de que se anuncie o no la más que demandada revisión de sus episodios originales, la retrocompatibilidad de Xbox en Xbox One nos brinda una oportunidad única para recordar la segunda parte de la serie, disponible en la primera consola de Microsoft, con su adaptación. Sería todo un regalo para los fans.