RSSYoutubeTuentiBúscanos en Google+
Noticias
Tim Schafer habla sobre los problemas del desarrollo de Brütal Legend

Tim Schafer habla sobre los problemas del desarrollo de Brütal Legend

Hubo problemas de comunicación con los jugadores.

Ramón Varela · 11:12 5/9/2012 · X360 PS3 
Tim Schafer de Double Fine ha reflexionado en una entrevista los problemas de las grandes producciones, los juegos físicos con alto precio y la manera de explicar el funcionamiento de un juego, cuestiones que afectaron al éxito de Brütal Legend, aunque no a la crítica; fue analizado con una nota sobresaliente.

"Hubo un problema de comunicación con el juego. Digamos que si estuviésemos desarrollando el sistema de batalla y lo compartiésemos con la gente antes del lanzamiento, no sólo los jugadores lo conocerían, también ofrecerían ideas para mejorarlo y sentir que era su idea en lugar de esta desagradable sorpresa".

Brütal Legend es considerado un RTS -juego de estrategia en tiempo real- y acción, pero durante muchos meses se vendió como un juego puramente de acción, algo que confundió a los fans. Schafer confirma que Vivendi, la editora, no quería oír hablar sobre ese género: "Vivendi decía 'no, absolutamente no. Nunca diremos que es un RTS, nunca. Incluso si alguien os pregunta si es un RTS diremos que no'".

"La demo fue un accidente. La jugabilidad se complica lentamente, así que la demo es normalmente la primera misión y no tienes la mecánica complicada de un RTS". Además, admite que "comenzó como un RTS, pero evolucionó en el tiempo, si juegas como en un juego de estrategia no ganarás. Tienes que jugarlo como un híbrido de acción y RTS. Creo que no era correcto llamarlo RTS".

Schafer comenta que tras varios lanzamientos en distribución digital volverán a los juegos en formato físico, "pero no a 60 euros".

Juegos Relacionados:


Noticias Relacionadas:

Otras noticias sobre:


Noticias destacadas
Últimas noticias
Síguenos
Encuesta
¿Seguirán los juegos MOBA tipo League of Legends teniendo tanto éxito?
 Sí, e irá a más
 Sí, pero ya han tocado techo
 No, su auge pasará